America’s Got Talent: pase de oro al “orgulloso andar de las leonas”

Las Mayyas reciben el pase de oro de Sofía Vergara en AGT. / NBC
Las Mayyas reciben el pase de oro de Sofía Vergara en AGT. / NBC

Un grupo de bailarinas libanesas que visibilizan la igualdad de las mujeres en Oriente Próximo consigue hacerse con el botón dorado de Sofía Vergara.

America’s Got Talent: pase de oro al “orgulloso andar de las leonas”

America’s Got Talent está de vuelta, el cuarto episodio de este reality de competencia trae actos originales e inesperados, que obligaron a los jueces a replantearse si realmente todo está probado o si la originalidad y el talento apenas son un recurso que se está explotando: cubos rubik, perros contando historias, poledancing o magia como nunca antes vista.

Después de que la semana pasada el productor británico Simon Cowell fuera víctima de una broma pesada de una de sus excompañeras, la actriz colombiana Sofía Vergara, la supermodelo alemana Heidi Klum y el comediante canadiense Howie Mandel, regresan a sus sillas para descubrir a los mejores talentos de EE UU.

Esta temporada está especialmente cargada de talento extranjero, y no es para menos, los concursantes vienen de todas partes del mundo para vivir el sueño americano y demostrar que talento hay en el globo. Húngaros, libanesas, australianos o alemanes son un poco de este mix de nacionalidades que tienen la oportunidad de presentarse en “el escenario más grande del mundo”.

Aquí te presentamos un resumen de lo más relevante del más reciente episodio de la temporada 17 de AGT:

Ethan Jan

Si hablamos de actos inesperados, Ethan Jan sin duda llega a la mente. El joven californiano de 17 años responde a los jueces, nervioso a más no poder, que su acto consiste en resolver los desesperantes cubos de rubik, un acto que resulta difícil de imaginar al menos al principio; eso es algo que Howie se encarga de resaltar: “lo haces sonar más interesante de lo que realmente es”, le ha dicho.

Pero una vez que Ethan empieza su número las mandíbulas de los jueces caen al suelo. Este adolescente resuelve los cubos con una velocidad impresionante, con una sola mano, sin ver, de espaldas, haciendo malabares con otros cubos en la mano derecha y, finalmente, haciendo todo eso andando en un monociclo.

Los jueces no lo pueden creer, Howie le pregunta “¿qué eres?” y Simon le contesta “es un genio, eso es lo que es”. Heidi se ocupa de hacer una atrevida afirmación “no creo que sea un humano, es un robot, miren cómo movía los ojos”, asegura la alemana.

Kristen Cruz

Kristen estaba tratando de conseguir un empleo en un almacén, cuando se dio cuenta de que, si le gusta cantar, debía ir a por ello. Una joven de 19 años, de Crowley, Texas, viene a demostrar que no se necesita cumplir con “los estándares de la industria” para ser exitoso. Simon, en una línea similar, le responde que “no creo que la industria sepa cuáles son sus estándares”.  

Su adorable personalidad no se compara en nada a la voz que sale de su boca. Un timbre rasposo, poderoso y potente se abre paso entre la multitud. Simon cree que su elección de la canción fue clave para su éxito, I See Red de Everybody Loves an Outlaw mezcla el country, el rock & roll, el blues y el soul, se podría decir que un perfecto canal para transmitir su ambición para lograr sus sueños.

A Simon le fascinó, considera que es una artista “experimentada”. “Quedé impresionado,” dijo Cowell, “porque tenemos muchos cantantes exageradamente confiados que salen aquí, y son terribles. Y vienes tú. No eres alguien que va comenzando. Tu rango, tu timbre, tienes un muy buen gusto por cierto”, explicó el productor que descubrió a Kelly Clarkson en American Idol hace 20 años.

Kristy Sellars y Lace Larrabee

La madre australiana de tres, Kristy Sellars, cerró la boca de Simon, que cuestionó antes de tiempo su acto por considerar un “sin sentido” al poledancing. Lo que no sabía es que Kristy contaba con sus acrobacias, la actuación y la realidad virtual para contar una fantasiosa historia interactiva con un poste y la gran pantalla a sus espaldas.

Lace Larrabee tiene un pasado en los concursos de belleza, pero su verdadero talento es la comedia. Con su picante humor consiguió hacerse con las risas del público antes de siquiera iniciar si número. El momento más inolvidable fue cuando la participante bromea acerca de sus padres, a Sofía se le olvidó que estaban en pleno acto y le pregunta si ellos siguen juntos.

Ante la interrupción Lace se muestra imperturbable, improvisando magistralmente otros chistes e interactuando con la jueza, algo que dejó anonadado al cómico canadiense. Simon incluso lo admitió: “es de las mejores que hemos tenido”.

The Glamour Aussies

Christine Elizabeth Berczes y su pastora australiana Meredith, una perra extremadamente inteligente con la que conforma el dueto The Glamour Aussies, volaron desde Hungría hasta California para cumplir su sueño. Ambas bailan al ritmo de Somewhere Only We Know, la versión de Sons of Serendips.  Meredith ha sorprendido al público al bailar en perfecta sincronización con la música, y por transmitir tantas emociones alrededor de su humana.

“Hemos tenido muchos actos de perros, pero el tuyo fue en realidad una historia. Es tan diferente, y ella estuvo sonriendo todo el tiempo. Me deja deseando más” resume Heidi. Para Howie el acto fue como un número de ballet “¿Sabes cómo el ballet cuenta una historia? Fue hermoso, exudaba emociones. Nunca he visto este acto realizado tan maravillosamente”, concluyó Howie.

Jannick Holtse y Kieran Rhodes

No, no es Yannick de MasterChef 10, pero también es talentoso. Este joven alemán es uno de los mayores fanáticos de Heidi Klum, y lo demuestra interpretando una coreografía con su más reciente sencillo de fondo. Este joven de 19 años balancea la vida laboral y académica de perfecta manera, es un maestro de baile y estudiante de matemáticas. Pero esa no fue la única combinación que sorprendió en toda la noche.

Jannick sorprende al mezclar el baile con la magia, un acto único en el que poco a poco va desvelando en el escenario a su siguiente pareja de baile. Más de tres personas salen de la nada y acompañan al alemán en su rutina.

Kieran Rhodes, por su parte, es un joven promesa de la música, todo un prodigio que por su cuenta consiguió aprender canto, a tocar el piano y a componer sus propias canciones. Este autodidacta logró entrar a la prestigiosa universidad de música de Berklee en EE UU, por lo que no es moco de pavo.

Inició tocando una versión de She’s Got a Way de su ídolo, Billy Joel, pero durante los primeros versos Simon le detiene de repente. Cowell le pidió que interpretara una original, aunque estemos acostumbrados a lo exigente que es Simon, quiso darle una oportunidad de hacer brillar sus tres talentos. Cuando entonó Disengage, se hizo con el cariño y admiración del público y los jueces, que le catalogaron como “una estrella en ascenso”.

Las Mayyas

La noche la cerraron las Mayyas, un grupo de bailarinas libanesas que luchan contra el machismo en su país natal. “El Líbano es un país hermoso, pero vivimos un tormento diario,” comparte una de las participantes. “Desafortunadamente, ser una bailarina árabe no es algo completamente apoyado, todavía”, dice una compañera entre lágrimas.

Nadim es el coreógrafo que unió a todo el grupo y que, inspirado por la lucha por los derechos de las mujeres en Oriente Próximo y porque los sueños “se cumplen en AGT” decidió llevarlas a audicionar y deslumbrar al público. En árabe Mayya significa, según explican las concursantes, “el andar orgulloso de una leona”, un nombre con el que quieren demostrar “lo que las mujeres árabes podemos hacer”.

El acto se convierte en un baile hipnótico, como bien adelantó una de las participantes. Se mueven en perfecta sincronía, recreando ilusiones visuales, movimientos asombrosos con sus brazos y figuras deslumbrantes. El auditorio ha quedado en shock.

Al terminar, Simon reconoce que probablemente las Mayyas sean “el mejor acto de baile que hayamos tenido”, mientras que Sofía Vergara se convierte en la protagonista de la noche, al decir que “estaría honrada de poder empoderarlas más en este viaje, porque lo merecen”, para después presionar el pase de oro que se lleva a las Mayyas a las galas en directo. @mundiario

America’s Got Talent: pase de oro al “orgulloso andar de las leonas”
Comentarios