Buscar
SEMrush

Aforismos XXI de Juan de Portoplano

Quizás de vivir hoy Baltasar Gracíán le agradarían estos adagios, aforismos, fragmentos...

Aforismos XXI de Juan de Portoplano
Retrato de Baltasar Gracián
Retrato de Baltasar Gracián

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

El autor, JESÚS MILLÁN MUÑOZ, escribe en MUNDIARIO. Es licenciado en Filosofía. Funcionario. Es autor de ‘Cuadernos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía’. @mundiario

A uno, hay días qué sentido tiene que continúe rellenando páginas con máximas, aforismos, preguntas, adagios, sentencias, si al final, a nadie le interesará. Encima, algunas personas se ofenden porque algunas ideas no coinciden con sus gustos o ideologías o fines. ¿Para que estos microensayos o microprosas o microfrases si vas a un sitio, y el que regenta dicho lugar, intenta tantas veces engañarte, manipularte? Por otro lado, entras en el océano de Internet, el Gran Chinchorreo además del gran Hermano, y te das cuenta como con las ideas se engaña adrede y manipula a los demás. No que se equivoquen sino que se miente y se engaña. Y te dices, quizás, sea un pequeño deber tuyo, ya que algo sabes de pensamiento y filosofía, no mucho, pero si algo, quizás aclarar algo para el que quiera beber de este jamoncito no ibérico. Quizás a Gracián le agradarían estos fragmentos.

- Siempre he creído que la gran aportación de la izquierda y de la derecha sociopolítica, sería ser consciente, que son dos partes del motor de un mismo vehículo, o dos ruedas de un carro, y que el viaje de la historia, al menos en estos dos siglos últimos, va funcionando y va en paz, cuándo ambas se dan cuenta, que deben situarse en el camino de la tolerancia, y ambas en el camino de colaborar, no en el enfrentamiento. Eso es lo que siempre he creído, y por eso, he pagado un alto precio, los de un lado dicen que soy del otro lado, y los del otro, también. Es decir, siempre o me pillaban unos los dedos, otros el pie, siempre se me han ido cerrando puertas… ¡Y ahora ya en la recta final o pendiente final de mi microhistoria, te das cuenta, que has perdido demasiadas batallas, simplemente, porque nunca has ido en contra ni de unos, ni de otros, en todos has visto cosas buenas y verdaderas, en todos, cosas erróneas y falsas…! ¡Este ha sido uno de mis delitos ante la historia…!

- Sobre una cosa se puede decir de mil maneras, la cuestión es averiguar cual es el enunciado más verdadero y más verdad en la bondad.

- No sabemos bien lo que es el amor, y el amor nos convierte en otras personas, quizás en el futuro se averigüe que se producen cambios neuronales, y eso sea todo.

- Vamos acumulando años, vamos acumulando experiencias y desexperiencias, vamos acumulando amores y desamores. Esa es la síntesis de la historia de casi todos los seres humanos.

- Quién sabe algo del duelo sobre el desamor. Quién sabe las recetas adecuadas.

- Como todo puede ser tan complejo, tan simple y tan complejo, formado de variables conocidas y desconocidas, cada uno hace el arroz con leche como quiere, los huevos fritos como puede. Eso es la vida. Un enorme conglomerado de diversas recetas, sobre todo, cada uno tiene la suya. Pero cual es la más verdadera.

- ¿Qué se diferencia usted de un hombre ateniense clásico, o de Jerusalén de hace veinte siglos, o un cartaginés antes de la caída de la ciudad ante Roma…?

- Intento que un artículo periodístico pueda alcanzar las mismas alturas de belleza y contenido, de sentido y significado, que las grandes obras clásicas. Sé que es mucho intentar, pero si podemos hacer que un conjunto de artículos periodísticos tengan la misma belleza que las grandes obras clásicas y maestras de teatro o novela o poesía o relatos habremos conseguido un nuevo hito en la producción de la interpretación cultural humana.

- Hoy, que nadie tiene tiempo para meditar una obra cultural de cien páginas, tendremos que ofrecer a la humanidad, un producto cultural que en unas mil palabras tenga el mismo contenido esencial. Y así, el ser humano no reduzca su autoconocimiento y heteroconocimiento sobre lo real y la realidad.

- Entiendo las redes sociales de Internet en las que estoy, escribo, como hojas de libros. Igual. Mil aforismos son una especie de libro, mil fragmentos de un blog también…

- No entendemos el dolor, no entendemos el no-dolor. Lo peor es cuándo el dolor te lo has buscado tú, con tus ideas o tu conducta.

- No sé hacia dónde va el ser humano, no sé si dentro de cien o quinientos años, el panorama antropológico humano será otra realidad que no podemos imaginar.

- Estamos en una nueva fase de la revolución industrial, la de 1750, la del carbón y la máquina de vapor; la de 1850, la de la electricidad; la de 1950, la energía nuclear y los ordenadores, la de 2050 posiblemente la Inteligencia Artificial ya eficiente y efectiva. ¿Qué será del ser humano, qué será…?

- Nunca ha consumido el ser humano tanta ficción como ahora, en forma de medios audiovisuales. La cuestión es si el consumo tiene altura de calidad y de conocimiento, o es demasiado mediocre. @mundiario