La leyenda del jazz fusión, Chick Corea, muere a los 79 años víctima de un cáncer

chick corea _opt
Chick Corea, pianista y compositor. / jamband.com
Ganador de 23 premios Grammy, pianista y compositor, la etiqueta de leyenda hoy se le queda pequeña al recordar sus aportaciones al patrimonio cultural jazzístico, su genial obra emocionó e inspiró la vida de millones de personas.
La leyenda del jazz fusión, Chick Corea, muere a los 79 años víctima de un cáncer

Chick Corea fue una de las mayores figuras del jazz moderno, falleció el pasado 9 de febrero en su casa de la Bahía de Tampa, Florida, Estados Unidos, a los 79 años, víctima de un cáncer. Su piano acústico ha dejado de sonar tras haber logrado con él 23 premios Grammy. Su familia, ayer, hizo pública su desaparición, desvelando un fallecimiento producto de una rara forma de cáncer que sólo fue descubierta recientemente. También aseguró que a lo largo de su vida y carrera, Chick disfrutó de la libertad y de la diversión de crear algo nuevo, y en jugar el juego al que juegan los artistas. Sus allegados se refirieron a él como un amante esposo, padre y abuelo, y un gran mentor y amigo para muchos.

Corea, un pionero del teclado eléctrico e inmenso intérprete al piano acústico, ha tenido una carrera extremadamente prolífica, ha colaborado con infinidad de leyendas de jazz como Miles Davis, Gary Burton, Mongo Santamaría, Stan Getz, Dizzy Gillespie, Sarah Vaughan o Kenny Garrett, y ha versionado obras de Bill Evans, Frédéric Chopin o Thelonious Monk.

Armando Anthony Corea nació en Chelsea, cerca de Boston ,Massachusetts, el 12 de junio de 1941. Su padre, un trompetista de jazz, le animó a empezar a tocar el piano a la edad de cuatro años siguiendo las enseñanzas jazzísticas de Horace Silver y Bud Powell. Una influencia notable en sus primeros pasos fue el pianista de concierto Salvatore Sullo, de quien Corea comenzó a tomar lecciones a los ocho años y quien lo introdujo en la música clásica. Estudió brevemente en Columbia y Juilliard, pero pronto dejó la escuela y se curtió como músico profesional a principios de los sesenta en las bandas de Mongo Santamaría y Willie Bobo, Blue Mitchell, Herbie Mann y Stan Getz. Cerraría la década tocando con Miles Davis en discos como Black Beauty, Live at the Fillmore West y Miles Davis en Fillmore, Live at the Fillmore East, y sería gracias a él que descubriría el teclado eléctrico, con el que después se sumergiría en el jazz de vanguardia con sus propios grupos, Circle y Return to Forever.

A finales de la década de 1970, Corea se embarcó en una serie de conciertos con el pianista Herbie Hancock, tocando en pianos de cola y cada uno interpretando las composiciones del otro, así como piezas de otros compositores como Béla Bartók. En los ochenta se involucró en innumerables proyectos, por ejemplo con el vibrafonista Gary Burton o con la Elektric Band, en los noventa tocó con Kenny Garrett y Wallace Roney y en 2001 fundó el Chick Corea New Trio, con el bajista Avishai Cohen y el baterista Jeff Ballard. En 2008 formó la Five Peace Band con John McLaughlin, Kenny Garrett, Christian McBride y Vinnie Colaiuta. Fue nombrado Maestro de Jazz por el National Endowment for the Arts en 2006 y ganó 23 premios Grammy, además de ser nominado 67 veces. En 2018, se sinceró en Jazz Night in America acerca de lo que él creía que era su papel como artista y dijo que "los músicos tenemos la misión de salir y ser un antídoto para la guerra, y todo el lado oscuro de lo que sucede en el planeta Tierra. Nosotros somos los que debemos recordarle a la gente que también tiene su creatividad».

También conocido por ser un importante miembro de la iglesia de la Cienciología, celebró su 75 cumpleaños en 2016 tocando con más de veinte grupos diferentes durante una residencia de seis semanas en el Blue Note Jazz Club de Greenwich Village, Nueva York. Publicó su último disco en 2020 con el título de Plays. Dio uno de los últimos conciertos en España antes de que estallara la pandemia, el 8 de marzo de 2020 en el Auditorio Nacional, con el Chick Corea Trilogy formado junto a Christian McBride, contrabajo y Brian Blade, batería.

Corea tuvo una relación muy especial con la música y los festivales españoles, visitándonos con asiduidad durante casi toda su trayectoria y forjando grandes amistades con nuestros artistas, como refleja una bonita fotografía junto a Joan Manuel Serrat publicada por el perfil de Twitter del Festival de Jazz de Vitoria. En 1976, había publicado My Spanish Heart,  influenciado por la música latinoamericana, con la vocalista Gayle Moran, su esposa y el violinista eléctrico Jean-Luc Ponty.

Sin duda un pianista y compositor  talentoso y prodigioso, de gran capacidad interpretativa  y creativa que consiguió tener rendido a millones de personas por su genialidad artística . Derrochó felicidad y vida y se entregó en cuerpo y alma a la música, amó con locura y vivió intensamente sus creaciones. Escucharlo es entrar en "bucle" y dejarse transportar al éxtasis musical. @mundiario

La leyenda del jazz fusión, Chick Corea, muere a los 79 años víctima de un cáncer
Comentarios