Antonio Fernández: "La fotografía de la naturaleza es mi vida"

Antonio Fernández Gómez, fotógrafo español /  Rosa Calvarro
Antonio Fernández Gómez, fotógrafo español / Rosa Calvarro

MUNDIARIO entrevista al artista español del lente que ha ganado el Quinto Premio en la reciente edición del concurso World Landscape Photographer 2021 con una imagen de un bosque finlandés.

Antonio Fernández: "La fotografía de la naturaleza es mi vida"

Es un privilegio para MUNDIARIO y sus lectores, conversar con Antonio Fernández Gómez (Plasencia, 1968) , un fotógrafo de pura cepa, autodidacta, cuya obra nos subyuga al captar fragmentos de la naturaleza, con una visión intimista del paisaje, que bordea el surrealismo y el abstraccionismo, en un planteamiento artístico original y creativo, coronado con varios reconocimientos a nivel nacional y extranjero. Amante primero de la pintura, y luego de la imagen fija, Antonio, con la pasión que lo guía, ratifica que: “Quiero conseguir instantes especiales que la naturaleza nos ofrece efímeramente. Esa es mi necesidad para vivir”.

- ¿Por qué te gusta tomar fotos? ¿Cómo fue en aumento tu interés por esta afición?

- “Siempre intento encontrar un punto de vista particular e intimo a la naturaleza. Mi pasión por la fotografía fue aumentando en tanto crecía mi interés por conocer diferentes paisajes naturales en mis viajes. Comencé intentando hacer acuarelas durante mis viajes y finalmente  me fue atrayendo el hecho de plasmar esas luces a través de la fotografía”.

-¿Cuál es el tipo de fotografía que te gusta captar?

- “Sobre todo me gusta capturar momentos o visiones íntimas en entornos naturales.   Quizás mi interés por este tipo de fotografía, se debe a mi intención de unir mi amor por la naturaleza y el  arte; si a todo ello le uno el hecho de la parte deportiva que puede tener este tipo de actividad, en cuanto a caminatas, rutas, etc; la fotografía de naturaleza es para mi una bonita fusión de casi todos mis intereses personales”.

- ¿Cuál fue tu primera cámara y cuál tienes ahora? ¿Cuál empleas ahora normalmente y qué lentes?

- “Cuando tenía 18 años me compré mi primera cámara, era una Minolta; entonces de sistema analógico por supuesto, y ahora la cámara que más va conmigo en este último año es la Nikon Z7, se trata de una cámara de sistema digital, ligera y que da una extraordinaria calidad”.

“No me suelen atraer las lentes de gran angular, no me terminan de gustar los resultados.  Normalmente utilizo objetivos medios como un 24-70 mm y, sobre todo, teleobjetivos como el 70-200 mm.  También suelo llevar algún objetivo macro de focal fija”.

- ¿Cómo describes la clase de belleza que hay en tus fotos?

- “Obviamente mi interés está en extraer una circunstancia bella de la naturaleza; además en mis imágenes pretendo mostrar mi visión intima y particular de momentos del paisaje, busco el misterio en ellas, con la intención de que el espectador se llegue a preguntar qué está sucediendo en ese momento e incluso intentar crear en él su propia historia y su propia visión de todo ello.  En definitivas, compartir esos instantes memorables en los que la naturaleza nos invita a ser meros espectadores de la belleza y el dramatismo que se perfilan ante nuestros ojos". (https://www.antoniofernandezphoto.com/)

World Landscape Phtographer 2021, Bosque finlandés - © Antonio Fernández Gómez

World Landscape Photographer 2021, Bosque finlandés, Quinto Premio  / © Antonio Fernández Gómez

- En la reciente  edición del concurso World Landscape Phtographer 2021, donde han participado 6,512 fotos de 1,400 fotógrafos, una imagen tuya tomada en un bosque Finlandia ocupó el quinto premio. ¿Qué me puedes decir de ella?

“Fuimos a captar imágenes del otoño finlandés, que en esta zona del sur de Laponia, transcurre en la segunda quincena de septiembre.  En el momento de la cena, nos dimos cuenta que no paraba de nevar en el exterior; a la mañana siguiente fuimos a un pequeño valle ya conocido de días anteriores, ascendimos durante una hora por la nieve y al llegar a la parte alta de la montaña, frente a nosotros, la otra ladera del valle era un inmenso lienzo de ocres, amarillos, verdes y anaranjados.   Quedamos boquiabiertos y posiblemente pasamos tres horas fotografiando diferentes composiciones de ese espectáculo que la naturaleza nos había regalado".

“Recuerdo el enorme silencio de este mágico lugar, donde, de vez en cuando enormes bandadas de aves migratorias se hacían notar en su inicios de su viaje hasta el sur de Europa o Africa”.

“Utilicé un trípode, un teleobjetivo para extraer diferentes detalles del paisaje y mi cámara de entones era la Nikon D810.  En esta imagen la velocidad fue de 1/30 de segundo con un diafragma f/16”

- ¿Puedes referirte a otras fotos tuyas premiadas?

“Mi fotografía “Bosque en un árbol” fue premiada en el prestigioso Concurso de Fotografía de Naturaleza (2018), que organiza el Museo de Historia Natural de Londres. Esa imagen muestra la porción de una rama donde crecen helechos epifitos en el bosque de Fanal de la isla portuguesa de Madeira”.

Wildlife Photographer of the Year, 2018, Bosque en un árbol - © Antonio Fernández Gómez

Wildlife Photographer of the Year, 2018, Bosque en un árbol /  © Antonio Fernández Gómez

- “Mi foto “Danza de la primavera” fue reconocida en el  Concurso  italiano Asferico Nature Phtography 2017.  En esta imagen muestro un bosque del norte de Extremadura, en los primeros días de la primavera, cuando el agua de lluvia ha conseguido en los musgos crezcan por todas sus ramas; era un día muy ventoso y una larga exposición provocó la sensación etérea de la vegetación inferior”.

Asferico Nature Phtography 2017, Danza de la primavera / © Antonio Fernández Gómez

Asferico Nature Phtography 2017, Danza de la primavera / © Antonio Fernández Gómez

- Fotográficamente hablando, ¿cuál es la imagen que te ha resultado más difícil captar?

-“Hace pocos años, en un viaje al noroeste de Groenlandia, logré una fotografía en la que más que su dificultad técnica,  tenía la dificultad física, por el hecho de que esa imagen solo la podría conseguir en ese lugar y en ese momento, ya que quizás era muy difcil volver a ese sitio tan espectacular”.

“Estaba en una playa de arena negra de la Bahia de Baffin, frente a mí un grupo de icebergs varados procedentes del glaciar de Ilulisat, me ofrecían una espectacular imagen de colores blancos y azules extraordinarios. Llegué con antelación a la puesta de sol, coloque mi trípode y mi cámara frente a los icebergs y comenzó el espectáculo del atardecer.  Frente a mi,  el enorme cielo limpio fue cambiando de un intenso anaranjado a un purpura de gran belleza para acabar en un maravilloso azul”.

“Como primer elemento de interés de todo ello, estaban los enormes icebergs que también iban cambiando sus tonos a medida que el sol desparecía. En esos momentos realicé exposiciones de un par de minutos con la intención de marcar la quietud del paisaje".

"A la vez pensé que, debido al calentamiento global del planeta, futuras generaciones no puedan ser testigos de ese espectáculo natural que yo tuve la oportunidad de vivir”.

Groenlandia, Donde mueren los icebergs -©  Antonio Fernández Gómez

Groenlandia, Donde mueren los icebergs / ©  Antonio Fernández Gómez

-.¿Qué virtudes son necesarias para ser un buen fotógrafo de naturaleza?

- "Lo primero es  que hay que amarla en toda su amplitud y asumir todos los impedimentos climatológicos que ella nos puede poner para conseguir una buena fotografía".

"Y a la vez en un fotógrafo de naturaleza debe haber mucho trabajo, entusiasmo, paciencia, ganas de aprender, capacidad de aceptar las críticas y luchar contra el peor enemigo que podemos tener que es la pereza".

- ¿Existe un secreto para lograr la imagen perfecta?

- “Pienso que si existiera la imagen perfecta, ella sería provocada por la unión momentánea de muchos factores climatológicos naturales, sobre todo de luces muy especiales junto a otros elementos de gran belleza”.

“Quizás no exista la imagen perfecta pero no nos cansamos de buscarla…” @mundiario

Antonio Fernández: "La fotografía de la naturaleza es mi vida"
Comentarios