Buscar

MUNDIARIO

Los Bridgerton: diferencias entre la serie y las novelas de Julia Quinn

Se ha convertido en una de las series más vistas de Netflix con apenas un mes de estreno, pero como toda ficción se toma sus licencias para dejar algunas escenas polémicas.
Los Bridgerton: diferencias entre la serie y las novelas de Julia Quinn
Los Bridgerton. Netflix.
Los Bridgerton. / Netflix

Los Bridgerton se ha convertido en una de las series más vistas de Netflix, tanto así, que ya han dado el visto bueno para una segunda temporada. La serie de época a lo Gossip Girl es un entretenimiento banal que millones en el mundo se entretienen viendo gracias a las licencias que se han tomado para volver un poco más picante la historia adaptada de las novelas de Julia Quinn.

Presentamos algunas diferencias entre los libros y la serie, así que cuidado, porque dejaremos algunos spoilers en el camino:

> Nada de personajes de color: al ser una historia de época, es normal que su autora no se haya imaginado a los personajes de color. Esto cambia en la serie, donde incluso la reina es una persona de color.

> Y hablando de la reina...: es uno de los personajes más divertidos por su actitud tan altiva, pero lo cierto es que la reina Carlota no existe en las novelas.

> La investigación de Eloise: quizás para darle más peso a este personaje, en la serie vemos a la hermana menor de Dafne empeñada en descubrir quién es Lady Whistledown.

> El famoso acuerdo entre Daphne y Simon: el duque y Lady Bridgerton llegaron a un acuerdo para coquetear hasta que ella encuentre a la pareja perfecta, algo que el hermano de ella y mejor amigo de él sabía desde el principio e incluso con algunas condiciones pero en la literatura. En el libro, Anthony desconoce por completo este acuerdo.

> Daphne y su gran descubrimiento: quizás uno de los aspectos más cómicos de la serie es el desconocimiento al que se enfrentaban las jóvenes en aquellos años sobre cuestiones sexuales. El mejor ejemplo es Dafne, que en la serie descubre cómo quedarse embarazada gracias a una de sus criadas, mientras que en el libro ella misma conecta los puntos al escuchar una conversación sobre la necesidad de una semilla para poder tener un bebé.

> Boxeo: en los libros no existe esta trama que solo tiene que ver con el duque y que en la serie nos dejan ver sus definidos músculos.

> Marina: en la serie Marina es un personaje de peso al ser quién provoca a Penelope y claro está, por su embarazado. Pero en los libros apenas es mencionada.

> Quién es Lady Whistledown: en los libros hasta la cuarta entrega para saber que Penelope es la 'chismosa' de sociedad, pero en la serie nos lo revelan al final. @mundiario