Fútbol femenino y canto a la amistad en el 26 Festival de Biarritz - América Latina

Público en el Festival de Biarritz \ Francisco Punal
Público en el Festival de Biarritz. / Francisco Puñal

La selección de diez largometrajes de ficción ofrece una variedad temática de indudable interés, para los espectadores de este certamen cultural.

Fútbol femenino y canto a la amistad en el 26 Festival de Biarritz - América Latina

Si algo está caracterizando a esta edición del Festival de Biarritz-América Latina es la programación de filmes realizados por mujeres, sobre todo en el género de largometraje de ficción.

Un ejemplo de ello lo tenemos en “Hoy partido a las tres”, con guión y dirección de Clarisa Navas (Corrientes, Argentina, 1989), una ópera prima que al presentarnos un universo íntegramente femenino, refleja un tema poco visto: los avatares de un equipo de fútbol formado por mujeres: Las Indomables. La cinta ya  ha sido premiada en su paìs natal.

Fotograma de Hoy partido a las tres, de la argentina Clarisa Navas

Fotograma de Hoy partido a las tres, de la argentina Clarisa Navas.

 

Como bien sabemos, el fútbol es “terreno” de hombres, por lo que la película rompe estereotipos, y es una novedad en el cine argentino.

La directora sabe bien de lo que habla porque ella jugó desde niña ese deporte, a pesar de las dificultades, y conoce de cerca las interioridades y conflictos que se presentan a cada momento.

Licenciada en Artes Visuales por la Universidad Nacional de las Artes, Clarisa, con amplia experiencia en documentales, emplea a jugadoras, o sea  actrices no profesionales, con quien ensayó durante meses el guión, aunque dejando abierta la puerta de la espontaneidad. El filme por lo tanto mezcla la ficción con el documental

Las Indomables participan en un torneo de barrio, organizado por un candidato a intendente, entre otras actividades, y mientras esperan para jugar, sus integrantes se ven envueltas en  toda una serie de sucesos: desde peleas, ligues amorosos entre ellas, desacuerdos, y contradicciones,  pero siempre queda constancia de su pasión por fútbol y de jugar cueste lo que cueste.

En un montaje paralelo, hay escenas de la actividad política de promoción del candidato a intendente filmadas con mucha ironía, y una gran carga de humor, que ridiculizan a ese tipo de político oportunista. Una actuación muy lograda por parte del animador de la fiesta.

Muy bien filmadas  las secuencias finales del juego, que se realiza, tras la caída de un enorme aguacero en un terreno convertido en barrizal. También hay que mencionar los enfrentamientos de las jugadoras contra las actitudes machistas de algunos observadores.

En definitivas, un gran acierto de esta directora que habrá que seguir de cerca en su filmografía.

Últimos dìas en La Habana

Una cerrada ovación regaló el público que llenó la sala del Gare du Midi, tras finalizar la proyección en la noche, de “Últimos días en la Habana”, del admirado director cubano Fernando Pérez (La Habana, 1944) con títulos que sobresalen en su filmográfia como “Suite Habana”, “La vida es silbar” y “Madagascar”.

Fotograma del filme cubano Últimos días en la Habana; de Fernando Pérez

Fotograma de Ùltimos dìas en la Habana, de Fernando Pèrez

Previo a la proyección, fue presentado uno de sus actores, Jorge Martínez, que interpreta a Diego, el homosexual enfermo de sida, quien expresó que íbamos a ver a una Habana distinta a la que se promueve para el turismo, con sus habitantes que luchan por la superviviencia diaria.

Premiada en los festivales de Málaga, La Habana, y Ceará (Brasil), “Últimos días en la Habana” es un canto a la amistad y al deseo de vivir,  por ello adquiere un valor universal. Es  también un homenaje al  al emblemático filme “Fresa y Chocolate”, de Tomás Guitérrez Alea.

En un apartamento desconchado de un ruinoso edificio, habitado por un pintoresco vecindario, de la Habana profunda, de una ciudad agónica donde no pasa el tiempo, y donde la supervivencia se ha vuelto más difícil,  viven Diego (Jorge Martínez), cuya enfermedad de sida lo mantiene en cama, pero con el deseo de vivir, y Miguel (Patricio Word) su amigo de la infancia, pero no su amante, que lo cuida, le da sus medicinas y le complace en sus caprichos. Miguel, siempre callado, con un rostro hosco todo el tiempo está cansado de esperar la visa que le permitirá viajar a Estados Unidos, su mayor deseo. Cada noche estudia inglés en su espera infinta. Afuera, la ciudad  puede estar desmoronándose, pero estos dos soñadores mantienen la esperanza. Así el director rinde homenaje a la Habana, donde la evasión es el fútbol y el sexo, y convierte la adversidad en una oda para sobrevivir.

Sin lugar a dudas, la recepción que ha tenido en este Festival hace pensar que un premio logrará  en este certamen.

El jurado de ficción de largometrajes lo preside  el actor Frontis Jodorowsky, y lo integran además:  la productora francesa Benedicte Couvreur; la actriz uruguaya Elli Medeiros, y el realizador, y productor francès Vincent Glenn.

Fútbol femenino y canto a la amistad en el 26 Festival de Biarritz - América Latina
Comentarios