Buscar

Museo Cervantino de El Toboso, el Museo con más Quijotes y el Quijote más grande del mundo

El museo con más ediciones del Quijote diferentes del mundo, en más de sesenta lenguas, quijotes firmados por grandes personajes, más de seiscientas ediciones del Ingenioso Hidalgo. Además el Quijote manuscrito que es el más grande del mundo en centímetros. 

Museo Cervantino de El Toboso, el Museo con más Quijotes y el Quijote más grande del mundo
Museo Cervantino el Toboso
Museo Cervantino el Toboso

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

Licenciado en Filosofía. Funcionario. Es autor de ‘Cuadernos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía’ y escribe en MUNDIARIO.

Hasta dónde sabemos y conocemos es el museo con más ediciones del Quijote diferentes del mundo, Quijotes en más de sesenta lenguas, quijotes firmados por grandes personajes de la historia, más de seiscientas ediciones diferentes del Ingenioso Hidalgo Don Quijote. Además el Quijote manuscrito que puede que sea el más grande del mundo en centímetros.

Este museo fue idea y sugerencia de Jaime Martínez Pantoja, que en la década de los años veinte, del siglo anterior, se le ocurrió empezar a coleccionar Quijotes, pidiendo a personajes de la época que le enviasen un Quijote firmado. Hay esencialmente además de otros materiales sobre el Quijote, cuadros y esculturas, dos clases o tipos de ediciones del Quijote, unos, que son ejemplares únicos, manuscritos o libros de artista o libros miniados, y otros que son ediciones del Quijote de imprenta. Existe un Quijote manuscrito, tanto el texto como las ilustraciones realizado por los reclusos de Ocaña hacia 1926. Sintéticamente deberíamos indicar algunas notas:

- Quizás, el Quijote como obra maestra de y para toda la humanidad, nos enfrenta al misterio y al enigma del ser humano. Quijote-Sancho-Dulcinea, quizás esa mezcla seamos todos los seres humanos, todos estemos formados por esa combinación de quijanos-sanchos-dulcineas, todos y todas, hombres y mujeres, tengamos esa mezcla de idealismo-utopía y de realismo-materialismo, sea cual sea nuestro continente geográfico y cultural, nuestra ideología de base, nuestro tiempo o nuestra época.

El Quijote-Quijano es como un espejo poliédrico que nos enfrenta a nuestro consciente-consciencia-conciencia, pero también a nuestro inconsciente, tanto individual como colectivo. Por eso, el Quijote cada siglo ha sido interpretado de forma diferente y diferenciada, porque cada época-tiempo-siglo ha visto en él unos valores-factores esenciales que reflejaban su siglo. Quizás, el Quijote, que se sabe, que una edición llegó a Lima, en los primeros años, al obispo de la ciudad, después santo, fue leído e interpretado al principio, como un texto de ironía-sorna-chiste-alegría, y por eso, se dice que en los primeros años, ya salieron en los carnavales de Madrid, algunas de sus figuras por las calles, de forma espontánea.

Indicábamos que el Quijote, parece ser, fue tenido en primer lugar, interpretado como libro de alegría-chiste-sorna-ironía-crítica-humor, pero después cada siglo ha visto-leído-contemplado con diferentes aspectos, hasta llegar al día de hoy, que es considerado como una obra maestra de la humanidad.

Bien haríamos en la Mancha, que tanta necesidad de incentivos y de aires nuevos necesita, proponer a la UNESCO, intentar que el Quijote sea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad o como Memoria del Mundo, no solo el Quijote como libro, sino una ruta del Quijote con todos los significados culturales y sociales e históricos, especialmente en la Mancha, bien se haría que las autoridades públicas y las fuerzas vivas, analizasen y estudiasen esta posibilidad.

- Como decía la filosofía griega antigua, no sirve ninguna filosofía que no cure algún mal humano, con todo cariño yo me atrevería a sugerir las siguientes ideas…

a) Este museo tiene el Quijote escrito a mano y con ilustraciones a mano, ejemplar único, que fue donado por un centro escolar de Cataluña, que mide 126 cms de largo por 105 de ancho.

Creo que las autoridades del Toboso podrían indagar la posibilidad de obtener el título oficial Guinness al Quijote más grande, en tamaño de hojas del Quijote. Esta certificación podría ser importante, necesaria, justa y conveniente.

b) Quizás sería conveniente, que dicho museo se ampliase, es decir, pudiese por alguno de sus lados, adquirirse algún inmueble más, para de ese modo, exponer más Quijotes y más ediciones del Quijote y otros materiales.

c) En unas hojas sueltas o en una web oficial del museo podrían indicarse las diferentes ediciones del Quijote que contiene dicho museo, además de otros materiales.

Estimo que esta modesta medida, expondría visual e intuitivamente la importancia de dicho museo, y verse más fácilmente la riqueza que contiene.

d) También destacar un Quijote, un libro de artista, libro objeto, ejemplar único, libro único, con más de doscientas hojas, de sesenta y cinco por cincuenta centímetros cada una, todas y cada una de las hojas pintadas a mano por los dos lados, pegadas hojas del texto del Quijote. Una especie de libro miniado o libro ilustrado al estilo medieval con estéticas actuales. Esta obra si se extendiese en dimensiones, tendría un tamaño similar al Juicio Final de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina.

Para terminar, los dos viajeros, que han pisado este museo, y estas piedras de este lugar-pueblo de Dulcinea, varias veces, a lo largo de su existencia. Para terminar los dos viajeros, invitarían a todos los ciudadanos de este país, denominado Piel de Toro o Celtiberia o Hispania, un país de tantos nombres, de tanta historia y, que alguna vez, antes de su propio tránsito, pasasen por esta ciudad, y por algunos lugares más de la Mancha y visitasen este museo, y también otras comarcas, para así de ese modo, quizás, quizás conocerse y entenderse un poco mejor a ellos mismos. @mundiario