Félix Klieser, el virtuoso músico alemán sin brazos que toca la trompa con los dedos de los pies

Felix Klieser_opt
Felix Klieser. / Mundiario

Fue galardonado con el premio ECHO Classic en la categoría de mejor artista joven en el 2014, publicó un libro autobiográfico y en 2016 recibió el premio Leonard Bernstein del Festival de Música de Schleswig-Holstein.

Félix Klieser, el virtuoso músico alemán sin brazos que toca la trompa con los dedos de los pies

Felix Klieser, de 31 años, es un trompista profesional alemán que nació sin brazos y toca la trompa usando su pie izquierdo para accionar las válvulas y sin colocar una extremidad dentro de la campana. Esto contrasta con la forma en que se toca tradicionalmente el instrumento que implica usar la mano izquierda para accionar las válvulas y colocar la mano derecha. Este joven se ha ganado los aplausos del público y la crítica gracias a su espectacular talento a la hora de tocar, con el cual ha logrado sobresalir en todo el mundo, demostrando una vez más que una discapacidad no trunca los sueños. 

Debido a una extraña condición, Felix nació sin brazos, es por eso que utiliza los pies para prácticamente todo, vestirse, comer, escribir y sobre todo, para tocar su instrumento. Desde los cinco años le surgió el deseo de ser músico gracias al corno, también conocido como trompa, así que sus padres lo inscribieron a clases para que aprendiera todo lo que necesitaba. 

En una entrevista que le hizo la BBC hace algunos años, Felix Klieser comentó que en un inicio su instrumento se encontraba en el piso y de esa manera comenzó a tocar, operando las válvulas con los dedos del pie izquierdo. Sin embargo, con el paso del tiempo él evidentemente creció y se encontró con que la posición no era la más cómoda para interpretar las piezas cada vez más complejas que interpretaba.

Así que con la ayuda de un fabricante de instrumentos, comenzó a desarrollar un soporte fijo que con los años fueron perfeccionando para que él pudiera explotar todas y cada una de sus habilidades. Otro de los obstáculos que encontró fue que, los músicos sin discapacidades utilizan la mano derecha para alterar el sonido del corno, pero Klieser no usa su pie derecho para ello. 

Para cambiar las distintas tonalidades que tiene su instrumento, Felix Klieser utiliza la boca, regulando la cantidad de aire que sopla. Gracias a esto logró tener un estilo único en su tipo y que le ha valido el reconocimiento de sus colegas, aunque hay ocasiones que es inevitable tener que silenciar el sonido en distintas piezas, así que para eso usa un dispositivo mecánico que opera con su pie derecho.

Felix Klieser ganó un montón de premios cuando era joven, incluyendo el concurso nacional Jugend musiziert en su natal Gotinga, Alemania. A los 13 años lo aceptaron como una de las jóvenes promesas en la Escuela de Música de Hannover, donde comenzó sus estudios regulares de música y fue ahí que aprendió de grandes instrumentistas del corno como Markus Maskuniitty, excornista principal de la Filarmónica de Berlín y Peter Damm.

 

De 2008 a 2011 fue miembro de la orquesta Bundesjugendorchester, con la que actuó en importantes salas de conciertos en Alemania y en el extranjero. A lo largo de su carrera ha grabado tres conciertos de corno francés, pero en 2014 se llevó el premio ECHO Klassik, uno de los más importantes de su país, en la categoría Joven Artista del Año y también fue galardonado con el Premio de Música de la Asociación de Directores de Conciertos Alemanes.

Actuará en nuestro país el próximo 8 de abril de 2022 en la Semana de la Música Religiosa de Cuenca.

En una de las giras el exlíder de The Police, Sting, le llamó para que tocara con él y le mostrara a su público el talento que tiene con la trompa. Sin duda, la historia de Felix nos recuerda que no hay obstáculos que puedan detener a una persona que tiene muy claros sus sueños. Todo un ejemplo de superación, tenacidad, valentía y amor por la música, un maravilloso cóctel que sin duda influye en las claves de la felicidad  @mundiario


 

 

 


 

Félix Klieser, el virtuoso músico alemán sin brazos que toca la trompa con los dedos de los pies
Comentarios