Las películas sobre volcanes por las que pasaron desde Frank Sinatra a Danny Trejo

El día del fin del mundo (1980)
El día del fin del mundo (1980)
Aunque los volcanes no son la fuerza de la naturaleza que más y mejor haya inspirado a guionistas y directores, siempre queda que llegue esa película que trate como se merece a esta estructura geológica que alberga las entrañas de la Tierra.
Las películas sobre volcanes por las que pasaron desde Frank Sinatra a Danny Trejo

Los desastres provocados por la fuerza de la naturaleza resultan espectáculos imparables que nos recuerdan nuestra posición en el universo, pequeñas moscas que revolotean e insignificantes ante un buen golpe.

Estos espectáculos, por supuesto, llaman la atención del séptimo arte y la reciente erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma tiene sus precedentes cinematográficos. Una de las últimas The Burning Dead (2015) con Danny Trejo como protagonista y Rene Perez en la dirección. Los más enterados ya sabrán que estamos ante un "peliculón" de serie B, primero, porque Rene Perez es especialistas en este tipo de películas que no pasarían el filtro de ningún académico de cine, pero con un público sumamente fiel. Segundo, porque Trejo es el actor fetiche de este estilo de películas, todo un icono.

La trama de The Burning Dead os dejará ojipláticos: Danny Trejo interpreta al jefe indio nativo Lobo Nocturno quien vaticina la maldición de la montaña. Un volcán de cuyo interior saldrá la muerte. Y no está desencaminado. Dicha montaña es un volcán que entra en erupción expulsando una horda de zombies además de las terribles lenguas de lava.

¡¿Cómo se quedan?!

Mucho menos atrevidas han sido dos de las películas más conocidas sobre erupciones volcánicas: Volcano (1997) con Tommy Lee Jones y Anne Heche intentando salvar lo máximo posible de la ciudad de Los Ángeles. Y es que, a parte de los  terremotos, las erupciones volcánicas son posibles en California, en un porcentaje muy bajo, teniendo en cuenta que ha habido 10 erupciones en este estado durante los últimos 1.000 años, y en cualquier año, la posibilidad de una erupción volcánica importante en el estado es aproximadamente la misma que el riesgo de un gran terremoto en la falla de San Andrés, publicaba Los Angeles Times en 2018.

El volcán más cercano al núcleo poblacional de la ciudad de Los Ángeles es el Salton Buttes, a 160 millas (257 km) al sureste de la ciudad, y la erupción más reciente ocurrió hace unos 1.800 años.

Sin embargo, más allá de estos datos, lo que inspiró este filme fue el libro Volcano escrito por Jerome Armstrong y Richard Woodley que sitúan el inicio del desastre bajo La Brea Tar Pits, unos curiosos pozos de alquitrán ubicados en Hancock Park, Los Ángeles, que esconden huesos de animales de una antigüedad de 38.000 años. Ahí es nada.

La segunda película más reconocida es Un pueblo llamado Dante`s Peak (1996) con Pierce Brosnan y Linda Hamilton interpretando a un vulcanólogo y una alcaldesa, respectivamente, que intentarán salvar al pueblo Dante´s Peak, y luego a sí mismos, del desastre que se les avecina: un, aparentemente volcán apagado, que despierta con toda su furia. Aunque los efectos especiales del desastre natural no los vemos hasta la segunda mitad de la película, el film aguanta una revisión benévola hoy en día.

Nada que decir de Pompeya (2014). Parafraseando a Jordi Costa, crítico de El País: “Un blockbuster autocombustible de medio pelo”.

Pero antes de todas ellas, Hollywood ya se había fijado en este tipo de catástrofes naturales para crear historias que llevasen al público a las salas. Así, encontramos El diablo a las cuatro, película de 1961 con Spencer Tracy interpretando a un sacerdote y Frank Sinatra como presidiario en una pequeña isla del Pacífico Sur en el que un volcán amenaza la vida de sus habitantes. Ambos actores ya con un Óscar (Tracy realmente con dos al Mejor Actor por Capitanes intrépidos en 1937 y por Forja de hombres en 1938. Sinatra como Mejor Actor de Reparto en De aquí a la eternidad, 1961) que sin embargo no sirvió de impulso para hacer triunfar a este film que no llegó a cubrir los gastos de producción con la recaudación.

Paul Newman tampoco quiso perderse la experiencia del cine de catástrofes y protagonizó junto a Jacqueline Bisset y William Holden El día del fin del mundo (1980). Cierto es que Newman ya había hecho cine de catástrofes anteriormente, en concreto la mítica El coloso en llamas (1974) pero la desgracia que narra esta película no sería de origen natural. Así que, con El día del fin del mundo, el actor se estrenó en la catastrófica natural. Una película con tiernos efectos especiales cuya acción transcurre en una isla de Hawai, en un lujoso hotel cuyos residentes se ven amenazados por una erupción volcánica.

Todas las islas de Hawai, de hecho, se formaron por la acción de los volcanes como ocurre con el caso de las islas Canarias. Actualmente, hay tres volcanes activos en Hawái que son explotados turísticamente.  

Aunque los volcanes no son la fuerza de la naturaleza que más y mejor haya inspirado a guionistas y directores, siempre queda que llegue esa película que trate como se merece a esta estructura geológica que alberga las entrañas de la Tierra. @opinionadas en @mundiario

Las películas sobre volcanes por las que pasaron desde Frank Sinatra a Danny Trejo
Comentarios