El bailarín de danza árabe masculino que lucha contra los estereotipos

Alexandre Paulikevitch. / Google Plus
Alexandre Paulikevitch. / Google Plus

La danza del vientre a menudo se ve como orientalista, erótica e innegablemente femenina, pero un intérprete libanés la usa para luchar por la fluidez de género.

El bailarín de danza árabe masculino que lucha contra los estereotipos

En Oriente Medio, la palabra danza del vientre nunca se usa para esta forma de danza lánguida; en cambio, se usa “Baladi” - mejor traducido del árabe como “Folk” - y se originó en Egipto, aunque existen varias variaciones en todo el mundo árabe.

En los años 40 y 50, el cine egipcio estaba lleno de curvilíneas bailarinas Baladi que eran respetadas como las Marilyn Monroe y Sophia Loren del cine de Oriente Medio, pero a medida que la edad de oro del cine egipcio se desvaneció y el conservadurismo religioso aumentó en la sociedad, Baladi fue marginada y se asoció unidimensionalmente con la excitación masculina.

Alexandre Paulikevitch, es uno de los pocos bailadores masculinos de Baladi en Medio Oriente. Aprendió a bailar viendo las películas en blanco y negro de Egipto y ahora se presenta como solista, desafiando a su público a pensar diferente sobre Baladi, no solo como una danza poscolonial que está lejos de la danza del vientre o el danse orientale, sino como un baile que hombres y mujeres por igual pueden realizar. Aunque Beirut es una de las ciudades más abiertas de la región hacia el movimiento LGBT, Alexandre ha tenido que luchar para ser respetado como un actor gay que expresa libremente su lado femenino.  @mundiario 

El bailarín de danza árabe masculino que lucha contra los estereotipos
Comentarios