Buscar

MUNDIARIO

Markus Gabriel y ‘El sentido del pensamiento’

“Al pensar procesamos datos en bruto para para convertirlos en información, y distinguimos entre lo esencial y lo irrelevante así. sto nos permite identificar patrones de la calidad”, Markus Gabriel.

Markus Gabriel y ‘El sentido del pensamiento’
Portada. El sentido del pensamiento. Markus Gabriel. Pasado&Presente. 2019
Portada. El sentido del pensamiento. Markus Gabriel. Pasado&Presente. 2019

Firma

Francisco Vélez Nieto

Francisco Vélez Nieto

El autor, FRANCISCO VÉLEZ NIETO, es escritor, poeta y comentarista literario. Colaborador de MUNDIARIO. @mundiario

Markus Gabriel (6 de abril de 1980, Renania-Palatinado) es un filósofo alemán y profesor universitario de filosofía desde los 29 años de edad, el más joven de Alemania. Autor del libro que fue bestseller en Alemania Por qué el mundo no existe. Junto al filósofo italiano Maurizio Ferraris, padre de la nueva corriente filosófica denominada nuevo realismo, encabeza en Alemania este movimiento. Una reflexión sensorial que palpa frente a la realidad, los oscuros poderes que enarbolan unos significados nuevos, veloces, maniqueos y calculados para un domino absoluto del poder sobre la alienación total de la raíz social. Hasta convertir al ser humano en un mero objeto  de deseo manipulado en una sociedad disfrazada de perfecta, como objeto de necesidad de lo humano convertido en un productor consumidor por el dominio absoluto.

El sentido del pensamiento es el tercer libro del filósofo alemán Markus Gabriel  editado por la Editorial Pasado&Presente. Y espero que el lector no se asuste de la palabra filósofo o filosofía, pues en esta interesante obra el autor invita a pensar y analizar que la filosofía “tiene como objetivo la sabiduría, que es la última estancia del entendimiento más preciso de todo lo que realmente sabemos” Y en estos ensayos se puede saborear la frecuencia y reveladora como muestra de desafío a nuestra sociedad, dado que “el concepto humano está en jaque” y el autor desenmascara con sólidos ejemplos, siguiendo el lema de Kant “Atrévete a pensar por ti mismo”. Conscientes de que representamos a una minoría con capacidad de pensar y ofrecer, advertir y mostrar con argumentos a la sociedad cómo estamos viviendo y ser dirigidos discurriendo a la velocidad de nuestro presente, donde la mentira puebla las palabras y los hechos falsos e ilusorios. “Porque el progreso en ciencias naturales y tecnológicas no contribuyen sistemáticamente a una mejora de la vida humana sin reflexión ética subyacente”,  manera de poder salvar a las personas de verse convertidas en “proletarios digitales”, adoradores fervorosos y lejanos del derrumbe de un proletariado con la esperanza de la poética frase de “Proletario que hueles a universo”.

“Es por lo que en este libro nos atreveremos a penetrar de forma mental en la boca del lobo: la era de los reality shows y del progreso de la sociedad digitalizada. La misión consiste en recuperar un sentido para nuestro propio pensamiento, que lo proteja de la falacia que proclama que estamos a punto de erradicar al ser humano de entrar en una era paradisiaca de digitalización  total”. Un salto de compromiso a los poderes superiores a la teoría de Orwell  y Masa y poder de Elías Canetti. Esta es la nueva corriente del pensar social. El Nuevo Realismo, que encabeza en Alemania Markus Gabriel. Un planteamiento que no baja de las nubes sino que emerge  del estercolero que nos aprisiona. Cada día más refinado y salvaje, de la política de las fake news (falsas realidades) en manos del dominio pavoroso de ese Donald Trump. “Hay toda una tela de araña de problemas, pero creo que hay un epicentro de este terremoto global, que es la crisis de representación. La gente duda de los medios de comunicación, de los representantes votados en los parlamentos y de manera más general, y aquí es donde entra la filosofía, se extiende la idea errónea de que no podemos conocer la realidad. Hagamos frente a ella desde una lectura limpia de trampas y sensacionalismos. No esperemos indiferentes a la muerte mental del ciudadano que no tiene quien la escriba.

“Que hay hechos alternativos, fake news y que la gente piensa que es muy difícil saber cómo son las cosas realmente. Ahora los humanos se relacionan con la realidad como si estuviera muy lejos”.