Más de diez años de club de lectura en el Instituto Tháder de Orihuela

Carmen Martín Gaite./ El País
Carmen Martín Gaite./ El País
Si algo demuestra este club de lectura es que la literatura es una manera de establecer puentes de unión entre la diversidad de opiniones, credos e ideologías.
Más de diez años de club de lectura en el Instituto Tháder de Orihuela

Un club de lectura como el que se lleva a cabo en el centro docente  Tháder hace visible socialmente el interés de la ciudadanía por la literatura.

Al igual que otros centros educativos de Alicante, como el Santiago Grisolía o el Instituto de Rafal, el centro público IES. Tháder, de Orihuela, lleva ya diez años reuniendo a padres, madres y ex-alumnos en sus aulas para debatir sobre literatura.

Nuevamente, la iniciativa, en este curso, reúne a ciudadanos de Orihuela para emplearse a fondo con el análisis de obras como El cuarto de atrás, de Carmen Martín Gaite, o Nada, de Carmen Laforet.

Un debate abierto permite a profesores y miembros del club aportar nuevas visiones de las obras desde una perspectiva personal, inspirada en las propias experiencias vitales, en esa madurez que los años, los hijos y el trabajo añaden con el fin de comprobar que la ficción no es un mero entretenimiento, sino una manera de percibir el mundo más allá de los críticos y las reseñas.

Anécdotas, noticias y testimonios vitales de cada uno de los miembros de este club contribuyen a enriquecer ese significado latente e inacabado de la obra literaria, haciendo que las novelas de Cervantes o Doris Lessing se conviertan en parábolas de una vida que se nos escapa, donde la frustración, el fraude y las ilusiones se elogian o se desvanecen según se juzga la obra para bien o para mal.

   Actividades como la de este centro docente de Orihuela permiten abrir la educación a la calle y que los ciudadanos conozcan el trabajo de profesores en materias como Lengua y Literatura. @mundiario

Más de diez años de club de lectura en el Instituto Tháder de Orihuela
Comentarios