El compositor alemán Hans Zimmer más cerca del segundo Oscar gracias a Dune

Dune.
Dune. / Productora

Hans Zimmer, con 12 nominaciones al Oscar y uno en su haber por la banda sonora de El Rey León en 1995, recibe el BAFTA y el Globo de Oro a mejor banda sonora por Dune. 

 

 

El compositor alemán Hans Zimmer más cerca del segundo Oscar gracias a Dune

Dune, estrenada el 17 de septiembre de 2021, fue uno de los lanzamientos cinematográficos del año y uno de sus grandes aciertos ha sido, la banda sonora compuesta por Hans Zimmer. La película basada en la novela de Frank Herbert está dirigida por Denis Villeneuve.

Hans Zimmer ha sido el creador de poner música a otras grandes películas a lo largo de sus 30 años de carrera, conocidas piezas musicales del cine, Gladiator, Interstellar, Batman, Origen, Dunkerque..., se ha ganado el reconocimiento por realizar las banda sonoras para más de 150 películas, alcanzó el máximo premio al recibir en 1995 el Oscar a Mejor banda sonora por la película de Disney "El rey león", inesperado y refrescante, con su mezcla de percusión africana y temas de guerra con música orquestal destacando por su elemento sonoro resonante alcanzando sonidos de todo el mundo, utilizando cuerdas estonias y música electrónica mezclada con orquesta estándar. Su música fue y es una experiencia vital para el resto de nuestras vidas.

Zimmer no tiene formación musical formal, a pesar de tener una apasionada pianista en su madre. Creció en Frankfurt y no tenía televisión cuando era niño, pero escuchó a su madre tocar Bach y Mozart en el piano. Las lecciones no fueron bien ya que no encontraba inspirador el aprendizaje musical estructurado. Después de la universidad, Zimmer hizo varios trabajos en la escena de composición de películas y música en vivo, encontrando su camino. Para él, el sonido y la imagen deben fusionarse y convertirse en uno para el espectador, una experiencia que personalmente  ha logrado con Dune.

Estamos ante una arquitectura sonora sin precedentes, revolucionaria, donde se han inventado incluso instrumentos para adecuar la sonoridad al futuro. La capacidad de invención, el esfuerzo que supone, el talento que hay que arrojar para ello, las interminables horas de trabajo, son virtudes que tan solo algunos poseen.

El resultado de Dune es una obra épica, religiosa, arcaica, violenta, trágica y lírica que genera un caos de máxima inmensidad, rigor y profundidad a toda la película. Toda esta amalgama de referencias, motivos, temas, emociones, tonos y colores emprenden un viaje que arranca en la oscuridad, los primeros minutos de la película son de un fatalismo musical extraordinario y va en busca de la luz, hacia la esperanza por la salvación. Y este es el principal cometido que tienen las músicas de Zimmer: facilitar una experiencia inaudita al público. Para ello el gran maestro Zimmer ha sabido combinar a la perfección la profundidad emocional de la voz humana con la ansiosa intensidad de los elementos electrónicos y orquestales.

La banda sonora original de la película Dune transporta al oyente a un mundo extraño. Es una desviación dramática de las bandas sonoras tradicionales, y justo eso es lo que la convierte en una obra de arte extraordinaria y única. No cabe duda de que Hans Zimmer y Denis Villeneuve ganarán Oscars bien merecidos por su meritoria obra maestra. @mundiario

 

 

El compositor alemán Hans Zimmer más cerca del segundo Oscar gracias a Dune
Comentarios