Coco Comín es la directora artística del estreno del nuevo Fama, el musical

Fama _opt
Fama el Musical /Teatro Apolo Barcelona

Con tan solo 19 años fundó su propia escuela de danza y comedia musical, la Escuela Coco Comín, desde entonces ha sido imparable. Obras de gran éxito, como Chicago en 1996 o Grease, el musical en 2011.

Coco Comín es la directora artística del estreno del nuevo Fama, el musical

A parte de dirigir, coreografiar y producir obras de gran envergadura, también ha pasado por el cine, la publicidad y la televisión. Y ahora, con 65 años, asume la dirección artística de una nueva versión del afamado musical Fama, galardonado con dos premios Óscar, un Globo de Oro y un Grammy.

La coreógrafa estrenó Fama, el musical, el reciente 8 de octubre en el Teatro Apolo de Barcelona. Después de su gran éxito en 2004, Coco se vuelve a poner al frente de esta producción que tantas adaptaciones ha tenido.  Aunque esta versión es completamente nueva en cuanto a la adaptación del texto original, arreglos musicales y orquestación, coreografía, elenco, diseño de vestuario e iluminación, mantiene la esencia de un espectáculo que ha atraído al teatro a varias generaciones. “Fama es Fama. Es el musical de los musicales”.

El nuevo montaje cuenta con un amplio grupo de virtuosos y polifacéticos artistas que han sido seleccionados de entre los más de 1.000 jóvenes de todo el mundo que aspiraban a formar parte de la historia de la escuela de arte más famosa del mundo.

Para Coco Comin, que ya codirigió, coreografió y coprodujo la aclamada adaptación que estuvo cinco años en cartel de 2004 a 2009, “el musical reúne todos los elementos que lo hacen único en el género y que trasciende a través de los tiempos como un símbolo de esfuerzo y vocación”.

Fama, el musical sigue los últimos años de la célebre High School for the Performing Arts en la calle 46 de Nueva York (1980 a 1984). El musical explora los desafíos a los que se enfrenta la juventud. Los miedos, los triunfos, los prejuicios, el esfuerzo y la perseverancia se representan con un enfoque nítido, mientras los jóvenes artistas navegan por los mundos de la música, el teatro y la danza.

En 1980 se estrenó la película Fama con una trama dinámica y una banda sonora pegadiza. Pronto se convertiría en un fenómeno en todo el mundo y, tras el éxito cosechado en el cine, dio el salto a la pequeña pantalla. La cadena estadounidense NBC estrenaba la serie el 7 de enero de 1982.

Con una banda sonora que lo ganó todo , dos premios Óscar a Mejor Banda Sonora y Mejor Canción Original por “Fame”, un Bafta y un Globo de Oro, la música de la película es todo un fenómeno global, bailado por generaciones enteras desde el año de su estreno hasta nuestro días. En 2004 terminó en el puesto 51 en la encuesta 100 Years, 100 Songs de AFI de las mejores canciones del cine estadounidense.

Sirva de reflexión que después de poder disfrutar de este espectáculo de derroche artístico de talento y de emociones desorbitadas, podríamos pensar que algunas de nuestras instituciones artísticas nacionales y europeas pudieran ser herederas de Fama El Musical, un nuevo concepto de centros  nada "enconsertados" modernos y vanguardistas que luchan por destacar el talento "cueste lo que cueste"  y con el eslogan de  "la fama cuesta". Busquemos esa filosofía y dirección  en nuestras escuelas para ayudar a nuestros jóvenes a formar parte de una cultura que les permita hacerse un hueco muy merecido en el mundo laboral sabiendo que poseen el prestigio de una  "sólida formación artística". @mundiario


 


 


 

 

Coco Comín es la directora artística del estreno del nuevo Fama, el musical
Comentarios