Buscar

MUNDIARIO

Jornada dedicada a los pediatras de la División Azul en Sevilla

Dirigida por el máximo especialista en la sanidad militar divisionaria, el Dr. Poyato Galán contó con la presentación de María Fidalgo Casares, colaboradora de MUNDIARIO y difusora de la bibliografía de la División Azul.

Jornada dedicada a los pediatras de la División Azul en Sevilla
Pediatras de la División Azul.
Pediatras de la División Azul.

Firma

Xoán Dou

Xoán Dou

El autor, XOÁN DOU, es colaborador de MUNDIARIO, donde analiza la actualidad. @mundiario

Organizada por la Asociación Cultural Ademán de Sevilla, el Doctor Poyato Galán impartió la conferencia titulada "Los pediatras de la División Azul". Una disertación que se convirtió en una clase magistral sobre la gran labor de la sanidad militar ejercida por el cuarto de millar de médicos que estuvieron destinados en Rusia en la campaña soviética.

Fue presentado por la doctora en Historia María Fidalgo Casares, miembro correspondiente de la Academia de la Historia Andaluza, que ha destacado por sus importantes aportaciones sobre bibliografía divisionaria. Tras dar las gracias a Ademán por haberla elegido para la presentación, recordó que la División Azul es uno de los temas bélicos de los que más y mejor se ha escrito en estos años con rigurosos trabajos de investigación sobre las distintas unidades militares divisionarias. Y que pese a que su nombre suele asociarse a los investigadores del tema, su papel sólo se ciñe al estudio bibliográfico...

"Yo sólo escribo de los aportes de otros, pero sí estoy orgullosa de que a través de mis columnas, he conseguido difundirlos a un público más amplio y no especializado. Por primera vez muchos lectores han accedido al conocimiento del contingente divisionario de una forma rigurosamente científica", señaló Fidalgo. Y con apasionamiento, citando estudios de Francisco Torres o Carlos Caballero, descartó el filonazismo, habló del falangismo ideológico de la mayoría de los combatientes, del innegable valor y el heroísmo que mostraron los divisionarios en el frente más letal de la II Guerra Mundial y de su elevada moral al combatir por la causa anticomunista, pero que se les había estigmatizado por haber luchado con un siniestro compañero de viaje. La paradoja –para ella– sería que Hitler sería superado con creces en número de muertos por Stalin que luchaba contra ellos “en el bando de los buenos”. Aunque los héroes divisionarios no pudieron derrotar al comunismo, el tiempo sí demostraría que el comunismo contra el que luchaban llegaría a ser el totalitarismo más sangriento de la historia de la humanidad", concluyó.

thumbnail (3)

María Fidalgo Casares. / Mundiario

El doctor Poyato Galán (Sevilla, 1970) es en la actualidad el máximo especialista en Sanidad Militar divisionaria y autor de la considerada obra definitiva en el ámbito de la Sanidad Militar: "Bajo el Fuego y sobre el Hielo", magna obra publicada por uno de los sellos editoriales de libros y ensayos históricos más prestigiosos de Europa: la Editorial Actas, que ha publicado recientemente, como ya recogió MUNDIARIO, la obra Cautivos en Rusia, el estudio definitivo sobre los prisioneros en el GULAG.

Poyato se reveló como un conferenciante soberbio, encandilando al auditorio por su capacidad de transmitir erudición, rigor científico, amenidad y apasionamiento. Hizo una interesante introducción sobre la importancia de la sanidad militar del ayer y del hoy, desde la Batalla de Toro a la Guerra de Siria pasando por la Guerra civil española o Bailén. Basándose en su trabajo "Pediatras en el Frente del Este (1941-1943): Cuento de hadas español para unos tristes niños rusos (que fue galardonado por la Revista Ejército), tras analizar la situación de los niños en las guerras en el mundo abordó a fondo las relaciones de los médicos españoles destinados en el frente soviético con los niños rusos. 

El público asistió sin pestañear a la espléndida exposición, ilustrada con fotografías sobre la acción humanitaria de los 248 médicos militares de la División Azul de los que la mayoría  tenían formación en pediatría y puericultura. Desde el principio los métodos de los españoles chocaron con el típico espíritu alemán, mucho más metódico y apoyado por importantes adelantos tecnológicos. «Los alemanes tenían la mejor tecnología de la época, los españoles venían de una Guerra Civil, donde estaban acostumbrados a optimizar los recursos, y a trabajar en condiciones extremas. Los españoles demostraron que muchas veces podían prescindir incluso de la tecnología», narró el doctor Poyato.

Poyato no ocultó su admiración por el General Muñoz Grandes que al llegar solicitó un informe exhaustivo de la situación sanitaria en el frente. Los datos eran demoledores. La mortalidad infantil era elevadísima, había innumerables huérfanos abandonados y la malnutrición afectaba a más del 95% de los niños. Las principales causas del elevado fallecimiento infantil que trataron los médicos españoles fueron desde la diarrea y disentería a la neumonía, malaria, hemorragias e infecciones durante o inmediatamente después del parto.

El médico sevillano analizó también los niveles de asistencia con adolescentes y embarazadas, que calificó de excelentes, tanto por la alta cualificación de los médicos divisionarios y por disponer de tecnología puntera, sino sobre todo por la entrega de los divisionarios y la implicación emocional de todos los equipos sanitarios desplazados a 4.000 kilómetros de España, como así lo confirma la memoria colectiva rusa que aún hoy recuerda su actuación

Poyato

Poyato Galán. / Mundiario

Juan Manuel Poyato Galán (Sevilla, 1970) es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla. Especialista en Urología, Andrología y Medicina Sexual, ha realizado estudios de postgrado en las Universidades de Granada y Mainz (Alemania). Miembro de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla, e  integrante de las principales Sociedades Científicas de su especialidad. Ha recibido importantes menciones y premios académicos por su labor tanto investigadora como asistencial. 

En el terreno de la Historia Militar ha sido distinguido con el Premio Joaquín Albarrán (2003) por sus investigaciones sobre el Holocausto y ha publicado artículos sobre Historia de la Medicina en revistas  como Aportes de Historia, Revista Española de Historia Militar, Revista Europea de Historia de la Medicina, 

Entre sus obras de próxima publicación destaca un trabajo al alimón con María Fidalgo Casares, original en la historiografía en el que ambos analizarán desde un punto de vista artístico y científico una de las obras de Augusto Ferrer - Dalmau, el Pintor de Batallas. @mundiario