El MitMac y el toque de campanas como Patrimonio de la Humanidad

Campanas. Wikipedia
Campanas./ Wikipedia

El Ministerio de Cultura y Deportes pretende que el toque de campanas sea aprobado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. 

El MitMac y el toque de campanas como Patrimonio de la Humanidad

El MitMac o Museo Internacional del Toque Manual de Campanas de Albaida, Valencia, sigue tocando las campanas de forma manual, cada día, desde el siglo XIII.

Existen en España los siguientes museos de Campanas: el de Meruelo, formado por la colección Abel Portilla; el de Urueña, formado por la colección de Campanas Quintana; el de Castell de Os en Os de Balaguer; el Museo de Relojes y Campanas de Santo Domingo de la Calzada; el MitMac de Albaida.

En el mundo estarían el Museo de las Campanas en Mina Clavero, Córdoba, Argentina o el Museo de Campanas de Innsbruck.

Toque de campanas, un reloj lanzado al aire

Durante siglos el toque de campanas, era el reloj lanzado al aire, para que todos los parroquianos conociesen las horas, los toques de misa y rezos (por ejemplo, el Ángelus), con distintas funciones o finalidades o significados (bodas, entierros), para la vida social (anunciando alarmas, incendios, guerras, para espantar tormentas, para recordar conmemoraciones nacionales como nacimientos de reyes, fallecimientos del rey, famosa fue el toque de campanas a nivel de todas las iglesias de Roma cuando la batalla de Lepanto, etc.).

Una de sus ventajas, es que desde la campana de las iglesias de los pueblos, el toque resonaba a varios kilómetros a la redonda, y debemos pensar, en tiempos que no existían relojes de muñeca, las personas solo se orientaban, esencialmente, por la situación del sol y los toques de campanas de su pueblo.

Todos los campaneros de Europa también han aunado esta iniciativa. Es, quizás debido al movimiento de la Historia e historia, que una realidad social y cultural, tan presente durante siglos, haya quedado relegada a casi el olvido. Desde luego, ahora, por lo general, las campanas de las iglesias, son mecánicas con un sistema eléctrico, ya no es manual. Durante siglos, existía la figura del campanero en todas las iglesias. Personalmente he visto tocar a mano, el toque de la campana, por los monaguillos de la iglesia de San Antonio de Padua, Puertollano.

Se produce en el ser humano ese doble sentimiento-emoción-concepción, por un lado caminar hacia el progreso, por lo cual, muchas veces, se van dejando prácticos y objetos y utensilios que durante siglos se han utilizado, por otro lado, se tiene añoranza-recuerdos-rememoraciones de realidades del pasado, que durante siglos ha estado presente en nosotros. Por ejemplo, en el caso que mencionamos, el toque a Misa de Difuntos, cuándo sucedía dicha realidad, por tanto, era un conocimiento para toda la localidad, diríamos, de alguna manera, que los toques de campana eran el telediario en directo de algunos aspectos de la vida de la villa-aldea-pueblo, durante siglos en Europa.

Las campanas, con un toque único, por lo general, realizadas en bronce, no debemos olvidar que cada campana tiene un sonido particular e individual, según el tamaño, la composición del metal. En la actualización de esta práctica se está utilizando varias campanas, tocadas al mismo tiempo, para hacer pequeñas composiciones musicales, y lanzar sus sonidos por el entorno de la ciudad.

Los tipos de campanas 

Se considera que las campanas tienen una existencia de al menos cuatro mil años, cuyo origen sería China, y, según algunos especialistas existen once tipos de campanas, entre las que estarían: las de Iglesia, de mano, cencerros, campanas del altar, de crotales, de agogô, etc.

Entre las campanas más grandes del mundo, estarían las de la Catedral de Colonia, la llamada Gorda de la Catedral de Toledo, la campana del Zar en Moscú, la de Arandas en Jalisco, la Campana María de Pamplona, etc.

Es una característica humana, que a determinadas realidades o entes, no humanos, les ponemos nombres particular, lo hacemos con los animales domésticos y de cría, lo hacemos con las campanas, por lo general, en las parroquias o iglesias con varias campanas, cada una tiene su nombre.

A veces, como un artículo periodístico, a mi modo de ver, es el lugar de la imaginación, no solo de la referencia de la realidad o de la noticia, me ha venido a la cabeza, siempre dos cosas-preguntas, que no sé responder, pero que las presento aquí como conclusión:

Primero, ahora que la cultura es turismo y, por tanto, trabajo y empleo. Me digo a mi mismo, la ciudad que encargase, no sé el coste económico que tendría, la campana más grande del mundo y la instalase en la mitad de un parque, podría ser un motivo turismo cultural.

Segundo, si a cada campana se le cambia el badajo, me pregunto, de peso o altura o de material cambiaría el toque o sonido, por tanto una misma campana podría obtenerse varios sonidos, vuelvo a preguntar. @mundiario

El MitMac y el toque de campanas como Patrimonio de la Humanidad
Comentarios