Buscar

MUNDIARIO

J.K. Rowling, de nuevo en el centro de la polémica por un 'libro tránsfobo'

Meses atrás la autora de la saga de Harry Potter ya había sido objeto de críticas por sus comentarios transfóbicos en las redes sociales. Ahora, su último libro ha causado la indignación de miles por lanzar el mensaje de “jamás hay que fiarse de un hombre vestido de mujer”.
J.K. Rowling, de nuevo en el centro de la polémica por un 'libro tránsfobo'
J.K. Rowling, escritora. / RR SS.
J.K. Rowling, escritora. / RR SS.

J.K. Rowling está enfrentando el que sería su peor año, al menos profesionalmente. La autora de la saga de Harry Potter está recibiendo miles de críticas por su postura tránsfoba, algo que ella misma hizo público y mantiene. Ahora, muchos de sus fans se han sentidos ofendidos tras la publicación de su último libro, Troubled Blood (Sangre perturbada), el cual escribe bajo el pseudónimo de Robert Galbraith.

Este es el quinto libro que la autora escribe sobre las aventuras del investigador Cormoran Strike, una serie de novelas con buena recepción y cuyos derechos de adaptación ya han sido adquiridos por HBO, que planea lanzar próximamente una interesante serie. Pero lo que nos ocupa tiene que ver con el villano del libro, que es una persona trans.

The Guardian publicó una crítica del libro donde describen a “un asesino en serie que se viste de mujer para aprovecharse de sus víctimas” y cuya moraleja es “jamás hay que fiarse de un hombre vestido de mujer”, según la critica de Jake Kerridge.


Quizá también te interese:

Pese a los comentarios tránsfobos de J.K. Rowling, Harry Potter sigue amasando millones


 

Con dicha crítica y que Rowling haya elegido a una persona trans como 'el malo' de su novela, los fans se han sentido decepcionados y molestos. Que una persona con tanto poder ataque al colectivo no ayuda mucho a que sean aceptados en todo el mundo, en cambio, sigue generando estigmas e incomodidad.

En poco tiempo se posicionó la etiqueta #RIPJKRowling, que hizo pensar a muchas personas que la autora realmente había muerto, pero en realidad, es un llamamiento a cancelarla por sus comentarios tránsfobos.

Por ahora, ni la editorial ni Rowling se han pronunciado, pero podría ser cuestión de tiempo. Ya en junio la autora publicó un texto de más de 4.000 palabras donde dejaba clara su postura: “Quiero que las mujeres trans estén seguras. Al mismo tiempo, no quiero que las niñas y mujeres que han nacido como mujeres estén menos seguras. Cuando abres las puertas de los baños y los vestuarios a cualquier hombre que crea o sienta que es una mujer (y, como he dicho, ahora se pueden otorgar certificados de confirmación de género sin necesidad de cirugía u hormonas), abres el puerta a todos y cada uno de los hombres que deseen entrar. Esa es la simple verdad”, señaló dando a entender que su visión busca evitar posible agresiones sexuales. @mundiario