La madre del blues triunfa y además fue una historia real

Ma Rainey's Black Bottom./ Netflix
Ma Rainey's Black Bottom. / Productora.
Con dos nominaciones a los Premios Oscar ya conquistadas gracias a sus actores principales, Ma Rainey's Black Bottom es la última película en la que actuó Chadwick Boseman.
La madre del blues triunfa y además fue una historia real

La película de 2020 Ma Rainey’s Black Bottom (La madre del blues, en español) ha conseguido dos nominaciones a los Premios Oscar 2021. Casualmente las dos fueron para sus actores, Viola Davis y el fallecido Chadwick Boseman, para el cual la cinta supuso su última actuación. Por este mismo motivo, y cuando lo único que existía era un tráiler, los fans del actor ya tenían muchas expectativas puestas en esta película, y no fueron defraudados. Ellos y algunos críticos piden que se le otorgue el Óscar póstumo al actor, ya que, por su actuación en el discurso que da en una de las escenas de esta película, creen que se merece ganarlo.

La cinta relata las vivencias de la protagonista, Ma Rainey, que está en proceso de producción de un disco con productores de raza blanca, y gracias a esto salen a relucir historias antiguas de racismo y supremacía de los blancos en todos los aspectos, además del laboral.

Lo que se revela al final de la película, mostrando fotografías antiguas, es que la historia que se cuenta está basada en hechos reales. Ma Rainey fue una de las primeras cantantes de blues profesionales de Estados Unidos, llevando la música afroamericana al público blanco. Embelesaba a mucha gente en sus inicios, aunque en la historia de la música no está muy mencionada. Se hizo especialmente famoso su peculiar baile, denominado Black Bottom, que podría traducirse como “culo negro”. Es por esto por lo que, en la traducción y doblaje al castellano no se entiende muy bien cuando le encargan a su sobrino presentarla en el escenario y mencionar “el culo negro de Ma”, pero ahora ya sabemos que se trata de este famoso contoneo de la cantante.

 

En la película se encuentra con Levee, un músico convencido de que su manera de tocar es más adecuada para interpretar algunas canciones que la de Ma, más clásica y de un ritmo más lento. La historia de este chico es un relato también de racismo, en el que cuenta lo que le pasó a su madre cuando él tan sólo era un niño. Se trata de un personaje de los que no estamos acostumbrados a ver, ya que al principio parece que es el típico protagonista que, aunque parezca rudo, va a ser bueno al final, pero su evolución no es para nada como espera el espectador. Gracias a este personaje, el ya mencionado actor Chadwick Boseman tuvo escenas en las que pudo mostrar perfectamente su potencial. @mundiario 

La madre del blues triunfa y además fue una historia real
Comentarios