Buscar

MUNDIARIO

Memoria histórica protestante: Casiodoro de Reina, el hereje, tiene ya su efigie en España

Erigida la primera escultura para honrar la memoria de un clérigo disidente. Una pieza ejecutada en bronce con parámetros clásicos recuerda a Casiodoro de Reina autor de la Biblia del Oso del Siglo XVI.

Memoria histórica protestante: Casiodoro de Reina, el hereje, tiene ya su efigie en España
Casiodoro Reina en Santiponce, en Sevilla.
Casiodoro Reina en Santiponce, en Sevilla.

María Fidalgo Casares

Doctora en Historia.

¿Existe Memoria Histórica Protestante?. Eso parece indicar la gran escultura recién erigida por la comunidad evangélica en Santiponce ( Sevilla ). Casiodoro de Reina  (Montemolín, Badajoz 1520-Fráncfort, 1594) fue un religioso jerónimo español  convertido al protestantismo que pasó a la Historia por ser autor de la reconocida traducción castellana de la Biblia llamada la "Biblia del Oso".

Ingresó en el monasterio jerónimo de San Isidoro del Campo de Santiponce (Sevilla) como monje. Pronto se convirtió en partidario de la Reforma luterana y fue por ello perseguido por la Inquisición y desatada la represión, huyó con unos pocos correligionarios a Ginebra en 1557. Poco después la Inquisición católica, para su escarnio, realizaria en Santiponce en  abril de 1562 un "Auto de fe" en el que  quemaba una efigie de Casiodoro de Reina y de los compañeros que se le acompañaron a Ginebra.

Sin embargo, el panorama en Ginebra le sorprendería. En fechas recientes se había ejecutado allí a Miguel Servet y la represión a los disidentes era más despiadada que la ejercida en la Corona de Castilla. Casiodoro de Reina era opuesto a la ejecución de herejes reales o supuestos, por considerarla una afrenta al testimonio de Jesús y condenó las ejecuciones por razones de conciencia. Sus obras fueron incluidas en el llamado "Índice de los Libros Prohibidos" (Index Librorum Prohibitorum) y fue declarado "heresiarca" (jefe de herejes).

Se trasladó a Inglaterra en 1562, donde la reina Isabel I  le ordenó como pastor anglicano y lo puso al frente de una congregación de calvinistas y Casiodoro comenzó a traducir la Biblia a la lengua castellana, la primera en esta lengua vulgar ( la Biblia Políglota, impresa en 1517 en Alcalá de Henares, solo aparecía el latín más las lenguas originales -griego, hebreo y arameo-). Pasaría enormes dificultades económicas para poder terminar la traducción de la Biblia que más tarde sería conocida como La Biblia del Oso, por aparecer un dibujo con este animal en la portada y se publicó al fin en Basilea, en 1569. Su obra original, hoy es considerada por especialistas una de las obras cumbre de la literatura religiosa española.

Calumniado, y criticado por los calvinistas tuvo que huir a Amberes, donde vivió hasta 1585, año en que las tropas del rey  Felipe II se apoderaron de la ciudad, y retornó a Fráncfort, donde le habían concedido la ciudadanía y ejerció su ministerio ocho meses, hasta que murió en 1594.

Pese a las persecuciones y el ambiente represor de otros países no católicos que había sufrido y padecido en su propia carne, sólo denunció a la Inquisición Española en su libro " Algunas artes de la Santa Inquisición española", publicado en Heidelberg en 1567 bajo el seudónimo de Reginaldus Gonsalvius Montanus. La obra se editó en latín, pero para alimentar la “Leyenda Negra” pronto fue traducida al inglés, holandés, francés y alemán y fue utilizada por los enemigos de la monarquia hispánica.

Estanilao Olivares  en plena ejecución

Estanislao Olivares en plena ejecución en arcilla. 

La escultura de Estanislao Olivares

Para la ejecución de la escultura de Casiodoro, los patrocinadores decidieron contar con Estanislao García Olivares, escultor extremeño de plena actualidad por la ejecución de los bustos del Premio de Historia Militar de Extremadura que representa a Alfonso IX. Unos bustos inspirados en la escultura del mismo monarca que inauguró en 2018 con gran éxito en León. La escultura de Alfonso IX , rey de Galicia y León, junto a su estatua ecuestre de Plasencia de Alfonso VIII han sido  sus representaciones históricas más aclamadas de la última década.

La Comunidad Evangélica y el teniente de alcalde de la localidad donde se ha erigido, Santiponce, José Manuel Marín, han explicado que “han sido muchos los obstáculos. No ha sido fácil sufragarlo, pero empresarios, entidades y particulares, en tiempos tan complicados, han hecho un esfuerzo para que la estatua sea una realidad”, y es que la escultura es transgresora por doble motivo. No sólo supone el primer monumento en España para honrar la memoria de un protestante, con la importancia de que se realiza donde fue quemado en efigie por la "Santa Inquisición" española, sino también  en el sentido de que pocas villas actuales apuestan por trabajos de tanta calidad.

El autor, Estanislao Olivares catedrático de Dibujo y formado en Bellas Artes, es un conocido artista extremeño caracterizado por un tratamiento expresionista de la imagen dentro del academicismo y de un respeto a ultranza de los parámetros clásicos del oficio. Sin embargo, para representar a Casiodoro, sin perder su estilo artístico, ha aminorado su expresionismo, buscando una representación introspectiva del intelectual. Ha querido potenciar su dimensión cultural – como gran aportación al castellano-  del traductor de la Biblia.

La estatua, está esculpida en bronce, material clásico por excelencia y más sólido que el mármol para asegurar su perdurabilidad.  El artista ha elegido un formato atípico, un busto sesgado diagonalmente en la parte inferior al que hace emerger de una base de granito. Para la base, elige unos volúmenes simples, casi minimalistas. El conjunto supera los tres metros, pero pese a su acusada verticalidad, exhibe una gran armonía. 

Un gran efecto cromático del gris claro del Granito de Quintana de la Serena, guiño del escultor a su villa natal y a la Extremadura natal del propio Casiodoro, contrasta con el oscuro bronce de la efigie.  En la base de la escultura se puede leer la leyenda: “A Casiodoro de Reina y traductores de la Biblia al castellano. Por la tolerancia y la libertad. Santiponce, octubre de 2020”.

El gran patrimonio de Santiponce

Santiponce posee un gran patrimonio artístico, uno de los más destacados de Europa al albergar las ruinas de Itálica y el gran Monasterio de San Isidoro del Campo que albergaba obras de Zurbarán y Martínez Montañés. Esta escultura no sólo ha enriquecido su patrimonio, sino que ha “saldado cierta deuda moral” porque ha devuelto a la vida a Casiodoro, en el sentido que a través de la escultura le ha insuflado el don de la inmortalidad.

La imagen del monje protestante presenta un tratamiento escultórico exquisito. La indumentaria y el físico reproducen con exactitud el único grabado realizado sobre Casiodoro que se conserva, ejecutado en Ginebra. Hay una relación clara con la estatuaria propia del Renacimiento, época en la que vivió Casiodoro  El autor se recrea en el tratamiento del material modelando con detalle la gola, las mangas acuchilladas de su camisa, con un naturalismo a ultranza de su postura. Con poderío sujeta el libro con sus manos. ¿ Qué libro? La Biblia que ha traducido. Su gran legado para la eternidad. @mundiario