America’s Got Talent: Dancing Queen de ABBA como nunca la has escuchado antes

Debbii Dawson en America's Got Talent. / NBC
Debbii Dawson en America's Got Talent. / NBC

Una participante cambia completamente una de las canciones más legendarias del mundo, pero no es la única, un “hada musical” inspirada en la princesa Zelda también deslumbra.

America’s Got Talent: Dancing Queen de ABBA como nunca la has escuchado antes

La decimoséptima temporada de America’s Got Talent está de vuelta con una semana más de audiciones. Los jueces se han pasado toda la velada recordando que dos minutos son más que suficientes para cambiar la vida de un concursante, y les han hecho saber a varios que podían ver carreras despegando desde ese escenario hasta su propio show en Las Vegas.

Hay de todo en esta vida, desde magos parisinos histriónicos hasta las hadas del bosque. En AGT se ve y hasta mucho más. Para demostrar este punto está Sethward, el hombre que ha venido ya a cuatro temporadas diferentes intentando fastidiar a los jueces con sus interpretaciones de la naturaleza. La temporada pasada consiguió llegar hasta los cuartos de final, hasta ser eliminado por el público. Para esta ocasión regresa como un gusano gigante dentro de una gran manzana, pero todo termina en desastre.

El panel de jueces está completo, el productor británico Simon Cowell, la actriz colombiana Sofía Vergara, la supermodelo alemana Heidi Klum y el cómico canadiense Howie Mandel regresan para valorar el mejor talento del mundo, bajo la conducción del estadounidense Terry Crews.

En MUNDIARIO nos hemos tomado la oportunidad de hacerte un resumen de lo más importante que ocurrió en la octava semana de audiciones de la temporada 18 de Americas’s Got Talent (AGT):

Freckled Zelda

Generalmente tendemos a pensar que en estos programas se ha visto todo, pero algunos actos nos demuestran que la originalidad está en todos lados. Rachael Wilson es una cantante como muchas esta temporada, ha estado tratando de llegar hasta el escenario de AGT desde hace siete años, y es una joven de 19, pero se presenta bajo el nombre de Freckled Zelda, la versión “pecosa” de la princesa Zelda de la saga de videojuegos homónima de Nintendo.

Wilson llega con una vestimenta que evoca a la mismísima Zelda. Tiene las trenzas, las orejas puntiagudas y hasta el símbolo de la “trifuerza” colgando de su cabello. Pero no es un cosplay, es su propio personaje que se define a sí misma como una “hada musical” que habita en el Freckled Forest (el bosque pecoso) y que toca la ocarina, una excepcional y clara referencia al juego The Legend of Zelda: Ocarina of Time de 1998.

Al principio los jueces y parte del público se quedan a la expectativa, pero cuando Rachael comienza a cantar Colores en el viento de la película Pocahontas, deja asombrados a los presentes. Su voz es potente, emotiva y brinda una presentación teatral encarnando su personaje al mismo tiempo que toca la ocarina. Cuando termina su performance el público entero aplaude de pie, provocando que Rachael tiemble y rompa en llanto, ganándose el corazón de Simon.

“Cuando apareciste pensé: ‘esto de verdad va a ser terrible’...” confesó Cowell, “pero realmente tienes una muy buena voz”, reconoció. Sofía le preguntó a Wilson si en las demás etapas de la competencia usaría su vestuario y si así se sentía a gusto, a lo que la concursante contestó ser “un hada al 100 %” y que “esta soy yo, nunca cambiaré. Hada por el resto de mi vida”. Avanzó con cuatro ‘síes’ y dejó a los jueces pensando en que todavía suelen juzgar libros por su portada después de tantas temporadas de AGT.

Maxence Vire y Don McMillan

Los magos extranjeros están de moda en AGT, y este parisino lo demuestra. Se enamoró de la magia en un cabaret y desde entonces no ha dejado de practicarla. Maxrence Vire viene con una rutina de magia cómica, algo torpe, que hizo que Cowell lo considerara “fastidioso”. Pero conforme avanzaba su acto de predicción, aparición e “imposibilidades” con la tarjeta de crédito de Howie, demostró que todo siempre estuvo calculado.

Otro que realizó su tarea antes de plantarse en el escenario fue Don McMillan, un comediante de 61 años que abandonó su carrera de ingeniero, y rompió con los estereotipos de la edad al hacer su rutina con una pantalla y gráficos estadísticos hechos en PowerPoint. A Simon no le causó gracia, pero solo son necesarios tres votos favorables de los cuatro jueces para avanzar a la siguiente ronda.

RCC Aruba

El caso de esta compañía de actos circenses es de película. En el viaje de Atlanta, Georgia, hasta Los Ángeles, California, se extraviaron sus materiales para su rutina. Casi no conseguían audicionar, de no ser porque improvisaron y pidieron prestado varios suministros a la producción para crear por su cuenta plataformas, aros o palancas. A último minuto, una hora antes de salir a escena, les llamaron del aeropuerto para informar que su equipaje había sido encontrado.

La Rhythm Circus Company de Aruba tiene una larga lista de premios mundiales bajo su ala, y llevan en lo alto el nombre de Aruba, donde están radicados desde hace unos 20 años. Todos sus miembros son colombianos y cubanos, por lo que el sabor caribeño está más que presente para alegría de Sofía, que ya ha visto un par de actos compatriotas esta temporada.

Estos acróbatas se lucieron en escena, montando un show espectacular donde la vista no sabía a quién mirar. Muchos saltos y acrobacias por el aire, atrapadas humanas e incluso pasaron por aros en llamas a ciegas. Simon indició que el acto no fue tan impecable como los legendarios Zucaroh, por ejemplo, pero que eso es lo que hizo la rutina tan especial.

Duo Mico y Trey & Ciara

Max y Caroline forman el Duo Nico, un par de acróbatas aéreos que se lucieron con sus telas en el escenario. Caroline no es desconocida para AGT, su esposo compitió en la temporada 12 y ella fue su asistente entonces. Ahora, con su marido tras bambalinas operando los cables, esta mujer ha venido a demostrar que también es excepcional como para presentarse y lanzarse desde una impresionante altura al vacío.

Otra pareja de la noche son Trey y Ciara, dos adolescentes que son mejores amigos y compañeros de baile. Al ritmo de Heaven de Calum Scott, ambos se movieron grácilmente sobre la tarima en una rutina que tenía por objetivo demostrar su vulnerabilidad, pero que estarían para siempre junto al otro para atraparse mutuamente, como ocurrió cuando recientemente falleció el padre de Ciara y Trey estuvo allí para ella.

Ava Swiss

Al comienzo de esta presentación se mostró en pantalla un mensaje que recordó que esta audición fue grabada antes de la reciente ola de tiroteos en EE UU, como las tragedias de Uvalde, Highland Park o en Greenwood. Precisamente la siguiente concursante, Ava Swiss, es una de las sobrevivientes del atentado en una escuela en Oxford, Míchigan, junto a su hermano, donde cuatro estudiantes fallecieron y siete otros alumnos, además de su profesora, resultaron heridos.

Ambos salieron ilesos del ataque, pero como víctimas del atentado desarrollaron traumas con los que lidian todavía. Para Ava la música ha sido su terapia, y lo ha comunicado con los jueces. Para su performance decidió cantar Remember de Lauren Daigle.

Ava deja alucinando a todos los presentes. Tiene un rango bastante impresionante, entrega notas graves con tanta emoción y de manera tan sólida que sorprende la fuerza con la que ataca las más altas como si no le costara nada. Su voz de cabeza es dulce y delicada, por cierto. Una presentación muy emotiva que dejó a Simon deseando ver más de Ava.

Debbii Dawson

Finalmente tenemos a Debbii Dawson, una cantautora que vino con guitarra en mano a sorprender a los jueces. Sus padres no están presentes, Simon lo remarcó varias veces. Pero eso no impedirá que Debbii demuestre su talento. Para ella la música no es un pasatiempo, es su “legado”.

Su padre emigró de la India y la música corre por sus venas. El abuelo de esta concursante aprendió a tocar el piano dibujando un teclado en el concreto, y de esa manera enseñó a su hijo, el padre de Debbii, quien aprendió la misma técnica y se la enseño a su hija. Junto a su madre, ambos están apoyándola en Minnesota.

La sorpresa de la noche fue esta joven, que decidió interpretar la siempre legendaria Dancing Queen de ABBA en una versión muy dulce, suave y acústica, que contó con su guitarra y su hermosa voz, aguda y con un sonido country que recuerda a Dolly Parton.

Debbi le dio un giro a la canción llevándola hasta los ritmos folklóricos de su país natal y de EE UU, destacando con una audición que Simon aseguró que “nunca” olvidará. Al final tienen una videollamada con los padres de la chica, que confiesan que no están en el programa porque ella lo pidió así. @mundiario

America’s Got Talent: Dancing Queen de ABBA como nunca la has escuchado antes
Comentarios