Kennedy: ¿Quién fue el cerebro?

41sWdCwAe4L._SY346_
Portada del libro Kennedy (obscenity).

Asistiremos a la apertura de 3100 documentos del asesinato del presidente John F Kennedy. Nos encontramos ante informes elaborados durante cuarenta años por los servicios de inteligencia. Durante años se ha especulado respecto a este asesinato, les propongo acceder a cuatro fragmentos –del cual hoy MUNDIARIO publica la segunda en exclusiva- del libro Kennedy (obscenity) que escribí hace cuatro años.

Kennedy: ¿Quién fue el cerebro?

–Quiero presentarle a alguien –dijo.

–¿?... Por la puerta entro un hombre delgaducho, viejo hasta la rabia. En cualquier momento se partiría en dos. Acercamos un sillón y se sentó. Le salude y me lo presento como el agente de la CIA que llevo la investigación sobre Oswald con un equipo de 30 ayudantes hasta que le destituyó Helms, el Director adjunto de la CIA y le sustituyo por el Jefe del Contraespionaje James Angleton.

–Soy John Witten. Su voz pausada y débil mostraba a un hombre lleno de reservas y cubierto de experiencia. Pude preguntarme: ¿será este uno de los 250 agentes de la CIA que financian mi fundación? Él continuó– fui Jefe de Sección de la Agencia en el 63 en México, cuando detecte a Oswald de visita en la Embajada cubana. En la semana de octubre, un mes antes del asesinato pregunte mediante cable a la Central: ¿Quién es el tal Oswald? La respuesta del adjunto de Helms, Tom Karamessnes fue que no tenían constancia. Cuando hice la investigación meses después del magnicidio descubrí que Oswald estaba controlado por la CIA. Un tal George Joannides, era un agente encubierto y especialista en guerra psicológica que dependía directamente de Karamessines/Helms y había mantenido encuentros con Oswald. Este aspecto de la historia permanece bajo secreto desde hace años y la Agencia se resiste a publicar la relación Oswald/Joannides.

– ¿Dice Ud. que es posible que Oswald trabajara como agente doble para la CIA? Y que la Agencia, por negligencia no fue capaz de dominar a su agente en aquellos meses y el 22 de noviembre del 63

–Si

–Pues entonces ya sabemos que uno de los asesinos era Oswald. Un agente doble y bajo control de la CIA. Witten se revolvió en el sillón –y dijo:

–De ello ya no hay duda. El conflicto en el seno de nuestra organización es si hubo un segundo asesino. En mi caso considero que no era posible, pero su Director aquí presente afirma lo contrario.

–Si hay un solo asesino y es Oswald, a Kennedy le disparó un agente controlado por la CIA o en su defecto su dejadez.

–Es probable

–Pero de los 121 testigos oculares de la zona. 21 no vieron nada, 20 asociaron los disparos con la Biblioteca y 51 asociaron los disparos con la loma de Grassy Knoll –tercio mi Director y agregó– y lo que es más importante, tres testigos dicen haber olido pólvora en la Loma. Y este aspecto es capital, por nuestro pasado de primates, nosotros distinguimos los olores y su dirección con gran certidumbre, en lo visual cometemos más errores. Witten estaba incomodo ante esa afirmación a pesar que se había enfrentado a Helms y Angleton, los grandes encubridores de la historia oficial. Del segundo apuntaba que tenía acuerdos con La Mafia. Por ello le pregunte sobre esa figura tan enigmática, capaz de tejer largos y complejos procesos como si fuera una partida de ajedrez. Él dijo:

–Angleton era el cerebro de una vasta conspiración que llegaba hasta La Mafia. @mundiario

> Primera parte: Kennedy:¿Quién?

Kennedy: ¿Quién fue el cerebro?
Comentarios