Buscar
SEMrush

El Festival de Cannes “ruega” a Netflix para que presente lo nuevo de Alfonso Cuarón

Como ya decíamos, la guerra entre la productora y el afamado evento seguirá. En este nuevo capítulo el presidente del certamen asegura que “continuará rogando” porque Netflix decida proyectar el último trabajo del realizador mexicano.

El Festival de Cannes “ruega” a Netflix para que presente lo nuevo de Alfonso Cuarón
Ted Sarandos, presidente de Netflix; y Thierry Frémaux, presidente del Festival de Cannes. / RR SS.
Ted Sarandos, presidente de Netflix; y Thierry Frémaux, presidente del Festival de Cannes. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El culebrón entre Netflix y el Festival de Cannes va para largo y en esta ocasión, vemos como el presidente del certamen, Thierry Frémaux, asegura que seguirá “rogando” a la productora para que presente la última película de Alfonso Cuarón.

En resumen, esta guerra abierta es un tira y afloja entre las parte para ver quién cede primero. Hace unos días tuvimos noticias de Ted Hastings, directivo de Netflix, quien confirmó que la productora no presentaría ninguna de sus películas en el festival debido a las sanciones impuestas por Cannes a la hora de presentar una película sin que esta sea estrenada en los cines franceses, algo que obviamente atenta contra los valores de Netflix que estrena de forma simultanea todas sus películas y series a través de su página.

Gracias a lo anterior, Cannes se ha quedado sin la firma de prestigiosos directores que han producido sus películas a través de Netflix, entre ellos, Alfonso Cuarón y su último largometraje Roma. Por este motivo, Frémaux ha dado unas interesantes declaraciones en donde se mezcla el tono conciliador con algo de agresividad, juzgue usted mismo:

Netflix tiene un modelo económico que no quiere cambiar y Francia tiene una regla que exige que las películas se estrenen en cines.

Ambos tenemos un problema. Netflix tiene un modelo económico que no quiere cambiar y Francia tiene una regla que exige que las películas se estrenen en cines. El año pasado vinieron pero, después, se negaron a lanzar sus filmes en salas de cine”, señala el director del certamen galo. “Este año, les hemos dicho: 'Cuidado, existe esta regla'. Podrían haber dicho que no habría problema y que irían fuera de competición, o que para la película de Alfonso Cuarón harían una excepción y aceptarían su estreno en Francia. Me hubiese encantado y continuaré rogándoles para que lo hagan. Serían jaleados como héroes”.

Y continúa: “Les estoy pidiendo que acepten esa regla. Exhiben docenas y docenas de películas cada año en Netflix. ¿No podrían estrenar tan sólo uno en cines cada año en Francia para poder venir a Cannes? Si vas a China, tienes que enfrentarte a la censura. No puedes exhibir todo lo que quieras allí. Cada país tiene sus peculiaridades. La peculiaridad de Francia es que pide a Cannes que sólo programe películas en competición que sean libres de ser exhibidas en salas de cine. La consecuencia cronológica es que se estrene tres años más tarde. Por supuesto, es absurdo. A título personal, creo que es tiempo de cambiarlo, pero, ahora, en 2018, estamos donde estamos”.

Alfonso Cuarón, director. RR SS.

Alfonso Cuarón, director. / RR SS.

 

No buscamos tomar bandos, pero puede que las decisiones de Frémaux no solo giren en torno a las regulaciones que Francia exige, sino a la presión que existe actualmente por parte de los pesos pesados del cine para evitar que Netflix siga creciendo y de paso cambie la experiencia de ir hasta el cine tal como han señalado nombres como Steven Spielberg o Christopher Nolan.

El propio Frémaux confirma lo que decimos al expresar: “Por el momento sólo he hecho cosas buenas por Netflix. El año pasado tuvimos dos películas, pero fui criticado duramente. Casi pierdo mi trabajo. Fue muy violento. Me gusta mucho Ted Sarandos. Algún día estaremos juntos en la alfombra roja otra vez. Van a cambiar muchas cosas. Netflix va a cambiar. La película de Alfonso Cuarón es maravillosa y también quiero aplaudir a Netflix por subir a bordo el increíble proyecto de Orson Welles”.

Pero el director galo no es el único preocupado por la polémica, Beatrice Welles, hija de Orson Weller tenía la esperanza de ver The Other Side of the Wind, el largometraje póstumo del director, en Cannes. Variety logró hacerse con el correo que Welles envió a Sarandos y revela la realidad del cine donde al final sobrevive el poder de las productoras y no el arte: “Estaba muy molesta y preocupada tras leer en los periódicos sobre el conflicto con el Festival de Cannes. Tengo que hablar en nombre de mi padre. Vi cómo las grandes productoras destruyeron su vida, su trabajo y ningunearon al hombre al que tanto quise. Odiaría ver a Netflix convertida en otra de esas compañías. Por favor, reconsideradlo y dejad que el trabajo de mi padre sea la película que tienda un puente entre la grieta entre Netflix y Cannes”, señala Welles.

Dejad que el trabajo de mi padre sea la película que tienda un puente entre la grieta entre Netflix y Cannes

Hasta ahora, Cuarón no se ha posicionado de parte de ningún bando. El que si lo ha hecho es el director Jeremy Saulnier que iba a estrenar Hold the Dark en Cannes y debido al veto, no podrá. El director de Blue Rain tiene algunas palabras duras para aquellos que piensan que una película es menos por no ser estrenada en una gran pantalla: “Con las nuevas plataformas de distribución y las nuevas estrategias de estreno en alza, he escuchado mucho intercambio de ideas respecto a qué es lo que constituye un largometraje. Estaré felizmente fuera de ese debate mientras puedas seguir contando historias narrativas con el dinero de otras personas. ¿Oscars contra Emmys? Eso no me preocupa. Pero si alguien intenta decirme que cualquiera de mis humildes películas no es una película, puede ir a apuñalarse gentilmente en la cara varias veces y después prenderse fuego a sí mismo.

Este ha sido el último capítulo de la polémica que surge a partir del avance que si bien permite la oportunidad de más cine, también deja atrás el viejo modelo al que muchos están anclados. @mundiario

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad