Buscar

MUNDIARIO

Mientras Disney impulsa el streaming, las salas de cine se hunden

La empresa no ha presentado datos sobre el estreno de Mulan, que fue por medio de Disney+, pero ya anunció que Soul, otro de sus grandes estrenos, también será en su plataforma streaming. Esta noticia ayuda a hundir aún más a las salas de cine que se han visto muy afectadas por la pandemia.
Mientras Disney impulsa el streaming, las salas de cine se hunden
Mulan y Soul, dos películas que Disney estrenan en Disney+. / Disney.
Mulan y Soul, dos películas que Disney estrenan en Disney+. / Disney.

Para bien o para mal, Disney posee una gran presencia en el cine. Solo hay que ir hasta el año pasado, antes de la pandemia, cuando una de cada tres personas iban al cine para ver una película de Disney. No es una sorpresa si tenemos en cuenta que la casa del ratón posee un monopolio tras las compras de Marvel, Lucasfilm, Pixar y más recientemente Fox. 

Todo seguiría viento en popa para Disney si la pandemia no hubiese llegado para cambiar nuestras vidas. La industria del cine ha cambiado y este año no ha sido precisamente rentable estrenar una película en las salas de cine, por lo que muchas productoras han optado por llega a buenos acuerdos con las plataformas streaming.

Así Disney decidió estrenar Mulan en Disney+ pero por medio de un formato de suscripción premium, en el que además de pagar por suscripción mensual, los usuarios de Europa tuvieron que abonar 21,99 euros más. Para muchos fue un precio exorbitante a pagar, pero para los profesionales del cine que aún apuestan por el cine convencional, fue un duro golpe contra las salas de cine hoy en día afectadas por la pandemia.

Disney no tiene por qué ofrecer datos sobre las ganancias que han obtenido por el estreno de Mulan, tampoco lo ha hecho. Por tanto desconocemos si su experimento fue beneficioso, pero lo que si sabemos es que la empresa ha decidido estrenar Soul en Disney+, lo que aparta aún más al público del cine convencional.

Warner Bros. ha sido el único que ha arriesgado al estrenar Tenet en las salas de cine y aunque recuperó el presupuesto invertido, no ha obtenido mayores ganancias, algo que habría sido diferente si hubiese llegado a los cines en tiempos normales. Por tanto, la productora decidió retrasar Wonder Woman 1984 y Dune; mientras que Universal también ha retrasado el estreno de Sin tiempo para morir.

Mientras los cines se hunden, las plataformas streaming siguen ganando seguidores. Netflix ya cuenta con 183 millones de suscriptores en todo el mundo, y le siguen HBO con 140 millones y Amazon Prime Video con 150 millones. @mundiario