Buscar

MUNDIARIO

El exquisito doble del cadáver de Franco

La compañía madrileña Kukumarro Producciones presentó ‘Odios sordos’ en la Feria de Teatro de Castilla y León de Ciudad Rodrigo que se celebra esta semana.
El exquisito doble del cadáver de Franco
Momento de la obra Odios sordos. / María Ramos
Momento de la obra Odios sordos. / María Ramos

Firma

María Ramos

María Ramos

La autora, MARÍA RAMOS, escribe y fotografía en Espacies y Mundiario.

Siempre corrió el rumor de que el Generalísimo tenía dobles. Lo vimos en esa maravillosa ‘Espérame en el cielo’ (Antonio Mercero, 1988) donde Pepe Soriano nos hizo bailar el bolero más triste de la historia del cine. 

En clave de comedia, Kukumarro Producciones, da una vuelta más de tuerca a este tornillo. Franco tuvo un doble también en la muerte. Y no es que ande por ahí vivo echando la partida con Elvis, sino que su cadáver había quedado tan desfigurado tras la operación desesperada de salvamento que tuvieron que buscar un sustituto ante el que España se pudiera despedir de cuarenta años de dictadura.

Con este delirante planteamiento comienza ‘Odios sordos’, un texto de Melania Sebastián dirigido por Fermín Cabal que se ha presentado en esta edición de la Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo. 

Sobre este exquisito cadáver, que después de cuarenta años sigue siendo centro del debate social y político, se arma una trama de enredo en la que las actrices Gloria Villalba e Isabel Torrevejano dan vida a dos formas antagónicas de entender no sólo el mundo, sino también la muerte, la familia o el éxito. 

Comedia de enredo en la que las réplicas las dan el actor Chema de Miguel y el cadáver incorrupto del dictador que lleva habitando cuarenta años el salón de los Revuelta. Una trama disparatada que pone sobre la mesa temas como la exhumación de las fosas franquistas y del Valle de los Caídos, la ambición desmesurada, la lealtad familiar o el amor. 

Carcajadas, juegos de palabras y enredos que no evitan que en algunos momentos la situación requiera ponerse serios. En esos momento, Adela (Gloria Villalba) trata de poner algo de honestidad ante la locura y Pruden (Chema de Miguel) es capaz de transmitirnos la ternura del amor real frente al amor interesado. La carcajada como herramienta para hacer frente a tantas costuras rotas.