Buscar

MUNDIARIO

Licho siempre seguirá vivo

Las personas que todos los días me preguntan por “Trobeiros” se acuerdan de como Licho interpretaba, cantaba, recitaba…, con que gracia, personalidad y maestría, sobre el amor enamorado, sus musas…

Licho siempre seguirá vivo
José Luis Marí Solera, Licho. / Mundiario
José Luis Marí Solera, Licho. / Mundiario

Firma

Miguel Cancio

Miguel Cancio

El autor, MIGUEL CANCIO, economista y sociólogo, es colaborador de MUNDIARIO. Profesor jubilado de Sociología de la Universidad de Santiago de Compostela, tras 40 años de docencia. @mundiario

El legado de José Luís Mari Solera “Licho” siempre seguirá vivo y muy presente entre nosotros. Juntos creamos, hicimos, de forma altruista, con gran ilusión, motivación y entrega, entre otras muchas iniciativas de dinamización e intervención sociales, el programa televisivo semanal “Trobeiros de Compostela” (que se puede ver por Internet) para Correo TV, que estuvo 10 años en antena con gran éxito y donde Licho pudo demostrar su genialidad, su gran capacidad creativa y de búsqueda en múltiples campos.

Siempre estábamos pensando como mejorar el programa y a cualquier hora nos llamábamos o nos escribimos para comentar un posible y nuevo hallazgo, aportación para “Trobeiros de Compostela”. Lo pasábamos en grande, muy bien. Aún, hoy, febrero 2019 y cinco años después de su muerte, todos los días bastantes personas me preguntan por “Trobeiros”, se acuerdan, con mucho cariño, de Licho, de su genialidad y aportaciones, de su positividad, alegría, simpatía, arte dramático, de como hablaba y de lo que hablaba, tocaba la gaita y la ocarina, cantaba, recitaba poesías, citaba a los grandes clásicos, sobre todo, a los griegos presocráticos, a San Agustín, Shakespeare, Hölderlin, Heidegger…, pero, también, a nuestros grandes clásicos españoles y gallegos, Jorge Manrique, Santa Teresa de Jesus, Miguel de Cervantes, Calderón de la Barca, Antonio Machado, Miguel de Unamuno, Rosalía de Castro, Uxio Novoneyra, Carlos Oroza, los grandes gaiteiros Ricardo Portela y Faustino Santalices… Y, entre ellos, a nuestro muy querido amigo y compañero de muchas luchas, intervenciones sociales, también fallecido a los 86 años, en noviembre 2012, en su patria chica Zamora, el gran sabio español, muy generoso y combativo hasta el final, Agustín García Calvo. 

Las personas que todos los días me preguntan por “Trobeiros” se acuerdan de como Licho interpretaba, cantaba, recitaba…, con que gracia, personalidad y maestría, sobre el amor enamorado, sus musas…; se acuerdan de sus “Trobeiranas” que creó para el programa y que, con su música, poesía y cante, dedicaba a personalidades de ayer y hoy, pueblos, paisajes, amores, etc. José Luís Mari Solera “Licho”, gran, genial “Trobeiro-Jaruleiro de Santiago de Compostela”, muy buena y generosa persona…

El sábado 23 de febrero 2019, a las 18 horas, en la Iglesia de Santa Maria Salomé (Rua Nova 31, Santiago de Compostela), tendrá lugar la misa por el alma de este noble, insigne y genial “Trobeiro-Jaruleiro de Santiago de Compostela”, de este gran ferrolano-compostelano, gallego, español y ciudadano del mundo, muy comprometido en la defensa de España, la gran nación española, de sus enriquecedoras tradiciones, de los buenos, justos, bellos y necesarios valores, principios, creaciones humanistas-cristianos, católicos, que expandió por todo el mundo y donde hablan español mas de 570 millones de personas, mas de 20 millones aprenden español cada año y hablan gallego-portugués-brasileiro, igual al español en un 89%, 250 millones de personas. 

Licho falleció, en Santiago de Compostela, hace cinco años, el 18 de febrero de 2014, a los 63 años, víctima de una grave enfermedad. La misa, que todos los años, desde la muerte de José Luís Mari Solera “Licho” y hasta ahora, se celebraba en la Catedral de Santiago de Compostela, merced al canónigo de dicha Catedral, Elisardo Temperán Villaverde (lo que le agradecemos muy vivamente), ha debido trasladarse a causa de las muy necesarias obras de rehabilitación de nuestra gran Catedral, uno de los puntos fundamentales de la cristiandad en el mundo, al igual que el Camino de Santiago, fundamento de Europa y sus buenos, justos y necesarios valores… Gracias al canónigo Elisardo Temperán, la misa se celebrará en la Iglesia de Santa María San Salomé. 

La muy bella, visitada y conocida Iglesia de Santa María Salomé de Santiago de Compostela es la única iglesia española dedicada a la madre del Apóstol Santiago y San Juan Evangelista, y que mandó construir, en el siglo XII, el primer arzobispo de Santiago de Compostela, Diego Gelmírez y que también impulsó la construcción de la Catedral de Santiago de Compostela. Jose Luís Mari Salera “Licho”, a su manera y siempre con gran entrega y mejor disposición, contribuyó, ayudó, luchó para construir, desarrollar el mejor Santiago de Compostela. @mundiario