Buscar

¿Euler, por qué y cómo la sociedad. la naturaleza y el Ser Supremo crea estos genios?

Es imposible en unos cientos de palabras, entrar en el misterio de una mente como la de Euler, que es considerado uno de los grandes matemáticos de la historia.

¿Euler, por qué y cómo la sociedad. la naturaleza y el Ser Supremo crea estos genios?
Leonhard Paul Euler, matemático. / RR SS.
Leonhard Paul Euler, matemático. / RR SS.

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

El autor, JESÚS MILLÁN MUÑOZ, escribe en MUNDIARIO. Es licenciado en Filosofía. Funcionario. Es autor de ‘Cuadernos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía’. @mundiario

Por otro lado, entrar en los profundos enigmas de las matemáticas como saber humano. Pero creo que al enfrentarnos-confrontarnos con estas grandes mentes-genialidades de lo y de los humanos. Por un lado, nos convencemos de que la humanidad, la especie humana, vale la pena, es loable y admirable, incluso sin olvidar, las cosas negativas que hemos hecho, en segundo lugar, nos llenamos de una energía, de una esperanza de que el ser humano debe vivir-sobrevivir, tiene derecho de estar-tener un pequeño lugar en el universo. Cosa que tanto necesitamos, llenarnos de esperanzas, buscar motivos de esperanza.

Leonhard Paul Euler, Basilea, Suiza, 1707- San Petersburgo, Rusia, 1783, fue un matemático suizo, que materializó su carrera en San Petersburgo, Berlín y otra vez volvió a San Petersburgo.

Euler, incluso entre los matemáticos es considerado como un gran enigma, se le considera, uno de los tres matemáticos más prolíficos que ha dado la historia de la humanidad. O al menos, que se conservan sus productos culturales en su especialidad, o dicho de otro modo, realizó contribuciones en todas las ramas de las matemáticas de su época, y abrió otras nuevas. No olvidemos que estamos hablando en una época anterior a la Revolución Francesa.

Su Opera Omnia, consta de 82 volúmenes, se indican que pesan ciento setenta kilos, sesenta mil páginas, entre ellas escribió cuarenta libros y 850 artículos. Se cree que redactó unas ochocientas cincuenta páginas de matemáticas creativas, artículos y monografías, de media cada año.

La matemática se debate entre cuatro grandes preguntas-problemas de fondo, que podríamos denominar que son de filosofía matemática:

Uno, la matemática es una realidad inventada-imaginada-diseñada-ilustrada por los seres humanos o es tomada de la realidad externa, o ambas cosas a la vez.

Dos, la matemática es inductiva, por tanto empírica, o es deductiva. O ambas cosas a la vez.

Tres, es la gran pregunta de Einstein, entre otros, ¿cómo una cosa inventada-diseñada-imaginada por el ser humano tiene tal capacidad, sirve para la predicción de la realidad del universo?

Cuarto, derivada de la anterior, por qué la Naturaleza, o grandes aspectos de la realidad natural, no humana y humana, se explica o utiliza el instrumento de las matemáticas para ser explicada.

Es una especie de misterio, que en lo esencial, en el fondo, se combinan o se mezclan o se tocan el “ritmo” del sonido-música, el número, la poesía-palabra, añadiríamos la imagen-forma.

Quizás, todo lo que forma-conforma lo humano es una mezcla combinación de esos mundos, que después nosotros lo materializamos en los saberes: sean física, música, matemáticas, pintura, etc. ¿En definitiva espacio-tiempo-masa-energía y, en medio, el ser racional humano?

La matemática es un misterio y como todo también un enigma, se indica que la famosa fórmula de Euler, que relaciona el cero, el uno, pi, “i”, “e”.

Es una ecuación o relación cierta porque se ha demostrado, pero nadie, se indica, nadie sabe exactamente lo que significa… Lo cual de ser cierto este aserto, es un ejemplo claro, del problema de la matemática, es “como si dijésemos un espejo, que el ser humano inventa o descubre, y que le lleva a percibir-ver-pensar más allá de si mismo”. Es como ir en un telescopio, que te dirige a paisajes-geografías que desconocemos, y que después, siglos después o generaciones después, los humanes nos damos cuenta, que sirven para tal cosa o tal otra, o quizás, se entienda lo que es… No es de extrañar que el viejo y gran Platón, dijera que existía un mundo de las Ideas..

Es loable que una persona, que perdió la visión en los últimos diecisiete años de su existencia, fuese capaz de seguir creando-inventando-descubriendo matemáticas.

Se dice que en su mesa tenía un montón de artículos manuscritos terminados, de problemas matemáticos resueltos, que iba solucionando. Y cada cierto tiempo, iban a recogerle alguno o algunos para publicarlo en las revistas. Por eso, se indica, que en vida, se hicieron públicos trabajos más recientes, y los más antiguos, fueron dados a la difusión más tarde de su muerte.

Puede que este detalle, parezca baladí y sin importancia, pero creo que muestra y demuestra el carácter y la personalidad de un ser humano o de esta persona, que se indica, que tenía costumbres muy modestas y moderadas, con una religiosidad natural profunda, y con un afán de trabajo enorme. Quizás, las clásicas virtudes del pueblo suizo. Quizás ese modo de ser, esa personalidad de fondo, está en la esencia de su enorme creatividad-genialidad-producción-innovación teórica-abstracta, que denominamos matemáticas.

Para terminar, usted hoy que tiene que ir al médico, realizar un viaje y, cientos de otras operaciones materiales, no podrían ser posibles sin las matemáticas, ciertamente, también sin otros saberes. Pero la matemáticas están en la esencia de todo lo que hacemos… La cuestión, es cuántas calles, plazas, parques tienen el nombre de Euler, en las ciudades europeas... ¿No deberíamos ser un poco más agradecidos…? @mundiario