Buscar

Michael Haneke define el #MeToo como “puritanismo imbuido de odio a los hombres”

El afamado director austriaco critica los movimientos que buscan reivindicar el papel de la mujer en el mundo.

Michael Haneke define el #MeToo como “puritanismo imbuido de odio a los hombres”
Michael Haneke, director. / Pinterest.
Michael Haneke, director. / Pinterest.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Europa y EE UU siempre han chocado en sus formas de ver ciertas cosas. En esta ocasión parece que no termina de calar movimientos como #MeToo o Time’s Up que buscan reivindicar el papel de la mujer en la sociedad. Luego de la famosa carta firmada por 100 artistas e intelectuales francesas, ha sido el turno del afamado director austriaco Michael Haneke de criticar los movimientos que define como "puritanismo imbuido de odio a los hombres”.

“Actores sospechosos son eliminados de películas y series para no perder público. ¿Dónde estamos viviendo? ¿En la nueva Edad Media?”, dice el director de la magnífica cinta Amor, que también utiliza el término “caza de brujas” que el actor Liam Neeson empleó durante un talk show. “Estamos empezando a enfrentarnos al miedo de esta cruzada contra todas las formas de erotismo”, expresa Haneke, quien señala que le problema puede “entorpecer la creación artística” de los actores.

Pone como ejemplo uno de los films más eróticos del séptimo arte –en sus palabras- El imperio de los sentidos de Nagisa Oshima, es “una de las más intensas y profundas en el tema de la sexualidad”, dice el director que anuncia que en los tiempos actuales esta cinta no podría ser porque las productoras e instituciones “no lo habrían permitido, anticipando obediencia a este miedo”.

El resto de su carta va contra la forma en que la sociedad emplea los medios para castigar crímenes sin ser probados y asegura que luego de esto, será conocido como “Haneke, el cerdo machista”. Opine usted mismo:

Por supuesto, cualquier forma de violación o coacción sexual debe ser castigada, pero creo que la histeria y las condenas sin juicios de las que somos testigos ahora son bastante repugnantes. Y no quiero saber cuántas de estas acusaciones relacionadas con incidentes de hace 20 o 30 años son fundamentalmente declaraciones que tienen poco que ver con un asalto sexual.

Me perturba la furia ciega que no está basada en hechos y los prejuicios que destruyen las vidas de la gente cuyos crímenes no han sido probados en numerosos casos. La gente simplemente es asesinada en los medios, sus vidas y carreras arruinadas. Cualquier tormenta de mierda que surja en los foros de servicios serios de noticias online, después de esas 'revelaciones', envenena el clima social. Y esto complica aún más cualquier argumento sobre este asunto tan importante. La malignidad que te golpea en Internet a menudo te reprime.”  @mundiario