Un gallego de La Mancha, experto en Baruch Spinoza

Spinoza. / Mundiario
Spinoza. / Mundiario
El profesor Atilano Domínguez Basalo ha publicado el libro Spinoza: Obras completas y biografías, un volumen de 1.004 páginas. Nacido en Cernado, en Ourense, su destino fue La Mancha.
Un gallego de La Mancha, experto en Baruch Spinoza

Atilano Domínguez nos presenta las obras completas de Baruch Spinoza, necesarias para el estudio y el análisis de la obra de este filósofo y de su etapa filosófica. Que una persona, un pensador o filósofo, el señor Domínguez, ya en la jubilación, ya con cierta edad, sea capaz de realizar este trabajo, solo podemos alabarlo. Por el esfuerzo y la dedicación que ha tenido durante décadas a la labor filosófica. No podemos olvidar que este profesor de filosofía ha sido considerado como uno de los grandes especialistas en dicho pensador.

Quizás, por el suelo patrio, por las tierras de la Mancha, caminan todos los días, a nuestro lado, personas y personajes que han realizado obras loables y notables, dentro de su especialidad, y quizás, nosotros, los demás, no somos capaces de valorar, el talento que podemos tener al lado, que están tomando el café al lado nuestro en la churrería del barrio. Quizás, nosotros, que somos medio quijotes y medio sanchos, quijotes-sanchos al mismo tiempo, no nos percatamos de la gran labor, que otras personas están realizando o han construido, y que cómo quizás no están en los grandes diarios nacionales, en los grandes medios de comunicación creemos que no existen, o no se han realizado esas obras...

No soy propenso de realizar y construir artículos a personas y personajes vivos y existentes, por diversas razones, pero aquí he hecho una excepción, porque creo y estimo, que es necesario. No me gusta, si alguien sigue los artículos que voy publicando, no me gusta, ni demasiado loar y alabar, porque pienso que todos los entes creados, tienen sus limitaciones, sus luces y sus sombras, ni tampoco criticar negativamente, por la misma razón anterior… Pero debo indicar, que traducir, estudiar, analizar, matizar, poner notas a pie, a cientos de un autor, tan complejo como es Spinoza, es una labor casi hercúlea, que solo puede realizarse, si alguien durante décadas, no una o dos, sin cinco o seis se dedique preferentemente al estudio de este pensador y filósofo, y su época, y la filosofía de su tiempo, y las consecuencias para el pensar humano.

Demasiadas personas, que son legos en filosofía, creen que las realidades humanas surgen porque sí, surgen por luchas dialécticas, entre economía y política y grupos sociales, en el mar de la sociedad y de la cultura. Y es cierto, pero debajo de todo ello, existen, docenas o cientos o miles de pensadores, que van perfilando el mundo. Que su labor puede ser callada, ninguno descubre ningún elemento químico nuevo, ninguna ecuación o logaritmo matemático que abra una nueva interpretación de la existencia, o alguna nueva teoría física que abre una interpretación de la realidad, ni tampoco, crea ninguna tecnología que cambie el mundo, o un grupo de empresas que termine o empiece con un sistema de producción.

Ningún filósofo realiza esas funciones, pero si está fundamentando, creando los pilares teóricos o deshaciéndolos, para que todo eso surja, es decir, pongamos un ejemplo simple, para que existan abogados de oficio, tuvo que existir corrientes de pensamiento que defendieran esta necesidad, en el campo de la filosofía del derecho, y después, ya vinieron grupos sociales y colectivos de presión, circunstancias, condiciones, necesidades. Y el poder político y económico creó los abogados de oficio. Pero antes, pudieron existir docenas de pensadores, que postularon esta necesidad, dando razones y argumentos…

Con este modesto artículo, invitó a leer este libro, y también a realizar un pequeño homenaje a este profesor emérito, pensador de la historia de la filosofía, y antiguo profesor del que junta estos adjetivos y verbos. @mundiario

Un gallego de La Mancha, experto en Baruch Spinoza
Comentarios