Buscar

MUNDIARIO

La meta de descubrir la vida eterna

Teniendo en cuenta la intemporal ambición del hombre, sus miles de años de espíritu... / Relato literario
La meta de descubrir la vida eterna
Estudios de Leonardo da Vinci.
Estudios de Leonardo da Vinci.

Firma

Paula Cascallar

Paula Cascallar

La autora, PAULA CASCALLAR, se define como escritora ambulante y publica sus relatos literarios en MUNDIARIO, donde mantiene la sección Habitación 300 y colabora en Humor. @mundiario

En estas circunstancias, ante este virus, el ser humano se encuentra insignificante. Ahora que todos tememos la muerte, el contagio, estamos unidos en unos momentos de miedo a lo desconocido, como antaño les había pasado a nuestros mártires. Creíamos contar con un grado de desarrollo de la sanidad puntero, pero ahora nos vemos amordazados por la salud. Teniendo en cuenta la intemporal ambición del hombre, sus miles de años de espíritu, ¿ha de proponerse nuestra medicina descubrir la vida eterna? ¿Acaso no soñamos con conquistar el espacio? ¿Cuántas veces se ha jurado amor eterno? La vida eterna, la trascendencia, reside en cada creador, desafía a Dios.

He decidido, a medio plazo, enfocar mis estudios a la Biología, puesto que, aunque la poesía salva nuestras almas, la naturaleza nos da la vida. En mis escasos estudios recientes, me exasperaba la cura del cáncer, pero, desde las explicaciones de mi maestro, intuí que el "telómero" de la célula viva guarda algún secreto; en mis estudios de Física, hallé un gran sentido metafísico en la definición de la "energía": ¿qué es la energía? Yo tomo medicamentos para el sistema nervioso, que es un circuito eléctrico... ¿Se me podría inducir la vida eterna al igual que la química me salva la vida? En la cultura precolombina, se definían puntos de energía en todo el cuerpo (los chakras), de modo que, el mero ejercicio de nuestro equilibrio, podría alargarnos la vida.

¿Y si la ciencia alcanzase a emular la fosforilación oxidativa (reacción química que da energía a la célula) resucitando a los muertos? He elegido la Biología porque todas las respuestas están en la naturaleza: ¿conseguiremos descifrar el secreto de la estrella de mar para regenerar miembros amputados? ¿Robots con la inteligencia de un loro? ¿Podremos crear fuentes de energía retroalimentaria con la rotación terrestre? Las investigaciones también pueden surgir de la duda, puesto que la duda hace pensar y dialogar. Y, del diálogo de todas las ciencias, ¡llegará la salvación del ser humano! @mundiario