Bohemian Rhapsody no está gustando a los críticos y puede llegar a decepcionarnos

Bohemian Rhapsody. Productora.
Bohemian Rhapsody. / Productora.

La cinta basada en el mítico líder de la banda Queen, Freddie Mercury, parece que no es tan especial como creímos que sería, y puede que se convierta en uno de los grandes fracasos del año.

Bohemian Rhapsody no está gustando a los críticos y puede llegar a decepcionarnos

Desde hace meses venimos siguiendo el avance del biopic basado en la vida del famoso líder de la banda británica Queen, Freddie Mercury, Bohemian Rhapsody. Los tráilers y las imágenes nos venían emocionando gracias, principalmente, a la transformación de Rami Malek que literalmente se convirtió en el cantante. Aunque la elección de Malek como Mercury venía siendo muy aplaudida por su enorme parecido, parece que el film no se termina enfocando en aspectos fundamentales de la vida del músico, y termina cayendo en dramas no muy claros sobre su vida que solo buscaban darle un toque más ‘picante’ a la cinta.

Desde que iniciara el film, este ha estado rodeado de un sinnúmero de polémicas. Antes de la llegada de Malek como protagonista, Sacha Baron Cohen había estado involucrado en el proyecto, pero terminó abandonándolo por “diferencias creativas”. Luego sonaron los nombres de Daniel Radcliffe, Dominic Cooper y Ben Whishaw.

Luego surgieron supuestas disputas entre Malek y Bryan Singer, que finalmente fue despedido por lo que Fox denominó como “comportamientos no profesionales” y le sustituyó Dexter Fletcher, quien había estado involucrado en el proyecto desde el principio pero lo había abandonado por diferencias creativas… tras tantos tropiezos, la película finalmente ha sido presentada y los críticos ciertamente no están contentos.

Desde US Weekly afirman que se trata de una cinta con momentos brillantes: “Francamente, si no está aclamando junto a la multitud mientras Mercury presenta una versión satisfactoria de We Are The Champions, debería visitar a un médico para que le chequee el pulso”. Mientras que desde Digital Spy argumentan que es una “película dirigida, sin vergüenza, a los fanáticos de Queen”, pero si se busca profundidad, esta no es la cinta: “cualquiera que busque algo de profundidad y conocimiento de la banda, y especialmente el propio Mercury, tendrá que buscar en otra parte”.

En The Guardian tampoco son amables: “una película más audaz podría haber explorado la relación entre el hedonismo de Mercury, su sexualidad mayormente cerrada y sus personajes dentro y fuera del escenario de una manera más matizada”. Y en Uproxx la destrozan sin remordimientos asegurando que es “una piscina sucia y una de estas dos cosas es cierta: o los miembros de Queen todavía están resentidos por el hecho de que gran parte de su legado gira alrededor de Freddie Mercury o están tan sordos cinematográficamente hablando que han hecho, sin querer, la película que estaban intentando hacer”.

The Hollywood Reporter también reseña la falta de profundidad: “El biopic antepone la experiencia sensorial a la exposición”. Y Variety asegura que el problema no es el protagonista, es la historia: “Con una interpretación como la de Rami Malek. ¿Por qué Bohemian Rhapsody no es una película mejor?”.

Indiewire no es mucho más amable: “134 minutos después de que se apagan las luces, los miembros de Queen parecen cuatro tipos que han sido procesados a través de la maquinaria oxidada de una película biográfica de Hollywood”. Algo con lo que concuerdan en Den Of Geek, donde también alaban la actuación del actor, pero desprecian la historia: “Aunque la interpretación de Mercury de Malek se comentará durante años, la película en la que está atrapado es como una edición radiofónica de tres minutos con la que el cantante no se hubiera conformado”.

Culminamos con la crítica de Playlist, desde donde aseguran que “a pesar de sus intenciones de acercarse a Mercury, Bohemian Rhapsody es tan íntimo como un concierto en un estadio con todas las entradas agotadas, pero sin el poder que lo acompaña”.

¿Qué sacamos de estas críticas? Que si bien la interpretación de Malik no es mala y hace lo que puede para sostener la película, la historia y la dirección no logran hacer brillar el film basado en uno de los personajes históricos más interesantes de los últimos tiempos. El largometraje llegará a las salas españolas el próximo 31 de octubre. @mundiario

Bohemian Rhapsody no está gustando a los críticos y puede llegar a decepcionarnos
Comentarios