Buscar

MUNDIARIO

Guapis, la película por la que Netflix pidió disculpas es en realidad un maravilloso llamado de atención

La película se ha vendido gracias a la polémica que causó el póster lanzado por Netflix, pero la realidad que nos muestra es muy diferente. No solo merece que todo el mundo le de una oportunidad, también es una preciosa historia con un poderoso mensaje que seguramente servirá de guía para padres que no saben cómo hablar de ciertas cosas con sus hijos.
Guapis, la película por la que Netflix pidió disculpas es en realidad un maravilloso llamado de atención
Guapis. / Netflix.
Guapis. / Netflix.

Las grandes productoras saben la importancia que tienen los pósters de su películas. Son una de las primeras opciones que lanzan para llamar la atención de los espectadores y de eso depende la primera opinión que se forjen. No sabemos si Netflix lo hizo apropósito o realmente fue un error, pero semanas atrás lanzó el primer póster de Guapis (Mignonnes en su versión original y Cuties en inglés), que terminó ocasionando una ola de indignación.

En el mencionado póster veíamos a las protagonistas de la historia con ropa de baile atrevida y realizando poses sexuales, algo que terminó arrojando una percepción equivocada de la cinta. Netflix tuvo que salir a pedir disculpas y cambió el póster rápidamente, pero esto no calmó a las personas que incluso atacaron a la directora y guionista del film, Maïmouna Doucouré, quien tuvo que aclarar sus razones para realizar la película: "es debido a que vi muchas cosas, muchos problemas a mi alrededor vividos por chicas jóvenes, por lo que decidí hacer este film y hacer saltar una alarma y decir: Necesitamos proteger a nuestros niños".

En cualquier caso esta cinta logró el Premio a la dirección dramática en el Festival de Sundance, donde la crítica se rindió ante ella y te explicamos por qué.

Primer y segundo cartel de Cuties. Netflix.

El póster original vs el póster oficial. / Netflix.

Guapis, una película que merece su oportunidad

Guapis es una bella historia que tiene como protagonistas a Fathia Youssouf, Médina El Aidi-Azouni y Maïmouna Gueye. La primera es una niña franco-senegalesa y musulmana, que pasa por una dura situación familiar donde su padre se casará con una segunda mujer y tanto ella como su madre deben aceptarla. A esto hay que agregar los constantes choques que siente entre las tradiciones de su cultura y la actual cultura del Internet.

 

Para escapar de sus problemas, la joven Amy empieza a fijarse en una niña que también vive en su edificio pero que tiene una forma de ser muy libre y pronto entrará a un concurso de baile junto a otras amigas. Lejos de querer adentrarse en sus problemas familiares, Amy termina adoptando los movimientos de baile de sus amigas (propios del twerking) donde ella termina siendo la gran protagonista luego de copiar movimientos de películas pornográficas. Arropadas por las redes sociales, las niñas se vuelven más populares, aunque no precisamente de forma positiva, lo que termina ocasionando que sigan adoptando poses cada vez más sugerentes que constatan con su propia edad.

Una dura realidad

El problema con Guapis y el por qué muchos se sentirán ofendidos es porque cuenta una triste realidad. Cada vez son más los niños que se quedan solos con el Internet y navegan en un mundo donde el bien y el mal no están bien definidos. Lo popular es lo llamativo y que niñas de 11 años adopten poses de mujeres es algo que sucede constantemente. Y no solo esto, también su ropa, la forma en que llevan el cabello, la forma de actuar... cada vez tenemos menos niños que actúan como tal gracias a la poca atención que prestan los padres, quienes muchas veces optan por ignorar las preguntas de los pequeños aduciendo todo a que son 'cosas de niños'.

Guapis. Netflix (1)

Guapis. / Netflix.

Guapis es una maravillosa historia que aborda un problema real sobre la sexualización infantil y el poder de las redes sociales. La cinta plantea diferentes problemas y lo hace muy bien, además, ofrece la solución más obvia que es proteger a nuestros niños porque ahí afuera hay gente mala que no se preocupará por ellos de la misma forma que lo hará su familia. Amy, nuestra protagonista, busca su lugar en el mundo, aún es pequeña y pese a que la película no deja claro qué será de su futuro, esperamos que ella misma se encuentre y haya aprendido de sus errores. 100% recomendada para todo el mundo, pero especialmente si eres padre y temes abordar ciertos temas con tus hijos. @mundiario