Buscar

Altibajos en una nueva película de la saga Star Wars, Los últimos jedi

Aquel que espere ver en Star Wars una película de Bergman que no vaya al cine, porque la nueva cinta de la saga es acción y entretenimiento.

Altibajos en una nueva película de la saga Star Wars, Los últimos jedi
Cartel de Star Wars./ Crónica Global
Cartel de Star Wars./ Crónica Global

Firma

Ulises Novo

Ulises Novo

El autor, ULISES NOVO, colabora en MUNDIARIO y es escritor. @mundiario

Vamos a ver si nos aclaramos.

La última peli de Star Wars da lo que da. "Los últimos jedi" es una cinta más que aceptable dentro del Imperio Chewbacca.

La crítica está dividida, pero es que la crítica, además de ser poco objetiva, es un fracaso desde que llegó Amazon a nuestras vidas. Solo hace falta ver la venta de libros en este país para comprobar el poder de influencia y de acierto.

He visto dos veces la película y me considero devoto de la saga. La historia abusa de ñoñez en algunos momentos, pero es Disney, chicos, y eso se nota. Sin embargo, recuerdo que Georg Lukács no rodó "El acorazado Potemkin" ni "Senderos de Gloria". Esto se llama "La Guerra de las galaxias" donde salía un tal Harrison Ford, no Orson Welles ni Joseph Cotten, al lado de un peluche enorme, simpático y con pinta de lavarse una vez al año.

Los críticos se empeñan en buscar en "Los últimos jedi" una cinta como "El Padrino" o "Ciudadano Kane" y, claro, mi padre también quería que yo hubiese sido torero.

La película entretiene y nos muestra un lado un poco más humano de los personajes, pero sin ir mucho más allá. Boyero quiere que los personajes de Star Wars sean como los personajes de "The Wire" y le mueve la nostalgia sin darse cuenta que ya ha visto todas las películas buenas que tenía que ver, al menos en este mundo.

La aparición de Yoda y de un acertado Benicio del Toro levantan la trama que, en algunos momentos, recuerda a Harry Potter por esos momentos telepáticos entre los protagonistas que podían haber sido mejor hilvanados. De nuevo, nos encontramos con guerras de naves, heroicidades sobre las heroicidades, disfraces para entrar en el cohete de los malos, posadas con alienígenas que recuerdan a algunas bodas a las que he acudido este último año y espadas láser.

No hay nada nuevo bajo el sol de Star Wars. Y no creo que la película sea más infantil que sus antecesoras. Quizá "La venganza de los Sith" es la de mayor seriedad dentro del Imperio Chewbacca. Pero quienes mitifican las dirigidas por Geor Lucács parece que no se acuerdan de los ewoks. Vaya una cagada.

En fin, hay que verla y entrar a la sala de proyecciones con mente infantil. Si esperas ver una película como las de Werner Herzog, mejor será que te quedes en casa y te pongas a rezar para que no haya una segunda parte de "La vida es bella" o una nueva temporada de "Friends".