Una Biblia gigante: la Biblia de Waynai

Cuatro Evangelios de León
Cuatro Evangelios de León. / RR SS.

La Biblia Waynai es una copia de la Biblia del Rey Jacobo, abierta media 1,10 metros de alto y 2,5 metro de ancho. El lomo tenia 86 cms de grosor, constaba de 8.048 páginas y pesaba 496 kilos.

Una Biblia gigante: la Biblia de Waynai

Louis Waynai, en la ciudad de los Ángeles (California), realizó esta copia de la Biblia del Rey Jacobo, tardó 8.700 horas, valiéndose con un sello de goma. Fue donada en 1956 a la ACU Library, Abilene Christian College, donde ha estado expuesta en la biblioteca. Le fue donada por la Iglesia Rosen Height de Cristo en Fort Worth, que la compró en 1947. Tuvo un coste de diez mil dólares y se considera que aunque es solo de un ejemplar es la Biblia más grande impresa del mundo.

La Biblia como literatura

Tenemos que disponer de una mente y conciencia más abierta. La Biblia como libro religioso y sagrado, debe ser leído con una perspectiva teológica, pero también con una visión literaria, e incluso photofilosófica, un libro que ha creado y criado en sí misma, una cultura, o si se quiere varias culturas o macroculturas.

Por lo cual, la Biblia, se cae en el error de parte de la población que no es creyente, sea atea, agnóstica, escéptica, creyente en otras religiones no judías o no cristianas: dejan de leer, pensar o reflexionar sobre uno de los libros más importantes de la humanidad. Igual que usted europeo que no está dentro de la cultura védica o budista, puede leer, como literatura o filosofía el Mahabharata o el Ramayana o el Tripitaka y otros libros sagrados del mundo. En el caso de la Biblia debería suceder lo mismo, por lo tanto hay que tener, diríamos, otra proyección sobre la Biblia, que está llena de historias, relatos, aforismos, poemas y otros géneros literarios y religiosos, por tanto, se pierde una gran riqueza de comprensión y entendimiento del ser humano, si personas que leen multitud de otros libros no leen éste aunque sea con una “perspectiva secular y no religiosa o no espiritual”.

Biblias de mayor tamaño

Entre las Biblias más grandes del mundo en tamaño estarían las siguientes: El Codex Amiatinus del siglo VIII; la Biblia de Ávila, obra manuscrita del siglo XII; el Codex Gigas o Libro Grande del siglo XIII; la Biblia Gigante de Maguncia es manuscrita de 1452-1453; la Biblia Macklin de 1800; la Biblia Waynai de 1930; el Apocalipsis de San Juan de la década de 1960; la Biblia de Wiedmann entre 1984-2000; la Biblia de Diether Gerschler. La Biblia de Graceland, The Saint John´s Bible se encuentra en la Abadía de San Juan de Collegeville, Minnesota. La Biblia manuscrita de la Familia Varghese; la Biblia manuscrita de Sunil Joseph.

También la Biblia de Rejin Valson de Kerala; the Bible Pepper; la Biblia manuscrita de Burjassot; la Biblia del Monasterio de Silos o Códice de la Biblia de Cecilia o Códice Biblia BCH o Códice-Biblia Cecilia-Hilario, que consta de 1.111 hojas, pintadas por los dos lados. Un Nuevo Testamento o Códice del Nuevo Testamento de Victorina (NTVic) con más de quinientas hojas, pintadas por los lados. Los Cuatro Evangelios de Toledo (CET) en 437 hojas de cartulina de 65 por cincuenta centímetros. El Nuevo Testamento de Almagro (NTAl), 585 hojas de cartulina, pintadas por los dos lados. La Biblia de Ciudad Real (BCR) dividida en siete partes, en total 836 hojas del Nuevo Testamento, cartulina, pintadas por los dos lados.

Me pregunto, igual que existe un Banco de Imágenes del Quijote dónde se han ido catalogando todas las imágenes del libro de todas las ediciones hasta principios del siglo veinte. Existiendo varios museos sobre la Biblia en el mundo, uno estando en Washington que se considera el mayor museo sobre la Biblia del mundo. ¿No se podría empezar a realizar un Banco Mundial de Imágenes de y sobre la Biblia, tanto sea de pinturas, dibujos, grabados en sí, y de dibujos y grabados e imágenes de ediciones de la Biblia?

Hecho en falta que una Biblia como la que comentamos, una Biblia impresa, aunque sea de una sola copia, no tenga en Wikipedia una página abierta, con datos y conceptos e imágenes, y, también hecho en falta algunas grabaciones en video, sea en YouTube y también una Web oficial de esta Biblia, que podría írsele añadiendo constantemente datos y actuaciones y documentos. Hecho en falta que el mundo anglosajón y evangélico y luterano -que tanta importancia y valor dan a la Biblia- no dispongan de estos elementos mínimos que pueden ser la base para otros documentos, informaciones, exposiciones, estudios, difusión…

Y, como decían los viejos griegos helenísticos, no sirve ninguna filosofía que no cure ningún mal. Me pregunto, si “virtualmente, no se podría realizar una exposición permanente, de todas las Biblias de mayor tamaño del mundo”, si no en todas sus hojas o páginas, al menos, en algunas. @mundiario 

Una Biblia gigante: la Biblia de Waynai
Comentarios