Buscar

MUNDIARIO

Cándido y los demás, un cuento ilustrado sobre la proeza de ser diferente

El álbum ilustrado por Fran Pintadera y Christian Inaraja reivindica la virtud de ser diferente frente al adocenamiento del resto de la sociedad.

Cándido y los demás, un cuento ilustrado sobre la proeza de ser diferente
Cándido y los demás./ Kalandraka
Cándido y los demás./ Kalandraka

Firma

Manuel García Pérez

Manuel García Pérez

El autor, MANUEL GARCÍA PÉREZ, es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia y licenciado en Antropología por la UNED. Premio Nacional Fin de Carrera, fue coordinador del área de Sociedad y Cultura de MUNDIARIO, donde actualmente es columnista y crítico literario. Docente, investigador y escritor de narrativa juvenil, su última obra es el poemario Luz de los escombros. @mundiario

XI Premio Internacional Compostela para álbumes ilustrados 2018, Cándido y los demás nos invita a reflexionar sobre la capacidad de ser invisible frente al resto del mundo mientras tiempo y vida avanzan con un tesón enfermizo.

Breves frases cohesionan una secuencia de ilustraciones que destacan por su miscelánea estética, desde el surrealismo hasta el cubismo, un collage preciosista que expresa, sin embargo, la rigidez psicológica de una masa que transita, frenética, sin intención hacia ninguna parte.

El lector, transfigurado en ese Cándido que mira distante la indiferencia con la que la muchedumbre interrumpe calles, carriles, playas y toda clase de espacios parece descubrir la estresante sintomatología de nuestra sociedad; la falta de tiempo para la reflexión y para el divertimento.

Estructuras paralelas, formas cuadradas, grises cenicientos, edificios, círculos y poliedros describen a sujetos que no encuentran la paz consigo mismo. Avalanchas, industrias, eslóganes, protestas y polución definen -con notable manejo de la ironía- algunos de los rasgos hirientes que definen la infelicidad personal.

Y Cándido se siente invisible, intenta comprender el sentido de ese caos, de su propia pequeñez, evocando finalmente la humanidad que lo hace afín a esa masa, una luz que se filtra en unas páginas donde las emociones, los parecidos físicos, la invisibilidad incluso, nos hace evidentemente hermanos.

La obra de Pintadera e Inaraja, publicada por Kalandraka, es un álbum que rinde tributo al Cándido de Voltaire, expresando los horrores de un espacio que aparentemente debía ser el mejor de los mundos posibles, según Leibniz.