Buscar

MUNDIARIO

Mesa de debate sobre el poeta Manuel Molina en su centenario

El poeta Manuel Molina fue recordado en su centenario por sus amigos en una mesa de debate en la Sede Universitaria de Alicante.

Mesa de debate sobre el poeta Manuel Molina en su centenario
Mesa de debate. Sede Universitaria. / Ramón Palmeral.
Mesa de debate. Sede Universitaria. / Ramón Palmeral.

Bajo el atrayente título de Manuel Molina en la vida cultural alicantina de su tiempo, se constituyó ayer tarde día 7 de noviembre una mesa de debate en la Sede Universitaria de Alicante (Canalejas), formada por nueve intelectuales que conocieron personalmente al poeta Manuel Molina Rodríguez (1917-1990 ) para homenajearle en el I Centenario de su nacimiento.

Abrió la mesa de debata el profesor Miguel Ángel Lozano Marcos que hizo un apunte del contenido de la reunión para pasar seguidamente a exponer una interesante semblanza del  poeta tanto en su etapa oriolana como alicantina, como una excelente personas y poeta clave en la vida cultural de Alicante de posguerra, y además supo conservar amistades, de la que hoy se guarda un importante epistolario en el Archivo de la Democracia en la Universidad de Alicante.

Los sucesivos ponentes hablaron de las publicaciones de prensa y revistas de la época, sin faltar una referencia a la censura franquista que afectó a la libertad creativa, a la que se hace alusión, indirectamente, en el poemario Hombre a la deriva de 1950, sobre la falta de libertad. En los años 40 y 50 dos instituciones eran fundamentales: El Movimiento y la Iglesia. No había iniciativas públicas para publicar libros ni revistas, por ello Molina sus amigos, privadamente, costearon publicaciones, pues la vida cultural de aquello años era un desierto  A pesar del silencio a que se sometió a la obra de Miguel Hernández, por el Movimiento, Manuel Molina fue el primero por interesarse y divulgar la obra de su paisano Miguel en 1946 en la revistas Verbo, y con tres sonetos en su poemario Hombre a la deriva.

También se habló de teatro y del cine de la época en Alicante, así como de la revista literarias publicadas como Arte Jove (1 solo número), Indentidad Poética, Cuadernos literarios, Singüenza, Mensajes literarios, Verbo, Bernia,Colección Leila y Colección Ifach y del grupo Silbo que lo componían cuatro: Molina, Vicente Ramos, Carlos Sahagún y José A. Sirvent, superviviente del grupo y estuvo presente en la mesa.

El presidente de la mesa y los ocho ponentes recordaron durante tres horas a Molina en todas sus facetas personales y  literarias, ya que cada uno tenía quince minutos de intervención, pero eran tan interesante el coloquio que se prologó en el tiempo.  

Presidente de la mesa estuvo por nada por el moderador: Miguel Ángel Lozano Marcos, y los ponentes: Carlos Mateo, Manuel Parra, Rosa Monzó, Juan M. Moncho, Cecilio Alonso, Carmen Cazaña, José A. Sirvent, Francisco Moreno Sáez.

He de considerar que fue una tarde muy amena, con presencia de  Marilé y Clemencia, hijas del poeta, así como numeroso y entusiasta público.

Ramón Palmeral

Alicante, 8 de noviembre de 2017. @mundiario