Buscar

MUNDIARIO

Janis Sandgrouse: una escritora romántica que creció con baladas italianas"

"Soy una romántica y quien me conoce lo sabe. Es lo que tiene haber crecido escuchando las baladas italianas antiguas que gustaban a mis padres", comenta Sandgrouse.
Janis Sandgrouse: una escritora romántica que creció con baladas italianas"
Guapa Lista y Madridista, de Janis Sandgrouse./ Amazon
Guapa Lista y Madridista, de Janis Sandgrouse./ Amazon

Janis Sandgrouse reaparece en Amazon con una novela romántica, Guapa, lista y madridista.

La escritora ha apostado fuerte por el lanzamiento en digital y en papel de una trama con visos de ese romanticismo que no olvida la comicidad en el argumento y en los diálogos de los personajes.

Nuevamente, la producción de novela romántica y erótica hace posible que el género vaya cobrando cada vez mayor relevancia entre lectores y lectoras de todas las edades.

Las respuestas de Janis a nuestras preguntas expresan esa propuesta de difundir historias personales y ficticias a través de plataformas digitales, en las que los sentimientos, tal y como se viven a través de sus protagonistas, redundan en la consolidación de esta serie de géneros.

-¿Qué supone personalmente el lanzamiento de esta novela?

-Supone terminar un proyecto que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Esta ha sido la novela que más he tardado en escribir, por varios motivos, pero era la que más ganas tenía de ver en papel.

Tenía muy claro el título, incluso antes de que la historia se fuera formando, ya que mi abuelo, al que tanto le gustaba el fútbol, siempre decía que yo era su pequeña madridista.

-¿Por qué has elegido el género de la romántica?

-Es lo que más me ha gustado leer desde que tuve en mis manos una novela de Virginia Henley.

Además, soy una romántica y quien me conoce lo sabe. Es lo que tiene haber crecido escuchando las baladas italianas antiguas que gustaban a mis padres.

Es cierto que no siempre existe el “Felices para siempre” en la vida real, pero haber pasado varios años de mi infancia viviendo con mis abuelos, observando el modo en que se querían, a pesar de los años que habían compartido, también influye.

Es el género en el que más cómoda me siento escribiendo, pero eso no quiere decir que no me atreva, en algún momento, con un género distinto al mío.

-¿Crees que muchos lectores buscan en un libro como el tuyo una forma de conocer qué es el amor en realidad?

-No, no lo creo.

Cada persona vive el amor de una manera distinta. Lo que para mí puede ser perfecto, para otro quizás sea algo irreal. Lo que creo que sí buscan es leer historias con sentimiento, algo que les emocione, que les llegue al alma. Siempre intento poner una sonrisa en mis historias, que el lector se vea en esas situaciones divertidas, no solo en el drama que pueda estar viviendo cada personaje.

-¿Hay influencia del cine o de otras novelas en este trabajo?

-No. Ni en esta ni en ninguna otra de las que tengo escritas. Sí es cierto que el trasfondo de las historias son situaciones que se pueden dar hoy en día en cualquier relación, o en el caso de las que tengo escritas de épocas pasadas. Era lo que ocurría en ese momento.

-¿Por qué siguen siendo géneros tan leídos la romántica y la erótica?

-En el caso de la romántica, porque son situaciones con las que mucha gente se puede sentir identificado. Vivir un primer amor que les recuerde el que tuvieron, por ejemplo.

Con respecto a la erótica, es un género que le ha abierto a la gente la puerta de la alcoba, y de otros muchos sitios también.

En estas novelas se demuestra que no todo es sexo, sino que el sentimiento también está muy presente.

Muchas gracias @mundiario