El método Martenot fue pionero en enseñar música a través de las ondas

Maurice-Martenot_opt
Maurice Martenot, violonchelista y radiotelegrafista francés. / Mundiario

Maurice Martenot fue ingeniero, violonchelista, compositor, profesor y director de la escuela de música de París además de inventor del instrumento electrónico llamado “ondas Martenot” en 1928.

El método Martenot fue pionero en enseñar música a través de las ondas

Su método de enseñanza se basa en materiales acústicos, en la psicopedagogía y en la observación directa del niño utilizando técnicas como la imitación, los ecos y la memorización de fórmulas rítmicas. El trabajo rítmico debe realizarse mediante la repetición de fórmulas encadenadas. Por otra parte, el folclore, y concretamente la canción, son muy importantes, ya que la frase o expresión verbal es la base para el desarrollo rítmico.

Este método persigue el desarrollo integral de capacidades musicales en la persona, como son la rítmica, la memoria, la altura del sonido y la improvisación a través de un ambiente de juego, además del cultivo de la representación mental, el esfuerzo-relajación, el aprendizaje por imitación y el desarrollo de la creatividad.

Para Martenot, su método es un sistema de vida que implica la naturaleza, el mundo interior, la expresión y el rigor, Desde su pedagogía musical, considera que el aprendizaje del niño tiene que estar acorde con su desarrollo cognitivo.

Este método propone la educación del oído absoluto y el uso del diapasón teniendo presente la relajación corporal, la audición interior y la concentración, además de que la velocidad sea media. En la actualidad estas capacidades se siguen desarrollando desde los primeros años de Educación Primaria, pero la velocidad es variable según la actividad y el momento de desarrollo de la actividad.

Por otro lado, las actividades de improvisación para Martenot promueven un cambio en el modo en que el alumno aprende, siendo un medio para que este se descubra a sí mismo. En la actualidad estas actividades fomentan la motivación y la deshibición, además del autoconocimiento del alumno.

Por otro lado, el profesor de música adquiere mucha importancia en el aprendizaje del alumno, ya que es este quien crea el clima, exterioriza sus conocimientos y se comunica con ellos. También debe tener presente las posibilidades del alumno y proporcionarle dificultades que pueda dominar. Para ello, el profesor deberá observar, escuchar, recoger, ayudar a descubrir, proponer, provocar y ayudar a que se acerque a las técnicas cuando estas sean necesarias.

 

En la enseñanza actual encontramos una gran influencia de las bases de este método que nos vienen establecidas desde el currículo oficial actual, como son la importancia de la percepción y la expresión de la música como pilares básicos en el aprendizaje musical del alumno en Educación Primaria y Secundaria. Por otro lado, siguen estando muy presentes, sobre todo en los primeros cursos de Educación Primaria, técnicas como la imitación, los ecos y la memorización de fórmulas rítmicas, el folclore y la canción. Pero es en los centros especializados como Escuelas de Música y Conservatorios donde se desarrollan las metodologías de aprendizaje más depuradas y adaptadas a la diversidad del alumnado.

El ritmo es un elemento clave para una enseñanza viva de la música a través del movimiento en el método Martenot y una de las cualidades básicas del sonido en la actualidad que promueve en el alumno una expresión espontánea de gran importancia. Para Martenot, entre las capacidades que el alumno debe tener para que sea capaz de crear están: desarrollar la atención, la concentración y la memoria para que esté en disposición receptiva y en equilibrio. @mundiario 

El método Martenot fue pionero en enseñar música a través de las ondas
Comentarios