Buscar

El Blog e Internet

El blog ha cambiado la estructura del escritor en relación al público o a publicar o hacer público los textos, sean de escritura, sean de imágenes o sean de otro tema.

Internet abierto.
Internet abierto.

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

Licenciado en Filosofía. Funcionario. Es autor de ‘Cuadernos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía’ y escribe en MUNDIARIO.

No sé si somos conscientes, que en el proceso de escritura o de investigación-creación sea la actividad que sea, siempre existen cuatro grandes pasos: primero, observar-pensar-leer-investigar, segundo, escribir-redactar-materializar esos pensamientos en escritura o en imágenes, cada uno según su especialidad, tercero, dar a conocer o publicar, en cuarto lugar, obtener un beneficio social o cultural o económico.

Hoy nos encontramos que un autor-creador-escritor-pensador-filósofo-científico o cualquier otra actividad de la investigación o de la creación, de las ciencias o de las artes, puede cumplir él solo o ella sola, al menos los tres primeros pasos.

Desde Gutenberg todo cambió, pero al final, los dos primeros pasos, podía cada autor realizarlos, pero después el tercero, o se autoeditaba, o en este siglo último, las grandes empresas editoriales, mediaban a y en todos los sentidos.

Ciertamente que un blog, no cantemos sinfonías, es limitado, porque en cada especialidad, en el mundo, pueden existir cientos de miles, literalmente, habrá cientos de miles de blogs de literatura, de filosofía, de arte plástica, de y de…

Pero esa ansia de analizar el mundo, de observar el mundo, de redactarlo en un lenguaje, sea matemático o sea de la física teórica o sea del arte plástico o sea de la literatura o sea del diseño o sea de cualquier otra actividad. Ese expresar o ese hacer público, ese enviar a otros, que otros puedan verlo-percibirlo. Ese paso se ha conseguido con el blog, diríamos mejor, con diferentes herramientas de Internet.

Ya que las redes sociales, por ejemplo, twitter, facebook, youtube se pueden utilizar como un sistema más, como páginas de un libro, aunque después las hojas, cada uno, publique la actividad que le interese. Es cierto, que pocas personas utilizan el twitter, solo como plataforma-páginas donde va publicando solo sus aforismos o frases o preguntas. Raramente no se utilizan para interconectar docenas o cientos de mensajes de distintas fuentes. Lo mismo con el facebook, pero hoy podría, puede utilizarse el facebook como muro-plataforma, en el cual un autor-creador, exprese solo contenidos culturales, de descubrimiento e investigación, y no solo como red dónde expresa sus “días de sus conferencias y una forma complementaria de publicidad-propaganda”.

El autor-escritor-pensador-artista-diseñador-científico, hoy con el blog, puede cumplir la función de la revista de antaño. Ir dando a conocer, mostrando a los demás, al público, es decir, publicar, sus artículos y sus búsquedas y sus investigaciones y sus creaciones sobre mil temas.

Ciertamente hay una duda, que sucede, que ya está sucediendo si la empresa que mantiene el blog, fracasa o acaba en la ruina, es decir, todo lo publicado se termina, el libro se destruye, algo así, como cuando los mil ejemplares del libro en papel, se ha destruido por desidia o por las fuerzas del tiempo.

Pero hoy el investigador-buscador, hoy, no se tienen que quedar necesariamente, millones de textos, sean plásticos o sean de imágenes o sean de lenguaje natural escrito, no se tienen que quedar, perdidos y hundidos en el vientre del cajón, como durante siglos ha sucedido, ni tampoco, en el estómago del ordenador. Hoy, cualquier persona, puede modestamente mostrar lo que hace.

También hay que indicar, puedes mostrarlo al público, pero pueden suceder y pasar lustros, sin exagerar, que tu twitter, tu facebook, tu blog planteado como un producto cultural, de mostrar producción de investigación cultural, sea el género que sea, tenga diez o veinte seguidores, a lo sumo. Porque esto sucede.

Puede que usted no entienda o no comprenda, usted que está ofreciendo, o intentando ofrecer alta literatura, alta filosofía, alta obra plástica, usted solo tenga diez o veinte seguidores, o diez o veinte me gusta, o diez o veinte comentarios en un año, y, otras plataformas, por unas razones o por otras, tienen miles, docenas de miles, cuándo no cientos de miles…

Pero este es el problema de siempre, de la notoriedad y del producto que se crea, la notoriedad-fama es seguida por miles de receptores, la no notoriedad-fama por nadie o casi nadie.

Pero al final, usted, el autor-creador del blog, de esa obra de creación cultural, sea en una red o sea en otra, es el que tiene que decidir, quiere usted intentar, intentar no es conseguir, pero intentar hacer gran literatura o gran filosofía o gran pensamiento o gran, la actividad que usted se dedique, o quiere, quiere en principio hacer un producto mediocre con las claves para ser gustado por la generalidad. O desea, si desea que tenga suficiente recepción, pero por eso, no va a reducir su nivel de información-documentación-contenido-significante…