Buscar

MUNDIARIO

De libros digitales y librerías presenciales

El negocio del libro está en auge, cada vez se venden y lee más, lo que sucede es que el formato de ventas ha cambiado de la librería presencial y física del barrio, al libro digital o venta POD bajo demanda, global. Además cada autor puede publicar libros por su cuenta y venderlos, y ganar algún extra. La Prensa, actualmente, comparte el modelo impreso con el digital.

De libros digitales y librerías presenciales
Libros ebook en tablet, imprescindble
Libros ebook en tablet, imprescindble

Firma

Ramón Palmeral

Ramón Palmeral

El autor, RAMÓN PALMERAL, está especializado en ensayos de investigación literaria. Dirigió la revista Perito y actualmente el blog Nuevo Impulso. También ha sido colaborador de varios medios como Alicante Press, Diario Información y Levante-EMV. @mundiario

Las librerías y libreros así como editoriales y distribuidores se han ido adaptando a los tiempos digitales, quien no lo ha hecho ha tenido que cerrar. El negocio no ha desaparecido sino que ha cambiado de formato, y los que no lo han hecho han sucumbido, es como los periódicos tercos que no han querido adaptarse a los nuevos tiempos informáticos y de venta por suscripción digital, prensa gratis con promotores.

Hoy día hay más cultura que nunca y se venden más libros que nunca, se venden por internet  en librerías digitales como Iberlibro, Amazon, Lulu, y otras plataformas Facebook o Twitter o Instagram. Simplemente porque es muy fácil buscar y encontrar el libro que te gusta o necesitas desde el punto de vista profesional, tesis, de entretenimiento o educandos.

Encima están los libros ebook que se compran por 2 o 3 euros. Además están los formatos Kindle, que puedes echar un vistazo al libro antes de comprarlo. Para comprar lo pides a través de tarjeta de crédito o PayPal, que es más  seguro, y te lo envían a tu domicilio bien por correo o por mensajería. Los precios se han abaratado.

Es un engorro para ciertas personas que o bien están trabajando o impedidos y se tienen que desplazar a una librería en metro, coche o autobús, por pérdida de tiempo y gasto económico en transporte. Los nuevos lectores no tienen tiempo que perder. Si por ejemplo en Alicante tienes que ir al centro a 80 Mundos, Fnac, El Corte Inglés,  o a la Casa del Libro, empleas toda la tarde o la mañana. De acuerdo que pierdes el placer de ver las novedades y tocar y oler los libros, sí, pero es que se pierde mucho tiempo, y no digamos de discapacitados, personas mayores, o niños.

Es decir que el negocio del libro a aumentados. Antiguamente yo los imprimía en fotocopiadoras y los encuadernaba, ahora un libro te lo hace cualquier amiguetes online bajo demanda. Además hoy día un gran número de personas escriben libros de todo tipo: infantiles, técnico, poesía, ficción, ocio y todo tipo de novelas. Se van incorporando al mundo editorial muchos más autores que hace veinte años, por eso uno que empieza no encontrará a un agente literario, porque todos están hasta el cuello de trabajo, y tanta es las carga para las editoriales que se han vuelto selectivos y no quieren noveles, solamente les interesa la nata del cubo de leche del negocio.
Hoy cualquier autor, como me pasa a mí  puede ganar dinero con los libros, un extra para sus gastos con ventas online a través de Amazon o Lulu en español ( y otras plataformas), que lo de castellano es regional, por colucion con otras lenguas regionales. Un negocio donde no hay domingos.

Leer la prensa, noticias inmediatas

El autor de este artículo, por ejemplo, desde mi casa, a las 7 de la mañana, acostado leo por encima las noticias con la tablet varios diarios: Información, ABC, El País, El Mundo, Marca..., eso sin levantarme.

El grave error de la prensa impresa es pensar que como todo es digital pueden reducir empleos para ganar más dinero por no contratar sueldos, y es todo lo contrario; deben tener más empleados para aumentar e internacionalizar el negocio, porque hay que elaborar información de primera mano, mantener la línea digital, publicidad, impresa, digital, y atender a los lectores, con más cartas o el lector opina, se reciben muchas cartas que no se publican por falta de espacio. Por ejemplo, el formato impreso del Información es obsoleto. No se aprovechan todas las cartas de opinión, y las cartas de los lectores. Otro formato, más páginas profesionales y más páginas de cultura, pintura y ocio.

Se lee más que nunca y se publican libros más que nunca, y es que con la globalización los españoles tenemos el mercado hispanoamericano. Además están los blog´s, algunos culturales de gran calidad.
MUNDIARIO, que es la plataforma y diario que más se consulta, y Culturamas, se han adaptado y han minimizado el tiempo de publicación, el negocio está en la inmediatez, porque la prensa impresa es lentitud a caballo de los árboles. ¿Se me entiende, no?

Al lector hay que darle plataformas de lectura:

La publicidad digital es un negocio en alza, como vídeos, o radio digital con grabación de programas, hay que dar calidad como Cope, Onda cero, Radio Milenium, que apuestan por una cultura de calidad, o matinales, tv y publicidad.

Y para volver al tema del libro, el negocio está en las venta por mensajería, pero eso no quiere decir que tenga que desaparecer el libro impreso de las librerías, sino que pueden sobrevivir perfectamente como el cine, el vídeo, los mp4. Las nuevas tecnologías han venido para quedarse, adaptarse o morir, pero hay que oler, saber dónde está el negocio del libro. Todas las librerías han de disponer de dos tipos de ventas: el físico y el online, como Raíces de Alicante o Vobiscum de San Vicente,  ECU Codex en Orihuela. Y si este negocio online les agobia es porque les falta personal.

El negocio del libro está en auge, cada vez hay más autores que publican por su cuenta en imprentas o editoriales bajo demanda llamado POD (siglas en inglés), o digitales. Cuando se gana dinero, es cuando los libros se presentan, los lectores quieren conocer a los escritores, a pesar de que la tv los margina y no les da visibilidad. El negocio del libro digital cosiste en tener muchos títulos en el mercado, no pocos y caros. (Quien no está el día en Internet o en redes sociale está ciedo en Granada). @mundiario