Buscar

MUNDIARIO

Festival de Salzburgo fue todo un éxito pese a la Covid-19

Con unos 76mil espectadores el festival fue todo un éxito y marcó pauta para las futuras celebraciones pandémicas.
Festival de Salzburgo fue todo un éxito pese a la Covid-19
Festival de Salzburgo. / Twitter
Festival de Salzburgo. / Twitter

Con una ocupación del 96% concluyó el festival que quedó con un saldo de cero contagios, en plena pandemia de la Covid-19. Estos datos se vuelven importantes ya que el festival celebraba su centenario y mucho se invirtió para que los resultados fueran positivos pese a las restricciones que impone el Covid-19.

La dirección del festival hizo públicos los datos del certamen, que terminó sus 30 días de funciones de teatro, conciertos y ópera, celebrado pese al coronavirus y mientras otras grandes citas culturales, como el de Bayreuth, decidieron cancelar o adaptarse a ediciones virtuales.

En su resumen de este año, Salzburgo indica que las expectativas no solo se cumplieron, “sino que incluso se superaron con creces”. Pese al obvio recorte de este año, el programa del festival consistió en 110 representaciones, que dejaron €8.7 millones, solo en entradas.

Sus números casi se igualaron a los del año pasado aún con todas las restricciones del caso. Los organizadores aplicaron un meticuloso plan de prevención e higiene para garantizar la seguridad tanto de público como de empleados y artistas y funcionó pues los contagios fueron nulos.

Pese a esa elevada asistencia de público, no se detectaron ni brotes ni contagios individuales. Únicamente hubo un positivo, semanas antes de que comenzara el certamen, de una trabajadora que participaba en los preparativos.

Cuidados extra

A la limitación de asistencia de hasta mil personas por función (límite marcado por el Gobierno austríaco para cualquier evento) se añadió un plan para la realización de alrededor de 3 mil 600 pruebas de COVID-19 a todos los empleados. Además, se impuso la obligación de llevar mascarilla en todos los espacios, exceptuando durante la representación de las obras, así como estrictas medidas de distancia física.

El ministro de Sanidad austríaco, Rudi Anschober, defendió el éxito y ejemplo que supuso la organización este año de este certamen de música clásica, uno de los más importantes del mundo, explicó: “Salzburgo es una prueba de que incluso durante la pandemia más grave del mundo en 100 años, se pueden aplicar con éxito grandes eventos culturales”, declaró en un comunicado del Ministerio de Salud de Austria.  @mundiario