Muere a los 87 años Antón García Abril, el gran compositor de la comunicación

Antón García Abril.
Antón García Abril. / elcorreo.com
Era el autor de bandas sonoras inolvidables, como las de las series El hombre y la tierra o Anillos de oro.
Muere a los 87 años Antón García Abril, el gran compositor de la comunicación

El compositor Antón García Abril, uno de los autores más destacados de la música contemporánea, ha fallecido el pasado miércoles en Madrid a los 87 años de edad. Creador de relevancia mayúscula para la cultura española, su larga trayectoria profesional incluye la composición de obras para orquesta, cantatas, conciertos, música de cámara y más de 200 bandas sonoras para cine y televisión.

La obra sinfónica de Antón García Abril, Teruel 1933, es muy extensa y pasa por la mayoría de las formas musicales, obras para orquesta, cantatas, conciertos, música de cámara y destacados ciclos de canciones inspirados en los poetas españoles más importantes. Además, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, INAEM, le encargó en 1986 la composición de la ópera Divinas Palabras, sobre la obra de Ramón María del Valle-Inclán, que se estrenó dentro de las jornadas inaugurales del Teatro Real en 1997, protagonizada por Plácido Domingo.

Para el gran público, es más conocida su faceta de autor de más de 200 bandas sonoras para el cine Los santos inocentes, El crimen de Cuenca, Sor Citroën, Vente a Alemania, Pepe o La ciudad no es para mí, y la televisión, suyas son las inolvidables sintonías de series como El Hombre y la Tierra, Anillos de Oro, Segunda enseñanza, Brigada Central, Compuesta y sin novio, Ramón y Cajal o Fortunata y Jacinta.

Miembro de la denominada Generación del 51 y uno de los fundadores del grupo Nueva Música 1958, la larga carrera de composición ha sido reconocida en los foros de mayor prestigio nacional e internacional, recogiendo el Premio Nacional de Teatro 1971, Premio Nacional de Pedagogía e Investigación Musical 1991, Premio Nacional de Música 1993, Premio del Real Conservatorio Superior de Música 1994, Medalla de Oro de las Bellas Artes 1998, Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid 2003, o Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria 2006.

Sintonía de El hombre y la tierra, de Antonio García Abril. / YouTube

En su faceta didáctica, cabe destacar su labor pedagógica de treinta años al frente de la cátedra de Composición y Formas Musicales del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid desde 1974. Por sus clases pasó una buena parte de los compositores que hoy destacan en el panorama de la creación musical española. @mundiario

Muere a los 87 años Antón García Abril, el gran compositor de la comunicación
Comentarios