Buscar

MUNDIARIO

Una de las grandes inunda con su arte el Kiosko Alfonso

La obra de Fina Mantiñán se enmarca dentro del trabajo artístico del hacedor que entabla un diálogo, diría casi monacal, entre la obra y su creador.

Una de las grandes inunda con su arte el Kiosko Alfonso
Fina Mantiñán, cuarta por la izquierda, rodeada de varios pintores. / Mundiario
Fina Mantiñán, cuarta por la izquierda, rodeada de varios pintores. / Mundiario

La tarde desapacible no invitaba a salir de casa. En el Kiosko Alfonso, como era de esperar, lleno absoluto. Reinaba calor de amistad. Se rendía un merecido homenaje a una mujer de cuerpo menudo pero muy grande en su dimensión  artística. Quizá la envidia que todo lo mancilla no permitió hacerlo antes, me refiero a Fina Mantiñán, una gran artista ninguneada, condenada al ostracismo por no sé qué hados maléficos, habelos hailos. Sus amigos pudimos disfrutar de su obra, abrazarla y desearle fortuna. La ciudad de A Coruña escribió una vez más en la página de su historia un renglón con letras de oro pues a una de sus hijas se le rendía el tributo que hace tiempo se la había usurpado, ¿quizá por ser mujer?

La obra de Fina Mantiñán se enmarca dentro del trabajo artístico del hacedor que entabla un diálogo, diría casi monacal, entre la obra y su creador. Diálogo a veces agrio, profundo, sin concesiones a modas y modos, cuyo resultado salta a la vista. Nos entrega la artista su alma hecha arte. Sin concesiones, a través de ella, se vislumbra un carácter fuerte, indómito, diría insumiso, quizá, seguro, esto hizo que se la silenciara tanto tiempo.

Esta exposición de Fina Mantiñán es un compendio de lo que es una labor artística seria, llevada a cabo en la soledad del estudio y como tal, emerge con fuerza y se hace oír. En el palacio de Exposiciones estaban presentes artistas, escritores, amantes del arte, todos amigos de la homenajeada, que, con su presencia, dieron realce al acto. Así pudimos saludar a Xavier Muiños o Ánxeles Penas. En animada conversación vimos y saludamos a los pintores Miguel Zelada, Teresa López Ameijeiras, Mª José Freire o Pilar López Román, quienes comentaron la exposición colectiva que está organizando la Asociación de Artistas patrocinada por el Ayuntamiento de Ribeira y en la que participan con otros socios. Emilio Celeiro tampoco quiso estar ausente.

En el acto de inauguración participaron Jaime Oiza, Rosario Sarmiento y José Manuel Sande, concejal de Cultura del concello herculino. Todos ellos resaltaron la figura de gran artista de Fina Mantiñán. @mundiario