La capital de Austria iba a celebrar en 2020 los 250 años del nacimiento de Beethoven

beethoven_opt
250 Aniversario de Beethoven.
Viena enmudece como capital mundial de la música, con las óperas y salas de conciertos cerradas, se avecina una catástrofe financiera.
La capital de Austria iba a celebrar en 2020 los 250 años del nacimiento de Beethoven

El año 2020 iba a estar dedicado en Viena al 250° aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven, pero en la capital mundial de la música asediada por el nuevo coronavirus los habitantes están confinados en sus casas y las salas de espectáculo, cerradas y en silencio. La Ópera Estatal de Viena es un hormiguero donde actúan 1.000 personas, dice el director, Dominique Meyer, "ahora el lugar está en silencio y emocionalmente es muy difícil”.

En tiempos normales en esta ciudad, impregnada de pasajes de Mozart, la música se respira. Los festivales se encadenan y siempre hay un concierto o una opereta para escuchar y admirar. Pero la temporada musical se interrumpió bruscamente hace un mes, cuando las primeras medidas de confinamiento para frenar la pandemia obligaron a cerrar las salas de concierto de las grandes instituciones musicales.

"Viena ofrece una agenda cultural comparable a la de una metrópoli de 5 millones de habitantes, cuando tiene solamente 1,8 millones", dice el director de la Oficina de Turismo, Norbert Kettner. "Esto es lo que atrae a las tres cuartas partes de los 8 millones de visitantes anuales", señala, al punto que el número de turistas ha aumentado un 62% en los últimos diez años.

Para la ciudad de los valses felices compuestos por la dinastía musical de los Strauss, el freno brutal de la maquinaria cultura augura una catástrofe financiera sin precedentes desde 1945, fin de la Segunda Guerra Mundial. En ausencia de sistemas de seguro de desempleo, el gobierno austríaco ha establecido mecanismos de apoyo que permiten que cada artista obtenga 1.000 o 2.000 euros al mes durante 16 semanas. Este sector altamente internacionalizado seguirá dependiendo de las decisiones sobre la apertura de fronteras. Se comenta que no habrá espectáculos antes de septiembre,  dice Kettner, para quien "la cultura está en el ADN de las personas, no podemos prescindir de ella" @mundiario 

La capital de Austria iba a celebrar en 2020 los 250 años del nacimiento de Beethoven
Comentarios