Buscar

Clara Campoamor y Concepción Arenal, dos referentes del feminismo

Fue tal la admiración que Clara Campoamor sintió por la obra y el pensamiento de Concepción Arenal  que  constituyó un claro reflejo en toda su lucha por conseguir su meta.

Clara Campoamor y Concepción Arenal, dos referentes del feminismo
El conferenciante con el presidente y la vocal de cultura del Casino. / Mundiario
El conferenciante con el presidente y la vocal de cultura del Casino. / Mundiario

Firma

Natalia Souto

Natalia Souto

Cronista de MUNDIARIO.

Las mujeres han tenido que  enfrentarse a múltiples contratiempos por ser ciudadanas. Desde el principio de los tiempos su lucha ha sido constante, nunca se les quiso reconocer que además de madres, esposas, hijas o hermanas son eso, ciudadanas. Desde las primeras sufragistas hasta nuestros días, la lucha ha sido constante.

Dentro de los actos programados con motivo del 128º aniversario del Sporting Club Casino herculino, el profesor de Sociología de la Universidad coruñesa, Juan de Dios Ruano, pronunció en el Aula de Cultura  de esta centenaria sociedad una conferencia sobre el feminismo cívico de Clara Campoamor. La presentación corrió a cargo de la vocal de cultura del Sporting y colaboradora de MUNDIARIO Mary Carmen Calviño, que hizo una somera semblanza sobre la vida profesional de Ruano.

Efectuó el profesor un documentado recorrido por la obra y la lucha de la activista Campoamor; el contexto en el que se desarrolló su lucha parlamentaria, las fuentes en las que bebió; nada más y nada menos  que de dos insignes gallegas y coruñesas por más señas, iniciadoras del movimiento feminista patrio: Emilia Pardo Bazán y Concepción Arenal.

Trabajo de una niña de 5 años sobre Concepción Arenal y Clara Campoamor.

Trabajo de una niña de 5 años sobre Concepción Arenal y Clara Campoamor.

Fue tal la admiración que Clara Campoamor sintió por la obra y el pensamiento de Concepción Arenal  que  constituyó un claro reflejo en toda su lucha por conseguir su meta. Defendió con ahínco, fuerza, constancia… como el martillo sobre el yunque hasta ablandar el hierro, el derecho de la mujer a emitir su voto, sufrió por ello burlas,  desprecios, enfrentamientos dialécticos de antología; la diputada Campoamor se enfrentaba –con argumentos sólidos– fruto de su gran formación, no solo a los parlamentarios de la época; compañeras de hemiciclo se oponían a la petición de la parlamentaria liberal.

Haciendo suyas las premisas de la gran jurista gallega –con moderación, constancia, ponderación y  paciencia– luchó por algo  que hoy consideramos normal, y que las mujeres de hoy en día tienen que defender con todos los medios a su alcance.

Desgranó el conferenciante los debates ásperos con los que Campoamor defendió que un principio democrático como el sufragio,  no podía retrasarse en función de si el voto se suponía que iba a dirigirse a unas formaciones políticas o a otras; enfrentamientos tales que el día que las Cortes aprobaron el voto femenino hizo exclamar a Indalecio Prieto: ”esto es una puñalada trapera a la República”. Esta expresión define claramente el ambiente reinante y la lucha titánica de aquella mujer, culta, leída con una solidez política encomiable,  faro, guía, ejemplo a seguir por la mujer actual.

En definitiva, para clara Campoamor la democracia constituía ”el único sistema que representa al hombre y es susceptible de perfeccionamiento”(…) lo demás,  son aventuras de las que está totalmente ausente la verdadera y fidedigna expresión del anhelo humano”. Por eso, a su carácter democrático y liberal le correspondía ese feminismo cívico y solidario que bien podría  resumirse en su declaración de principios en la defensa del voto femenino: ”Ciudadana antes que mujer, mujer antes que republicana. @mundiario