Mulan se convierte en objeto de críticas por ser demasiado pro China

Mulan. Disney.
Mulan. / Disney.
Han sido los créditos de la producción de Disney los que han causado controversia. La cinta fue estrenada directamente en la plataforma streaming de la empresa y ya cuenta con un listado de varias polémicas.
Mulan se convierte en objeto de críticas por ser demasiado pro China

Mulan se estrenó recientemente por Disney+ y pese a las buenas críticas, las aventuras de esta heroína no han sido ajenas a las críticas. Primero fueron los comentarios de la protagonista, Liu Yifei, que apoyó a las fuerzas policiales de Hong Kong pese a ser acusadas de represión; luego el estreno de la película en la plataforma streaming causó incomodidad por dejar a un lado a las salas de cine y ahora la producción se enfrenta a un boicot internacional por ser muy pro China.

A más de uno no le ha gustado que Disney tenga una aparente complicidad con Pekín, algo que ha quedado evidenciado cuando nos vamos a los créditos de la cinta. Resulta que Disney agradece a las autoridades de las locaciones donde se rodó parte de la acción, es decir en China y Nueva Zelanda. En la primera, hay que trasladarse hasta remota región de Xinjiang, donde la minoría musulmana uigur es duramente reprimida por el Gobierno chino.


Quizá también te interese:

Las primeras críticas de Mulan confirman que más que un remake, es una versión mejorada del clásico

Todos los remakes en acción real que ha presentado Disney hasta ahora


 

Investigaciones recientes han informado de que en esa región china han sido confinados un millón de miembros de la etnia. Estas personas han sido detenidas sin ninguna razón legal en campos de reeducación construidos en la zona con el único objetivo de extinguir su cultura. Las críticas internacionales crecieron luego de que inicialmente Pekín negara la existencia de dichos campos, para luego asegurar que si existían y ayudaban a erradicar el terrorismo islamita. Pese a esto, varios testimonios han asegurado que dentro de los campos ocurren torturas, abusos y adoctrinamiento. Además, hay que sumarle que Xinjiang es una de las regiones más monitoreadas del planeta, donde se vigila con recelo a la población.

“Hay muchas otras regiones en China, y otros países en el mundo, que ofrecen paisajes montañosos de una belleza apabullante como los presentes en la película. Pero al hacerlo (en Xinjiang), Disney ayuda a normalizar un crimen contra la humanidad”, ha sido la opinión de Isaac Stone Fish, columnista del The Washington Post.

La etiqueta #BoycottMulan se ha posicionado rápidamente en varias redes sociales, pero especialmente en lugares como Hong Kong, Taiwán o Tailandia; donde existe una agría relación con las autoridades de Pekín. Por su parte, Disney no ha lanzado ningún comunicado explicándose y quizás tampoco lo haga porque China es uno de los mercados más importantes del mundo y con Mulan, no solo han querido revivir a una princesa con un lado muy feminista, también han querido acercarse a ese rico e importante mercado internacional. @mundiario

Mulan se convierte en objeto de críticas por ser demasiado pro China
Comentarios