Museo Ruíz de Luna de Talavera de la Reina

Museo de Cerámica Ruíz de Luna. Wikipedia
Museo de Cerámica Ruíz de Luna. Wikipedia

Museo de Cerámica Ruiz de Luna, colección de piezas desde el siglo XVI al XX, inaugurado en 1996 con colecciones de Talavera y del Puente del Arzobispo.

Museo Ruíz de Luna de Talavera de la Reina

Se indica que las primeras piezas cerámicas o de arcilla, primeras representaciones escultóricas es del Gravetiense, del Paleolítico Superior, del 29.000 al 25.000 a. C.; como la llamada Venus de Dolni Vestonice. Pero es en el Neolítico dónde se han hallado cerámicas o recipientes, que podrían tener una función o finalidad para cocinar o, y, para conservar alimentos.

El proceso de la cerámica pudo haber sido bastante largo en el tiempo, desde la acumulación de objetos, sean figuras o cuencos, y dejarlos secar al aire o al sol. Hasta pasar por fases intermedias de calentamiento al lado de lumbres. Hasta llegar a los primeros hornos, que pudieron ser dentro de la tierra y debajo de las brasas.

La cerámica, material que suele ser utilizada todavía hoy, a niveles tecnológicos de enorme refinamiento, por ejemplo, placas para la defensa de las naves que vuelven a la tierra del espacio, porque permite soportar mejor el calentamiento de la fricción del airee. La cerámica ha sido una realidad que ha ido evolucionando durante siglos y milenios. Y, se considera una de las técnicas y tecnologías que preceden o están al lado de las etapas diversas del Neolítico.

La técnica y el saber teórico y práctico, en general, va avanzando y progresando poco a poco. Puede pensarse según la filosofía de la ciencia, que se van produciendo pequeños cambios y modificaciones, y, de vez, en cuando, se produce un salto cualitativo, una acumulación de pequeños cambios, teóricos o, y, prácticos, que producen una enorme revolución. La etapa neolítica y preneolítica, es esa intersección de docenas de factores, que se van acumulando y produciéndose en distintos lugares del mundo. Difundiéndose y evolucionando…

La cerámica, posiblemente, un cambio evolutivo, que fue progresando durante siglos y milenios. Ha sido o constituido, aunque no seamos conscientes, una acumulación sucesiva de cambios. Produce cambios en la forma de cocinar, por tanto, de alimentarse. Y, la alimentación produce cambios económicos, algunos indican, que también psicológicos y sociales. Y, también, tiene dimensiones y horizontes estéticos y artísticos…

El barro cocido, la cerámica como elemento constitutivo de la escultura y como elementos o artilugios para la cocina actual, ha quedado relegado. No podemos indicar al olvido, pero si, ha sido silenciado, quedado en un lugar pequeño en toda la actual industria de los sistemas de la preparación de los alimentos y de la comida, de la conservación y de la realización de los platos. También el barro y cerámica como escultura, ha quedado, en parte sustituido por todos los materiales derivados de los metales o de los plásticos. Pero ambas realidades, como conservación cerámica del pasado, e, incluso la renovación de la escultura utilizando la cerámica son elementos esenciales para la comprensión de lo humano.

Museo Ruiz de Luna

Al visitar-percibir-pasear por las salas de este museo, somos conscientes, de todas las formas estéticas posibles, toda la decoración, todo el arte y la belleza, que utensilios simples, pueden acarrear y contener y estar y ser en una realidad tan modesta, como puede ser un plato o un cuenco o una vasija… También, las distintas utilizaciones concretas, cerámicas para distintos fines. Y, desde luego los estilos diversos a lo largo del tiempo. La cerámica como sistema de azulejos para decorar paredes y muros, cerámica como dibujo y como pintura, como cuadros, como pintura mural. Y, la cerámica como realidad perdurable ante el tiempo. Se han encontrado piezas cerámicas de hace miles de años, y han soportado debajo de tierra los embates del tiempo. Y, se conservan muros cerámicos pintados de varios siglos, con una claridad de colores, mucho mejor representados que otros sistemas de pintura, sea al óleo o a la aguada o al carboncillo…

La cerámica actual, los museos, los artesanos de esta rama de la expresividad humana, los artistas que utilizan este medio para comprender algo de lo real, luchan una dialéctica, por un lado, la recuperación del pasado en estos campos, por otro lado, intentar que seamos conscientes, que el barro-cerámica es un medio posible, para expresar contenidos formales y conceptuales, en multitud de temas y realidades humanas. Al final, no importa el arte o medio o técnica, que se utilice, sino lo que importa es diríamos la profundidad y la esencialidad de lo que se expresa y como se exprese. Sea con unos trazos de carboncillo, sea con teselas formando mosaicos, sea con barro cocido formando esculturas o platos en cerámica…

No hay región o provincia, todavía incluso, en cualquier lugar del mundo, que no tenga una tradición ceramista, incluso sigan existiendo artesanos del barro o artistas del barro. Solo, aconsejaría, a esta zona de Talavera que invitasen, cada años, cada verano, a grandes artistas internacionales, a que visitasen su ciudad, y, realizasen algunas piezas cerámicas. Algo así, como lo que hizo Picasso. Copiar la idea de Picasso, pero aquí en Talavera-Puente del Arzobispo... @mundiario

Museo Ruíz de Luna de Talavera de la Reina
Comentarios