Lo bueno y lo malo de la nueva Tomb Raider

Alicia Vikander es Lara Croft.
Alicia Vikander es Lara Croft. / RR SS.

La famosa arqueóloga está basada más que nunca en el videojuego. Esta vez llega de la mano de una joven Alicia Vikander y aunque hay algunos tropiezos puede que la nueva Lara Croft sea capaz de dar vida a una nueva saga con sello femenino.

Lo bueno y lo malo de la nueva Tomb Raider

Ya ha pasado una semana del estreno de la nueva Tomb Raider y esta vez, en la piel de la arqueóloga Lara Croft hemos visto a Alicia Vikander que interpreta a una versión más joven del personaje con una historia completamente diferente.

Esta historia se apega mucho más al videojuego, la ganadora del Oscar es una de las mejores partes del film y quizás, esta saga sea el comienzo de algo mejor:

Lo bueno

> Sin duda, Alicia Vikander es lo mejor del film. Resulta ser elegante, atrevida, suspicaz y muy apegada al videojuego. La joven actriz tiene mucho talento y hace que nos creamos todas las escenas, desde las más tristes hasta las más divertidas. La actriz no decepciona como la nueva Lara Croft porque realmente no se parece en nada en Angelina Jolie, más allá de las apariencias físicas, la actriz crea una versión que le pertenece y que hace que nos creamos.

> Las aventuras de esta heroína nos regresa un buen trago de arqueología y acción, algo que no teníamos desde La momia, Jurassic Park o Indiana Jones. Esta película nos trae buenos recuerdos y demuestra que aunque estemos en años cada vez más avanzados, esas películas que recuerdan algunas cosas antiguas no están de más.

> Es una buena adaptación del videojuego. Si hay algo que tanto la crítica como los fans agradecen, es que cuando adaptan algo, esperamos que sea lo más parecido posible. La cinta es un verdadero homenaje al juego del 2013 y por eso nos ha gustado bastante. Si no sabes de qué trata el videojuego, entonces te contamos que en esa versión nos muestran a una Lara inexperta que va aprendiendo poco a poco quién es y qué quiere hacer con su vida.

 

Lo malo

> Los flashbacks son excesivos y resultan de la necesidad del director de mostrarnos el pasado del padre y de asegurarse de que comprendamos cómo Lara llegó hasta allí. Pero lo hacen una y otra vez, y eso solo logra ralentizar la historia.

> A veces sucede que abusan de los efectos especiales, y otras veces pasa que no los usan lo suficiente. En esta ocasión es lo segundo lo que ocurre ya que a la historia parece faltarle un poco más de CGI. Quizás, de haber una secuela, decidan invertir más.

> Un último detalle que quizás no ha sido el mejor, es que algunas tomas son demasiado exageradas y buscan darnos a entender cosas que son más que obvias. Otras tomas deberían ser más exageradas y lo cierto es que no llegan a serlo. @mundiario

Lo bueno y lo malo de la nueva Tomb Raider
Comentarios