Buscar

MUNDIARIO

Cavafis, selección de prosa: una espléndida edición

Reconocimiento al creador, placer saborear la luz de  su prosa literaria tendiendo al relato poco conocida en España. La edición publicada por la Biblioteca de Literatura Universal es un verdadero logro.

Cavafis, selección de prosa: una espléndida edición
Cavafis. / RR SS.
Cavafis. / RR SS.

Firma

Francisco Vélez Nieto

Francisco Vélez Nieto

El autor, FRANCISCO VÉLEZ NIETO, es escritor, poeta y comentarista literario. Colaborador de MUNDIARIO. @mundiario

Cavafis es el poeta de lengua griega, cuya obra poética viene mostrando a través del tiempo vivido la excelencia y riqueza lírica de sus versos. Nos permite ahora que vaya dejando de ser desconocida su prosa gracias a tan cuidada edición. La traducción al español y anotaciones por Pedro Bádenas de la Peñala sobre una selección de cuarenta y un escritos de acertada selección muy cuidada, se puede considerar todo un ofrecimiento para que los fieles lectores de Cavafis. Podrán conocer y disfrutar de esta faceta diferente, creativa y variada, de la personalidad y pensamiento del poeta.

En su crítica de Las máscaras, señala: “La palabra ‘máscara’ es de origen árabe maskara, que en la lengua del Corán significa ‘broma’, y de aquella deriva la palabra italiana ‘maschera’ y el nombre de la ciudad árabe  Maskara”. Los griegos adoptaron las máscaras para el teatro y las dividieron en dos modalidades: las de tragedia y las de comedia.  

Sobre las Huellas griegas en Shakespeare, nuestro prosista exquisito considera que, aunque una mayoría de los estudiosos del autor de Macbeth y de la que él se muestra de acuerdo, no obstante toma ejemplo de algunos versos de diferentes obras del genio inglés y las compara con versos de clásicos griegos:

“A Shakespeare se le considera un autor originalísimo y enteramente in- dependiente de la influencia del mundo griego. Su teatro es ajeno a la tradición griega. Es el polo opuesto. No sólo no imitó a los griegos, sino que al no saber griego ni siquiera los conoció”.

En el acto primero de Hamlet 3, el rey censura al príncipe danés por su inconsolable dolor por la muerte de su padre:

“Tu padre —dice— perdió un padre, / aquel padre que murió había perdido al suyo… / Persistir / en un dolor permanente es impía obstinación… / Es cosa común que todos los que viven mueran”.

En la Electra de Sófocles, el coro consuela a la hija de Agamenón con lo siguiente:

“Piensa, Electra, que naciste de padre mortal;

mortal era Orestes; no te aflijas pues en demasía.

 Porque todos debemos pasar por eso.

Sófocles en el Edipo en Colono  dice:

'Al lado de los justos hasta el débil vence al poderoso'”.

La belleza de su prosa, sin abandonar a los clásicos en esa biografía terrena de la que se siente preso feliz, muestra Cavafis la virtud expresiva de su narrativa. Andar solitario Una noche en Kallender a orillas del Bósforo donde las olas se convierten en sonrisas para alegrar al mitológico río de la historia.

“Las flores seguían a mi alrededor derramando su elocuencia perfumada, las aguas seguían sonriendo y corriendo como si se apresuraran hacia leja nas tierras felices, el cielo seguía presentando la grandeza de su paz —todo en armonía y conforme en una secreta promesa de absoluta felicidad. Y entre tanto, las voces de los cantantes no vacilaban y se elevaban melancólicas y audaces, como una protesta contra la belleza, seductora pero engañosa, del mundo.”

“Ríe si quieres o vierte lágrimas, en el mundo

 todo es mentira, todo mentira, todo sombras.

Si aún queda una verdad, es la fría, la yerma tierra

por donde van nuestras penas y alegrías”.

Cuando la lectura se considera un placer además de una ventana a vierta al conocimiento, estas prosas del poeta griego Cavafis resultan ser una panorámica subyugadora de la contemporaneidad clásica y la sencillez de la belleza desnuda. Como señala el prologuista “Cavafis es una crónica de esta lucha y el mejor indicador del continuo esfuerzo del autor por lograr un estilo de prosa capaz de satisfacer por igual claridad, elegancia y erudición, lo cual, obviamente, impregna su lenguaje poético. @mundiario