Alfonso Sánchez Martínez y sus 25.000 artículos

Placa de Alfonso Sánchez en su casa de Madrid./. Wikipedia
Placa de Alfonso Sánchez en su casa de Madrid. / Wikipedia.

Las obras completas de un autor literario están entre diez y quince mil páginas, pero nosotros hemos tenido articulistas que han escrito alrededor de veinte mil artículos.

Alfonso Sánchez Martínez y sus 25.000 artículos

En esta sociedad y país que a veces, uno piensa, que está lleno de orgullo y soberbia y otras veces, de complejos de inferioridad. Quizás sea ambas cosas y ambas realidades están interrelacionadas. No valoramos lo suficiente el trabajo de los demás, el trabajo cultural de los demás. Por ejemplo, el columnismo de opinión o personal o literario. En el siglo veinte han pasado por estas costas y mesetas y montañas autores articulistas literarios de un alto nivel, a docenas, pero algunos de ellos han realizado veinte mil columnas o más. Una enorme riqueza, entre otros, a vuela pluma y vuelo de pensamiento: Ruano, Campmany, Umbral, Alcántara, Alfonso Sánchez… Es una enorme riqueza que está dormida. Al final, los artículos periodísticos de opinión es juzgar-sentenciar-dilucidar sobre multitud de temas y cuestiones, grandes y pequeñas, rutinarias y actuales e intemporales…

Análisis

María Ángeles Villa García en su tesis doctoral titulada Alfonso Sánchez, columnista. Análisis retórico del ethos en sus columnas de Informaciones (1954-1980), presentada en la UCAM en el 2021, escribió alrededor de veinticinco mil artículos, de ellos, siete mil con el título Mi Columna en el periódico Informaciones, desde 1954-1980. (¿Yo no quiero rectificar a una experta, pero si hubiese escrito cuatrocientas al año en cincuenta años de actividad, habrían sido veinte mil…?).

Alfonso Sánchez Martínez, Toledo (1911) y Madrid (1981) fue crítico de cine y columnista. Podríamos definir la columna de opinión o personal o literaria, comentario y crónica e interpretación, como un artefacto que los humanos hemos inventado y descubierto para ir comentando sobre multitud de temas. El autor al que comentamos y homenajeamos con casi veinticinco mil artículos, según esta tesis doctoral de esta especialista nos puede parecer un número, pero es una enorme cifra. Alfonso Sánchez no solo comentaba de cine, sino también de aspectos políticos, económicos, costumbres y culturales

Se ha indicado que continuó, como todo el articulismo español, con el costumbrismo en el sentido del análisis y comentarios sobre usos y costumbres de la sociedad. En el sentido de valorar y juzgar para ponderar hechos y datos junto a posibles interpretaciones. En tiempos difíciles para la libertad de expresión, en forma de escritos y escritos periodísticos, la temática del análisis de formas de ser y de estar, de la población y de los distintos estratos sociales, son la manera de cómo el agua a pequeñas gotas se van introduciendo en las rocas y las van abriendo.

Se le achaca a Alfonso Sánchez Martínez (hay que indicar que en la enorme ciudad de Internet, existen otros autores, periodistas y escritores con el nombre de Alfonso Sánchez, pero con distinto segundo apellido, con lo cual, demuestra y muestra la enorme necesidad de en este edificio cultural de incluir cuatro apellidos, para separar. secesionar, dividir y aclarar). Se le achaca a Alfonso Sánchez que realizaba crónicas sobre la alta sociedad cultural, económica y política, y que señalaba los nombres con negritas, cosas, inventos o artilugios que después ha sido copiado, por muchos, pero que hay que darle la originalidad a A.S.M.

No sé si ese invento o descubrimiento de las negritas fue original de él, o también lo tomó del columnismo europeo o norteamericano. Porque la creadores de esta tesis, ella piensa, que el columnismo de opinión en España tiene dos raíces, por una, la que viene del costumbrismo del siglo diecinueve, Larra, Mesoneros Romanos, Alarcón, etc., y, del columnismo norteamericano.

Consecuencias

A veces pienso, sueño, imagino o me pregunto que una de las razones de la crisis del periodismo actual es que aunque todavía existen periódicos en papel o papel/digital. Lo normal es que en todos los bares de este país, en decenas de miles, en todos, existía un periódico o dos en papel. Los tertulianos, cafeteros, vineros y cerveceros –según la hora- sea de la mañana o de la tarde, rara era la persona que no les echaba una mirada. Por lo cual, un periódico o parte de él,  podría ser visitado, leído, manoseado, besado y acariciado, en parte, por docenas de personas. Yo recuerdo de pedir la vez, para realizar esta operación mental y cultural.

Y yo que soy un ser que imagina cosas, me digo, ¿podrían los periódicos de hoy encargar a alguna empresa teleinformática que crease una tablet por la cual solo se podría ver y visitar el periódico propio de su cabecera o marca,  además ofrecerle este sistema a los restaurantes y bares? ¿Y así el ciudadano que quisiese podría leerlo, verlo y repasarlo, el establecimiento pagaría una parte dineraria como antiguamente? ¿podría ser esto una solución para la revitalización del periodismo…?

Pienso que una sociedad tan compleja como la nuestra se está perdiendo una enorme riqueza cultural y de interpretación de los hechos, que estos cambian y no cambian, que podrían aprovecharse más y mejor el articulismo y columnismo del pasado porque podría servirnos para entender y aclarar mejor el presente. No digo todas las columnas, pero quizás, si muchas sea el caso de Alfonso Sánchez Martínez. Paz y bien… @mundiario

Alfonso Sánchez Martínez y sus 25.000 artículos
Comentarios