Hollywood continúa siendo una cuna de la desigualdad y la discriminación

Escena de la película 12 years a slave, ganadora del Óscar en el 2014. / fikrisinema.com
Escena de la película 12 years a slave, ganadora del Óscar en el 2014. / fikrisinema.com

Los hombres blancos heterosexuales siguen dominando la gran pantalla. Las representaciones de las mujeres, minorías, comunidad LGBTI y discapacitados no han avanzado demasiado.

Hollywood continúa siendo una cuna de la desigualdad y la discriminación

Que este año Moonlight, con un afroamericano homosexual como protagonista, se llevara el Óscar a la mejor película no ha sido suficiente. En Hollywood la inclusión no es precisamente la norma, sino más bien la excepción. A pesar de los avances que se han podido ver en los últimos años, la capital mundial del cine continúa siendo la cuna de la desigualdad y la discriminación. Así lo ha confirmado el último reporte de la Iniciativa de Medios, Diversidad y Cambio Social, dentro de la Facultad Annenberg de Comunicación y Periodismo de la Universidad del Sur de California (USC).

Los largometrajes siguen siendo tan blancos y dominados por los hombres heterosexuales como lo han sido desde siempre, mientras que las mujeres, las minorías raciales y la comunidad LGBT continúan teniendo un escaso protagonismo en los filmes estadounidenses. Esta es la conclusión más contundente de la investigación, que anualmente, desde el 2008, se ha dedicado a analizar la composición demográfica de cada personaje con nombre y diálogo en las 100 películas más taquilleras en Estados Unidos (a excepción de 2011), además de la presencia tras las cámaras de trabajadores como directores, productores y compositores. 

Este año el informe expone que, a pesar de las constantes llamadas de atención en materia de desigualdad, en la industria no ha habido mayores avances."Cada año confiamos en que veremos un cambio", asegura a la agencia estadounidense de noticias The Associated Press, Stacy L. Smith, profesora de la USC y cabeza del  estudio. "Por desgracia, esa esperanza no se ha materializado del todo", dijo Smith, añadiendo con lamento que además "vemos un auténtico estancamiento".

Los números concretos arrojan que de los 4.583 personajes con diálogos analizados de las 100 películas más exitosas de 2016, el 31,4% eran mujeres, una misma cifra que no ha variado desde 2007. Así mismo, solo 34 de las cintas contaban con una protagonista o coprotagonista femenina, y sólo tres de ellas pertenecían a grupos menos representados. “Los espectadores vieron en 2016 vieron a 2,18 hombres por cada mujer en la pantalla”, destacan los expertos de la USC.

En esa misma línea llama la atención la forma en que la representación femenina varía según el género de la película. Por ejemplo, en los largometrajes de acción y de aventura las féminas solo se encargaron del 23,4% del total de total de los roles. A esto hay que sumarle además la característica de la raza y la etnia. En este renglón, los datos son contundentes: El 25% de las 100 películas no tenía ni un solo personaje negro con diálogo, 54 cintas no tenían personajes hispanos y 44 no tenían personajes asiáticos. Para las mujeres de color el panorama es aún peor: 47 películas no tenían ninguna mujer negra, 66 no tenían mujeres asiáticas y 72 no tenían mujeres hispanas.

 A esta lista de “invisibilidad” se añaden los miembros del colectivo LGBT, cuyas mujeres son excluidas de 91 de las 100 películas más taquilleras de 2016. Aunque es preciso destacar que hubo un aumento notable en personajes gays respecto a años anteriores. La mayoría de estos eran blancos y solo una, Moonlight, tenía un protagonista negro. 76 de las 100 cintas no tenían ningún personaje LGBT.    

El estudio también se preocupó por segundo año consecutivo en analizar el protagonismo de los personajes discapacitados, determinando que, a pesar de que casi el 18,7% de la población estadounidense se identifica como discapacitada, sólo el 2,7% de los personajes en películas de Hollywood se mostraron con minusvalías. 

Con respecto a la realidad detrás de las cámaras, el informe apunta que el panorama para las cineastas no ha dejado de ser desolador: en 2016 sólo hubo 5 mujeres directoras de 120, incluyendo codirectores, y ninguna de ellas era negra. 

La investigación de la Universidad del Sur de California concluye exponiendo algunas sugerencias para la industria del cine. Entre las más resaltantes aparecen el añadir cinco papeles femeninos con diálogo en cada una de las películas líder, con la finalidad de apostar a la igualdad de género. Así mismo, instar a las estrellas a incluir cláusulas de igualdad en sus contratos. Y, la organización también propone a los estudios y creadores de contenido que buscar consejos, comprensión e incluso listas de directoras a las cuales considerar. 

"La diversidad no es algo que ocurre sin más. Es algo en lo que hay que pensar y marcar como objetivo y conseguir", sentenció Katherine Pieper, investigadora del reporte.  

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Cultura.

 

Hollywood continúa siendo una cuna de la desigualdad y la discriminación
Comentarios